Escuchar este artículo

Ausentismo casi acaba con el proyecto que castiga esta práctica

Miércoles, 24 de Mayo de 2017
La discusión tuvo que ser reprogramada para este jueves y agendada como el punto número uno de la plenaria.

La falta de senadores en la plenaria que tuvo lugar el martes en la noche puso en apuros la aprobación del proyecto que hace tránsito desde el 2015 en el Congreso y que busca castigar, precisamente, el ausentismo de los congresistas.

La iniciativa, que está represada desde junio de 2016, cuando surtió su primer debate en la Comisión Primera del Senado, estaba programada dentro del orden del día, pero cuando llegó la hora de su votación apenas estaban presentes 50 senadores y por eso no alcanzó el quórum.

En vista de ello, la discusión tuvo que ser reprogramada para hoy y agendada como el punto número uno de la plenaria.

Finalmente, ayer en la tarde el proyecto fue votado y logró salir avante en el segundo debate, con el apoyo de 60 senadores, contra 1.

Ahora pasará a la Cámara de Representantes, en donde se espera tenga un tránsito mucho más rápido que el surtido hasta el momento, para evitar que naufrague en el intento.

“Aprobado, al fin, en segundo debate, proyecto contra ausentismo. Queda un mes para que Cámara dé los 2 debates faltantes y no sea archivado”, escribió el senador uribista, Alfredo Ramos, autor del proyecto.

El congresista recordó que esta propuesta contempla sanciones mucho más severas para quienes no cumplan con su obligación de asistir a las sesiones e incluso, a las Comisiones y debates de control político.

Además, establece el descuento de un día de salario al congresista que no se haga presente en su curul y formula nuevas reglas para confirmar la participación en los debates de las comisiones y plenarias. 

“Los ciudadanos queremos congresistas presentes en los debates, no en medios de comunicación ni cocteles. Para eso les pagamos el salario”, manifestó Ramos, quien insistió en que es necesario que haya un verdadero compromiso de “autorreforma” y se pueda aprobar la ley.

Image
La opinión
La Opinión