Escuchar este artículo

Avanza proyecto que reduce descanso de los congresistas

Sábado, 29 de Mayo de 2021
La iniciativa propone cortar el receso de fin de año de tres a dos meses, para que reanuden en febrero.

La  Comisión Primera del Senado dio vía libre, en tercer debate, al proyecto de reforma constitucional que busca que los congresistas tengan un mes menos de vacaciones.

La iniciativa quedó a un debate de completar su primera vuelta y dar el salto a la Cámara de Representantes, en donde tendrá que cumplir otras cuatro discusiones para que pueda ver la luz.

A la fecha, las sesiones ordinarias del Congreso se desarrollan entre el 20 de julio y el 16 de diciembre, con un receso de tres meses.

La Legislatura es retomada el 16 de marzo y se prolonga hasta el 20 de junio, con un descanso para los congresistas de un mes, nuevamente.

El proyecto de acto legislativo que hace tránsito en el Senado lo que busca es que las vacaciones que tienen los senadores y representantes al final de año ya no sean de tres meses, sino que se reduzcan solo a dos, por lo cual las sesiones reanudarían el 16 de febrero.

En principio, la propuesta era que las sesiones ordinarias iniciaran el 16 de enero, sin embargo, la Cámara rechazó esta modificación.

El representante Gabriel Santos, autor de la iniciativa, agradeció a la Comisión Primera del Senado la aprobación en tercer debate. “Con este pequeño paso le damos un mensaje al país: los congresistas estamos dispuestos a abandonar nuestros privilegios y a sesionar más”, señaló.

Otros congresistas también aplaudieron el hecho de que la propuesta de reducir el receso de fin de año de los legisladores siga avanzando y se haya mostrado disposición de aceptarla.

“El debate no es cuánto trabajamos, sino si necesitamos más tiempo, o no. En los últimos años hemos sido convocados a 11 sesiones extraordinarias, lo que significa que sí necesitamos más tiempo para debatir. Celebremos los 30 años de la Constitución con este mensaje”, manifestó el representante César Lorduy, de Cambio Radical.

Sin embargo, también hay los que se oponen a la reforma, como el representante Germán Navas Talero, del Polo Democrático, quien ha defendido que muchos congresistas usan ese tiempo de receso para viajar a las regiones y escuchar a la gente, para luego sí radicar los proyectos.

Al acto legislativo aún le queda un debate en Senado, el cual debe darse antes del 20 de junio, pues de no ser discutido en ese tiempo, este se hundiría por segunda vez en el Congreso, sin haber alcanzado sus primeros cuatro debates.

Desde que se desató la pandemia por el Coronavirus, el Congreso de la República ha sido blanco de duras críticas, puesto que, por cuenta de las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional, como el confinamiento obligatorio, ni el Senado ni la Cámara retomaron sus actividades el 16 de marzo de 2020, y tuvieron que pasar varias semanas para que decidieran hacerlo virtualmente.


A partir de ese momento, no todos los congresistas volvieron al salón de sesiones, sino que algunos siguen trabajando de  manera remota, desde sus regiones, razón por la cual son varios los sectores que les han exigido que recorten el tiempo de sus vacaciones, teniendo en cuenta que ya no están de manera permanente en Bogotá.


Image
Colprensa
Colprensa