A Colombia le urge contar con la Ley Comida Chatarra

Lunes, 10 de Mayo de 2021
Este martes, la Comisión Séptima del Senado se reúne para aprobar o no el proyecto de Ley 347 de 2020 en su tercer debate.

Desde hace 5 años la sociedad civil y la academia vienen urgiendo al Estado para que en Colombia se reglamente la Ley Comida Chatarra, que busca que las bebidas endulzadas y comestibles ultraprocesados tengan sellos frontales que nos adviertan si el producto tiene edulcorantes o exceso de azúcar, sodio o grasas saturadas. 

Precisamente, este martes la Comisión Séptima del Senado tendrá la oportunidad de aprobar el proyecto de Ley 347 de 2020 en su tercer debate, con lo cual estará más cerca de hacerse realidad. 

De acuerdo con la Corporación Colombiana de Padres y Madres (Red PaPaz), el proyecto de ley no solo busca reglamentar “los sellos frontales de advertencia en los productos ultraprocesados de acuerdo a nivel de procesamiento con cantidad excesiva de nutrientes críticos”, sino que establece que los productos que tengan sellos frontales no podrán simultáneamente tener declaraciones nutricionales o declaraciones en salud. 

Indicó que, para Colombia, lograr que se implemente esta legislación es hoy más importante que nunca, pues el consumo habitual de productos ultraprocesados se relaciona con obesidad, diabetes e hipertensión y que estas tres condiciones aumentan la severidad y el riesgo de morir a aquellos que contraen la COVID-19.

La organización no gubernamental recordó que desde 2018 la ciudadanía viene alzando su voz a favor de esta política que ya cuenta con el apoyo de más de 246.000 personas que han firmado la petición. 

“Esta solicitud va en línea con los argumentos presentados en estudios nacionales e internacionales sin conflicto de intereses que establecen que el etiquetado frontal de advertencia ha contribuido a que los consumidores identifiquen más fácilmente las bebidas endulzadas y los comestibles ultraprocesados, desincentivando así su consumo habitual”, señaló Red PaPaz. 

Según los estudios, el uso de la etiqueta octogonal de advertencia, comparada con otros tipos de etiquetado frontal, ha reducido considerablemente los índices de consumo, creando a la vez una mayor conciencia.

Adicionalmente, un estudio en México estableció que la implementación de esta política ayudará a prevenir 1.3 millones de nuevos casos de obesidad lo cual le ahorraría al país gastos por aproximadamente US $ 1.8 mil millones en costos relacionados con la obesidad en un período de cinco años.

Sin embargo, y a pesar de que en el país 1 de cada 4 escolares entre 5 y 12 años tiene exceso de peso y más de la mitad de los adultos afrontan la misma situación, la presión de los grupos económicos ha logrado hundir o deformar estas iniciativas, como es el caso de los Proyectos de Ley 019 de 2017 en la Cámara, el PL 256 de 2018 en Senado y 214 de 2018 en la Cámara los cuales fueron modificados y hundidos. 

Para Carolina Piñeros Ospina, directora Ejecutiva de Red PaPaz, es muy importante que en este difícil momento que vive el país “pongamos nuestros ojos en lo que está definiendo la Comisión Séptima de Senado este martes, 11 de mayo”. 

“De lo que allí suceda dependerá que los colombianos tengamos una esperanza para nuestra salud o que nos condenen a más enfermedad y pobreza. Esperamos que actúen con grandeza y que la Ley Comida Chatarra pase a la Plenaria del Senado para tener allí su último debate antes del 20 de junio”, concluyó.

Con información de Red PaPaz
 

Image
La opinión
La Opinión