Escuchar este artículo

¿Cuál era la enfermedad que afectaba a 'Santrich'? ¿Por qué siempre tenía lentes oscuros?

Martes, 18 de Mayo de 2021
El guerrillero tenía una ceguera que no fue causada en sus combates con las Farc. Conozca las razones.

Por estar 25 años en las filas de las Farc, es común relacionar la ceguera del fallecido Jesús Santrich con la secuela de algún combate violento. No obstante, no existe relación entre estos.

En 2019, en los diálogos de paz en La Habana, el mismo Santrich contó cómo hace 11 años empezó a perder la visión.

“Eso fue como cuando cae la tarde: lentamente. Como en el ocaso, que las cosas se van alejando entre la penumbra. A los 14 años yo no veía muy bien y tuve que usar lentes, pero cuando ya estaba en la universidad se me fue cerrando el campo visual en los dos ojos”, dijo. 

Recordó que, en los años 90, cuando entró a la guerrilla por el asesinato de paramilitares a un familiar suyo, su visión ya estaba disminuyendo. “En ese momento traté de hacerme algún tratamiento, que siempre había aplazado pues mis responsabilidades en la guerrilla eran la prioridad”, dijo Santrich cuando hacía parte del equipo negociador.

Por ello, durante años aplazó someterse a chequeos y, cuando por fin lo hizo, le diagnosticaron glaucoma, enfermedad degenerativa en la que el nervio óptico se atrofia paulatinamente. Y justo este es el encargado de llevar la información visual al cerebro.

Además del glaucoma, que no tiene cura, solo puede tratarse; a Santrich le diagnosticaron síndrome de Leber, degeneración de los gangliocitos de la retina hasta causar la pérdida de la visión central. El origen de esta degeneración es genético.

No obstante, ninguno de esos diagnósticos le impidió hacer los trabajos rutinarios como guerrillero. Santrich reconoció que agudizó sus otros cuatro sentidos, en especial el oído.

Y cuando debía leer usaba una aplicación especial para lectura de documentos. Un dispositivo llamado Auxdeco, que en el 2017 fue confundido por la gente con una cámara de espionaje, en un evento de la Universidad de Atlántico.

Para ese mismo año Santrich perdió la visión total en el ojo derecho. “Tengo apagados casi totalmente los dos ojos. En el izquierdo tengo un punto de luz, pero no tengo imagen”, dijo en su momento.

 

Fuente: El Universal
 

Image
Colprensa
Colprensa