Escuchar este artículo

Asamblea respaldó agenda del gobernador Serrano, en 2020

Miércoles, 30 de Diciembre de 2020
Un total de 31 Proyectos de Ordenanza se tramitaron este año.

La aprobación del Plan de Desarrollo, facultades dadas al gobernador, Silvano Serrano Guerrero, para suscribir el RAP del Gran Santander y estudio y luz verde al presupuesto del departamento para 2021, entre otros, fueron los principales proyectos de ordenanza que se aprobaron en este 2020 en la Asamblea de Norte de Santander, cuya actividad finaliza hoy.

El pasado 1 de octubre, el Gobernador instaló el tercer periodo de sesiones ordinarias de 2020, el cual se extendió hasta el pasado 30 noviembre. Posteriormente, un día después, se dio la apertura del periodo extraordinario, cuyas sesiones se adelantarán hasta hoy con el tercer debate de tres iniciativas.

A lo largo del 2020, un total de 31 proyectos de ordenanza se presentaron en la Corporación, siendo uno archivado, otro retirado y posteriormente presentado, y un total de 29 ordenanzas que acogió la administración departamental, encabezada por  Serrano Guerrero.

La iniciativa retirada fue la n. ° 4, presentada por la diputada Milena Calderón Rendón en febrero de este año, quien la retira y vuelve a presentar a través de la propuesta N. ° 9, en julio de este año, con la que el Departamento se unió a la celebración de los 450 años de fundación del municipio de Ocaña, festejado el pasado 14 de diciembre, día en el que la Asamblea sesionó desde allí.

De las 31 propuestas, 25 fueron presentadas por la administración departamental y las seis restantes tienen como autores a la bancada Liberal, que conforman los diputados Rafael Cáceres y Ruby Chacón; y a los asambleístas Juan Bocanegra, Gregorio Correa, Jhon Eddison Ortega, Pedro Leyva y Milena Calderón Rendón, todos con una autoría.

Durante este 2020, varios diputados califican al proyecto 06 como el más importante en el año, pues en él se debatió todo lo referente al Plan de Desarrollo del departamento de la actual administración, el cual regirá en los tres años siguientes.

Lea aquí:

La nueva Mesa Directiva de la Asamblea ya tomó juramento

Para hacer posible el estudio del Plan de Desarrollo, la iniciativa fue radicada el 30 de abril por la administración departamental, recibió su primer debate el 9 de mayo, posteriormente se analizó en la comisión cuarta el 26 de junio, bajo ponencia del diputado Jhon Eddison Ortega, y el 13 de julio se llevó a cabo el tercer debate en plenaria, siendo sancionado un día después por el gobernador Silvano Serrano.

“Con la aprobación del Plan de Desarrollo se apoyó al Gobernador, se enriqueció el proyecto de ordenanza, se complementó en lo que más se pudo, fue generalmente una diligencia ardua. La Asamblea se tomó todo el tiempo suficiente para estudiarla, es un Plan de Desarrollo serio, responsable, y obviamente con recursos garantizados para ejecutarlo”, le dijo a La Opinión el diputado del Partido de la U, Juan Bocanegra.

Lo que se presentó en el tercer periodo de sesiones

Durante estos últimos tres meses se estudiaron diferentes proyectos de ordenanza, siendo uno de los más importantes la aprobación del 016, con el que se fija el presupuesto del departamento para 2021 en cerca de un billón de pesos.

También se resalta la propuesta 017, que faculta al Gobernador para constituir la Región Administrativa y de Planificación (RAP) del Gran Santander. En ese orden de ideas, Serrano Guerrero ya está autorizado para suscribir el convenio junto al departamento de Santander y así poder presentar proyectos en conjunto para beneficio de la región.

“Vamos a tener 300.000 millones de pesos más cada bienio para invertir en proyectos de región que beneficien a los dos departamentos. En unos cinco años los Santanderes como región pasaríamos a ser Entidad Territorial, teniendo la misma categoría de municipios y departamentos, participando del presupuesto nacional”, complementó Bocanegra, ponente de la iniciativa.

Una de las principales propuestas cuando se solidifique este RAP Santandereano es salvaguardar el páramo de Santurbán, acción que requiere la voluntad política de los dos departamentos para erradicar la amenaza de megaminería en este ecosistema natural que sirve de fuente hídrica a cerca de dos millones de personas.

Le puede interesar:

Rendición de cuentas de la Alcaldía será en febrero de 2021

Otras dos de las ordenanzas que son una realidad están relacionadas con la educación, en una de ellas, la 011, propuesta de la bancada Liberal, se concede una beca en instituciones de educación superior del departamento a los dos mejores estudiantes de cada uno de los municipios del departamento, según los resultados de las pruebas Saber 11.

“Entre los objetivos del programa está crear una competencia entre los estudiantes para así mejorar los índices de la educación nortesantandereana frente a otras zonas de país”, explicó durante uno de los debates el diputado Rafael Cáceres, del Partido Liberal.

La otra iniciativa que se aprobó es sobre la cátedra empresarial que se va a enseñar los colegios públicos de jurisdicción departamental. En ese sentido, docentes serían instruidos, o los conocimientos se darían a través del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) o las Cámaras de Comercio. La meta es que se impartan unas bases sobre el emprendimiento.

La Asamblea también tomó posiciones férreas después de adelantar debates sobre la apertura comercial de la frontera o la problemática que vive el Hospital Universitario Erasmo Meoz por la falta de pagos del Gobierno Nacional por concepto de la atención en salud a la población migrante.

Para 2021 la meta desde esa Corporación es hacer control político a la administración departamental. Según los asambleístas se verificará el cumplimiento del Plan de Desarrollo y el proceso que deberá adelantar el departamento para la reactivación económica tras la pandemia por la COVID-19.

Image
La opinión
La Opinión