Escuchar este artículo

Vendedores informales recibieron 80 horas de capacitación en Pamplona

Domingo, 2 de Julio de 2017
Los participantes del proceso formativo se convertirán en aliados de la fuerza pública.  

Setenta vendedores informales se graduaron como promotores de seguridad y convivencia ciudadana, en el marco del programa de Redes de Apoyo que adelanta el Comando del Primer Distrito a través de la Estación de Policía de Pamplona.

Desde ahora, estas personas se constituyen en nuevos aliados de la fuerza pública y de las autoridades municipales para apoyar desde sus sitios de trabajo o residencias, los programas que busquen generar más seguridad.

El comandante de la Policía de Pamplona, capitán Edwin Celis, dijo que este grupo de vendedores se capacitó durante 80 horas en aspectos relacionados con manejo de información oportuna a los cuadrantes, nuevo Código de Policía, seguridad, turismo, cultura de la legalidad, explotación sexual de menores de edad, trabajo infantil, drogadicción e identificación de personas que puedan generar inseguridad, temor o zozobra entre la comunidad, entre otros aspectos.

El oficial indicó que cada participante recibió un cartón que los acredita como promotor en seguridad ciudadana.

La Inspectora de Policía, Laura Rodríguez Caballero, quien hizo parte de este proceso de capacitación, manifestó que el proceso consistió en ofrecerles las herramientas para que estas personas que trabajan en la informalidad, conocieran sobre los deberes y derechos que tienen al estar laborando en el espacio público.

Igualmente, sobre aspectos puntuales del nuevo Código de Policía (Ley 1801 de 2016), herramienta que entró en funcionamiento y que sancionará con multas a los infractores.

“También los orientamos para que acaten los acuerdos pactados con la administración municipal, en cuanto a los horarios de permanencia en el espacio público y demás aspectos contemplados en el Código de Policía”, indicó.

Los vendedores

El comerciante informal, Gerardo Carvajal Bautista, quien tradicionalmente con la familia vende en las vías del centro de la ciudad postres conocidos como merengón pamplonés, dijo que este tipo de actividades son muy positivas, porque logró aprender cosas nuevas que le van a servir para ayudar a mejorar aspectos relacionados con el buen uso del espacio público.

“Estoy muy contento con las instrucciones que recibimos y que tienen la finalidad de contribuir, entre todos, en hacer de Pamplona una ciudad más tranquila y ordenada”, expresó.

Con 25 años de trabajo en el espacio público, Claudia Patricia Carrero, aseguró que siempre había oído hablar del Código de Policía; pero que desconocía el tema de las sanciones y multas a las personas que no lo acaten, en especial por hacer mal uso de las vías urbanas.

Esta vendedora informal, expresó que es indispensable que desde la Inspección de Policía se generen este tipo de capacitaciones, porque les dan las herramientas para que trabajen de manera más organizada y respetándose entre ellos. 

Los vendedores capacitados hicieron un compromiso para replicar la información.

Image
La opinión
La Opinión