Escuchar este artículo

Alerta por seguridad en el Catatumbo para elecciones

Jueves, 1 de Agosto de 2019
Las denuncias ciudadanas son claves.

A la avalancha de candidatos en el Catatumbo que aspiran a alcaldías y concejos, se suma la alerta en materia de seguridad que desde diferentes sectores políticos y sociales se ha lanzado para que las autoridades garanticen el orden público y se minimicen así los riesgos para el nuevo proceso electoral que está en desarrollo.

En el reciente informe de la Misión de Observación Electoral (MOE) sobre violencia política se advierte que, desde el inicio del calendario electoral (octubre de 2018), en los municipios del Catatumbo focalizados para la ejecución de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), se han registrado dos atentados, una amenaza y siete asesinatos en contra de líderes políticos.

De acuerdo con el documento, en estas regiones “hay economías ilegales, grupos armados al margen de la ley, abandono estatal y pobreza. En ese contexto, quienes ejercen liderazgos políticos son objeto de amenazas, asesinatos y represión”.

Al respecto, la presidenta de la Asociación de Juntas de Acción Comunal de Sardinata, Sara Sandoval, argumentó que en los cascos urbanos se ve la presencia de la fuerza pública, pero en la zona rural quienes dominan son los grupos al margen de la ley, que en muchos casos tienen sus propios candidatos. Por esa razón, como líderes sociales han hecho insistentes llamados para que las elecciones se cumplan dentro del marco de la democracia.

Sandoval, quien participó en la jornada de capacitación preelectoral que ofreció ayer la MOE, en Cúcuta, a líderes del departamento, también se refirió a las dádivas que ofrecen los candidatos para convencer al elector.

“Cada quien es libre de recibir lo que le dan, pero a la hora de elegir por quién votar deben analizarse los programas de gobierno. Este año vemos con preocupación la presencia de partidos que poco se habían escuchado en municipios como Sardinata, donde históricamente la balanza ha estado entre liberales y conservadores”, dijo.

Para el caso de la Alcaldía de ese municipio, por ejemplo, hay seis aspirantes que fueron avalados por el Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS), el partido Alianza Democrática Afrocolombiana (ADA), el Movimiento Autoridades Indígenas de Colombia (AICO), el partido Alianza Social Independiente (ASI). Junto a ellos, además, aparecen Cambio Radical y el Partido Conservador.

Frente al tema de la seguridad en el Catatumbo también se refirió el candidato al Concejo de El Carmen, Leonardo Núñez.

“Estamos en una región afectada por el conflicto y como jóvenes debemos apartarnos de partidos tradicionales que no son aceptados en la zona. Hago parte de la Alianza Verde y por el hecho de estar inmersos en zonas de conflicto no podemos dejar de buscar el desarrollo y esperamos que la contienda electoral se cumpla en paz”, dijo.

El coordinador de la MOE en Norte de Santander, Jairo Oviedo, argumentó que en un recorrido hecho por el Catatumbo apoyando el proyecto RedConcerto, ejecutado por Parcomún, en alianza con la Asociación de Municipios de la Provincia de Ocaña, Consornoc, PoderPaz y Sinergia, se identificó la problemática de seguridad y el temor de la comunidad a participar en política.

Sin embargo, dijo que se están fomentando espacios de debate y de socialización para que los candidatos den a conocer sus propuestas y se consolide un ejercicio democrático.

En los municipios del Catatumbo se están promoviendo espacios de debate político. La imagen corresponde al Pacto por el Desarrollo y la Democracia en Hacarí, como parte del proyecto RedConcerto que ejecuta la Fundación para la Participación Comunitaria (Parcomún).

Lea también Le admiten una demanda a Donamaris contra las fotomultas

Riesgos electorales

La MOE en Norte de Santander informó que en el departamento hay tres riesgos electorales para los comicios de octubre. El primero es la trashumancia.

“En el caso del área metropolitana de Cúcuta se registró un alto volumen de inscripciones, explicado en parte por el retorno de colombianos que estaban en Venezuela. Sin embargo, existe la posibilidad de que personas se hayan inscrito para votar por algún candidato en especial”, señaló la veeduría.

En segundo lugar está la corrupción al sufragante. De acuerdo con el coordinador de la MOE, Jairo Oviedo, los recursos que se invierten en las campañas inciden directamente en los resultados y en ocasiones se violan los topes electorales de ley.

Finalmente está el constreñimiento al sufragante, entendido como las amenazas que se hacen contra las personas para que voten por determinado candidato. En cualquiera de los casos estas anomalías pueden ser reportadas en www.pilasconelvoto.com.

“A los candidatos les hemos pedido que sean concretos en sus propuestas y en ello centren su discurso. A los electores, que analicen las opciones pues es inconcebible que voten sin saber quién los va a representar”, dijo Oviedo.

Image
La opinión
La Opinión