Escuchar este artículo

Vendedores informales, en la mira de autoridades

Miércoles, 20 de Mayo de 2020
Algunos andan sin tapabocas y no utilizan guantes para agarrar los alimentos, manipulando a la vez el dinero.

Los vendedores ambulantes y estacionarios que laboran en el Centro Histórico de Pamplona, en caso de omitir las recomendaciones y normas de bioseguridad, serán sancionados por las autoridades municipales.

Estas advertencias surgen debido a las quejas de los ciudadanos al ver que el espacio público en las plazas de mercado, la Calle Real, parque Águeda Gallardo y otros sectores de la ciudad, empezaron a congestionarse por la presencia de los informales.

También porque hace algunos días circuló en las redes sociales un vídeo en donde una vendedora para poder introducir los alimentos en una bolsa, la sopla con la boca lo que causó rechazo al considerar que es una de las formas como se podría propagar la COVID-19.

Otros andan sin tapabocas y no utilizan guantes para agarrar los alimentos, manipulando a la vez el dinero. Para corregir todas estas situaciones y garantizar la vida, tanto de los vendedores ambulantes o estacionarios, como de los consumidores personal de la Dirección Local de Salud, Secretaría de Gobierno, Instituto Departamental de Salud e Inspección de Policía empezaron a adelantar controles pedagógicos en las zonas en donde se establecen estas personas.

Vea También: Los Patios crea plan para ayudar a productores

Las acciones consisten según la directora local de salud, Martha Maldonado en indicarles a los comerciantes informales el uso correcto de las medidas de bioseguridad. También añadió que les tomaban la temperatura y aprovechaban la ocasión para practicar el mismo procedimiento con los consumidores y demás transeúntes.

Mientras se efectúan estas acciones por parte del equipo de profesionales de la Dirección Local de Salud, el secretario de Gobierno, Óscar Bernal, manifestó que con funcionarios de la Inspección de Policía y con el acompañamiento de la Policía hacen control al espacio público para que los vendedores estén separados, evitar las aglomeraciones y se les requiere para que acaten las medidas del gobierno nacional y municipal.

De acuerdo con el funcionario, las actividades se seguirán desarrollando en el transcurso de la semana para que la comunidad que labora en el espacio público del centro de Pamplona, entienda la importancia que representa acatar las recomendaciones.

Image
La opinión
La Opinión