Concejo busca estrenar moción de censura con Cuadros

Domingo, 1 de Noviembre de 2020
El secretario de Gobierno fue citado a debate el 10 de noviembre para que responda por la demarcación de vías para informales.

La apuesta que emprendió este año la administración municipal por organizar el espacio público en la zona céntrica de Cúcuta, principalmente, y ofrecer una solución definitiva al desorden y el caos que durante décadas ha caracterizado este lugar, a partir de una política pública, está a punto de costarle el cargo al secretario de Gobierno, Francisco Javier Cuadros.

Por primera vez, el Concejo de Cúcuta decidió acudir a la figura de la moción de censura contemplada en la Constitución y la Ley, con el fin de que el funcionario responda por el aparente manejo irregular e ilegal que desde el despacho que dirige se le ha dado al espacio público.

Aunque la Alcaldía ha defendido las intervenciones hechas hasta el momento, al considerar que uno de los mayores logros alcanzados es el consenso que ya existe con los vendedores informales, en torno a que el espacio público es de todos y que su derecho al trabajo no puede ser superior a los derechos de los demás, la corporación administrativa considera que la demarcación de vías y andenes que se hizo para ubicar a los trabajadores estacionales no estaba permitida.

En ese sentido, los concejales Jorge Enrique Acevedo Peñaloza, Luis Alejandro Castellanos Cárdenas, José Oliverio Castellanos Navarro, Edison Ernesto Contreras Rodríguez, Jair Antonio Díaz Ardila, Edwin Hernney Duarte Gómez, José Leonardo Jácome Carrascal, Juan Diego Ordóñez Carvajal, Nelson Ovalles Agudelo, Álvaro Andrés Raad Forero y Yanet Carime Rodríguez Rodríguez, con el apoyo de las mayorías de la corporación, decidieron citar a Cuadros el próximo 10 de noviembre a las 9:00 de la mañana, con el fin de que rinda explicaciones sobre dicha medida.

Ante la plenaria, el secretario de Gobierno deberá responder: “¿cuáles fueron los argumentos de orden constitucional, legal o normativo y el procedimiento aplicado para demarcar, alinderar y/o entregar áreas de espacio público y parcialmente algunas vías vehiculares del centro de la ciudad a particulares?”.

Si su respuesta no satisface la inquietud elevada por los corporados, estos podrán votar para que el funcionario sea apartado de su cargo.

Esa votación, sin embargo, no se dará de manera inmediata, sino que se deberán esperar entre tres y diez días, después del debate, para convocarla y que los integrantes del cabildo decidan si están o no de acuerdo con retirar de sus funciones al secretario. Para que esto sea posible, se requiere el voto positivo de 13 de los 18 concejales que conforman en este momento la corporación.

La Opinión conoció que la moción de censura, de la que se empezó a hablar hace varios días, tendría el respaldo de 14 cabildantes, esto es, los 11 que elevaron la proposición más otros 3 que se han mostrado a favor de votarla de manera positiva.

Sin embargo, hay quienes advierten que, por tratarse de un hecho en esencia político, estos votos no están plenamente asegurados y los próximos días serán decisivos para resolver la suerte que pueda correr Francisco Javier Cuadros en el gobierno del alcalde  Jairo Yáñez.

Lea: Secretario de Gobierno, citado por el Concejo a debate de moción de censura

‘Respetaré lo que decidan’

Cuadros, quien esta semana asistió al Concejo para un debate al que fue invitado, con el fin de responder por el polémico cierre con vallas en las inmediaciones del parque Santander, manifestó que es respetuoso de la decisión que tomó ayer el Concejo de citarlo a un debate de moción de censura y que acudirá con toda la disposición de entregar la información requerida.

“Acudiré al cabildo municipal para exponer los fundamentos constitucionales, legales y normativos que correspondan para dar respuesta a los interrogantes que se susciten en referencia al tema del manejo del espacio público”, escribió Cuadros en sus redes sociales.

Y agregó: “Sé que desde la gestión pública he trabajado con honradez, solidaridad y compromiso por Cúcuta y sus ciudadanos”.

El funcionario manifestó que es un fiel seguidor de la democracia y que en ese sentido comprende la moción de censura como un instrumento legítimo de una corporación como el Concejo, ante el Ejecutivo.

Así las cosas, señaló que: “respetaré en derecho lo que ellos decidan”.

La demarcación de las calles céntricas y algunos puntos más de la ciudad, se dio en julio pasado como una de las medidas que adoptó la administración municipal para organizar a los vendedores ambulantes y garantizar un espacio público bioseguro, en medio de la pandemia del coronavirus.

El gobierno señaló en su momento que esta no era la apuesta principal ni central de la política pública de espacio público que estaba construyendo, sino que era la respuesta, en el marco de una estrategia, para volver al centro de manera segura y en las mejores condiciones, ante la rápida propagación de la COVID-19.

No obstante, desde el Concejo le reprochan a Cuadros que ni su despacho ni la administración municipal podían cambiar el uso del espacio público y entregarlo a los vendedores ambulantes, mediante un acto administrativo.

Una figura con pocos resultados

Aunque las mayorías del Concejo de Cúcuta están listas para estrenar la moción de censura con el secretario de Gobierno municipal, históricamente esta es una figura que poco se ha aplicado en el país.

En el Congreso de la República, por ejemplo, son varios los intentos que se han hecho por remover ministros a partir de debates de este tipo, pero ninguno ha prosperado.

En marzo pasado, en Palmira, el Concejo aprobó una moción de censura contra el secretario de Educación Municipal, pero posteriormente un juzgado la revocó.