Escuchar este artículo

Concejo regresará a sesiones y anuncia control político a la administración

Miércoles, 23 de Septiembre de 2020
El próximo primero de octubre arranca el tercer y último periodo de sesiones del año.

Después de dos meses de inactividad, por cuanto no fueron convocados a sesiones extraordinarias por parte de la administración municipal, el Concejo de Cúcuta se alista para regresar a funciones a partir del próximo primero de octubre, cuando arranca el tercer y último periodo del año.

Uno de los temas que concentrará la atención de la corporación será el control político a la gestión adelantada durante estos nueve meses por el gobierno de Jairo Tomás Yáñez Rodríguez, quien todavía no logra una relación fluida con el cabildo municipal.

El concejal Carlos Dueñas, del partido Centro Democrático, manifestó que estaban atentos al llamado de la Alcaldía para el estudio de un tema en específico, pero que hasta el momento no los han citado. “Ellos tienen la potestad de llamarnos para situaciones de urgencia”, dijo.

Le puede interesar:

Control político a la Secretaría General de la Alcaldía

Agregó que hay gran expectativa por el reinicio de las sesiones, puesto que se vienen los controles políticos, en los que analizarán la ejecución del Plan de Desarrollo y otras gestiones de la administración.

Dueñas anticipó que también le pondrán la lupa al funcionamiento de Aguas Kpital, puesto que las quejas de los ciudadanos cada vez son mayores. “Queremos revisar el contrato 030 de Aguas Kpital. Los cobros de tarifas no están acordes a la situación de la ciudad”, planteó, al tiempo que advirtió que no permitirá que un tercero siga al frente de las Empresas Municipales.

Luis Alejandro Castellanos, del Partido Liberal, y quien viene de superar semanas difíciles por cuenta de la COVID-19, anunció que también impulsará un debate a Aguas Kpital y un control político a algunas secretarías, entre ellas la de Tránsito.

Lea además:

Ausentismo en el control político a Aguas Kpital

“Queremos una explicación sobre las pilas públicas; cómo se está haciendo el control y qué les reglamenta a ellos para operar con estas pilas, porque se presume que son ilegales. Personalmente, también quiero que invitemos a analizar el accionar de la Secretaría de Tránsito, porque siguen las quejas de los ciudadanos”, sostuvo.

Por su parte, el concejal Edward Varón, del partido de gobierno, la Alianza Verde, manifestó que en este periodo espera poder impulsar algunos proyectos de acuerdo de la administración, como el mejoramiento de la infraestructura para el uso de bicicletas dentro del casco urbano.

“He venido posicionándome como el ‘biciconcejal’, porque la ciudad sigue necesitando aumentar los kilómetros de esta infraestructura. Más o menos 22 kilómetros hay en el plan de construcción y eso quedó en el Plan de Desarrollo. También queremos dar impulso a los biciparqueaderos en los edificios públicos”, dijo Varón.

El concejal reiteró que la defensa del páramo de Santurbán es otro de los temas que, sin duda, debe concentrar la atención del Concejo.

‘Esperamos que la comunicación mejore’

Álvaro Raad, concejal del Partido Centro Democrático, que hasta este momento está en la línea del gobierno, dijo que se esperan unas sesiones muy activas y un periodo en el cual el foco será el control político a algunas secretarías de despacho.

También puede ver:

Concejo aprobó controles políticos para el próximo mes

“Hay que hacer una invitación a los gremios económicos: Cámara de Comercio, Fenalco, Andi, entre otros, para que nos cuenten las estrategias de activación económica pos COVID. Hay que invitar a la Secretaría de Salud para conocer la gestión; al secretario de Seguridad Ciudadana también”, manifestó.

Raad consideró que en estos dos meses se deberá, igualmente, debatir la situación sobre la escogencia del nuevo personero y analizar algunas vigencias futuras del presupuesto 2021.

“No sé qué proyectos de acuerdo esté adelantando la Alcaldía. Esperemos que la comunicación Alcaldía y Concejo mejore”, señaló el dirigente del Centro Democrático, quien en los últimos meses se ha mostrado muy crítico de la administración de Yáñez.

¿Por qué la inactividad?

Uno de los grandes interrogantes que surgió durante este largo tiempo en el que estuvo en receso el Concejo, es por qué a pesar de la situación que enfrenta la ciudad a causa de la pandemia y la crisis generada por la misma, así como la inseguridad, la corporación se mantuvo ausente y en silencio.

Al respecto, varios concejales coincidieron en que ellos tuvieron actividad entre enero, febrero, mayo, junio y julio, y entre abril y marzo con jornadas extraordinarias, lo que hizo que se agotaran las 40 sesiones extraordinarias establecidas por ley.

Sin embargo, señalaron que la Alcaldía tampoco los requirió para temas específicos y sin ese llamado no podían sesionar.

La Opinión consultó a la administración municipal para precisar por qué no fue convocado el Concejo a sesiones extras durante los dos meses que acaban de pasar y conocer qué iniciativas aspiraban impulsar en este último periodo, pero no hubo respuesta ni desde la Secretaría General, que es quien lidera la relación con el Concejo, ni de Prensa.

Para el exconcejal Bachir Mirep Corona, un duro crítico del gobierno de Jairo Yáñez, el alcalde sí debió ejercer ese derecho a citar a la corporación, debido a las necesidades que presenta hoy la capital nortesantandereana.

“Creo que por las dificultades que vive la ciudad, por la necesidad de abarcar varios temas, el alcalde si debió citar al Concejo entre agosto y septiembre para analizar el tema de seguridad, algunos presupuestos extraordinarios para sobrellevar la crisis económica y sanitaria, entre otros, pero no se hizo. Eso demuestra que el Concejo tiene la misión de revisar lo que se hizo y lo que no en la Alcaldía en estos meses y, posiblemente, mirar la posibilidad de una moción de censura a algunos secretarios”, planteó.

Image
La opinión
La Opinión