Escuchar este artículo

¿Cuál es el alcance de la comisión bilateral que crearán el Congreso y la Asamblea de Venezuela?

Jueves, 21 de Octubre de 2021
El autor de la propuesta y analistas explican detalles de la iniciativa aprobada por unanimidad.

Mientras el presidente de la República, Iván Duque, insiste en que hasta el último día de su mandato, el gobierno de Nicolás Maduro no será reconocido, la presión para lograr un pronto restablecimiento de las relaciones diplomáticas y comerciales con el vecino país es cada vez mayor.

Lea también: Esta apertura de frontera no es un triunfo de ningún dictador: Duque

Esa exigencia escaló ya al propio Congreso que, el martes, sorprendió con una propuesta aprobada de manera unánime por la plenaria del Senado, en la que se plantea la creación de una comisión bilateral junto con la Asamblea Nacional de Venezuela (ANV), liderada por el chavismo, para trabajar en la normalización de las relaciones entre los dos países, lo que de una u otra forma implica un reconocimiento del poder legislativo venezolano.

La proposición fue presentada por el senador del partido Alianza Verde Jorge Eliécer Guevara, en medio de la discusión del proyecto de presupuesto para 2022, y respaldada por todos los que se encontraban en ese momento en el salón de sesiones, incluidos los integrantes del Centro Democrático y otros partidos afines al Gobierno.

En la propuesta se señala que dicha comisión será creada con el propósito de trabajar de manera conjunta en tres aspectos fundamentales:

-La normalización de las relaciones diplomáticas.

-La normalización de las relaciones comerciales.

-Y la verificación de las buenas prácticas comerciales entre Colombia y Venezuela.

Aunque algunos manifestaron que como la proposición fue presentada en bloque con varias más, a lo mejor muchos de los senadores no se percataron en detalle de su contenido, el promotor de la iniciativa defendió que la realidad es que esta no recibió ninguna objeción durante el tiempo que duró en discusión y votación, lo cual indica que en el Congreso sí hay un interés por el restablecimiento de las relaciones con la hermana república.

Lea además: Retiraron contenedores pero no reabren la frontera

Guevara manifestó que prueba de la seriedad de la propuesta y del interés que hay en la misma es que el presidente del Senado, el conservador Juan Diego Gómez, se la dirigió inmediatamente al presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez Gómez.

“Cordial y respetuoso saludo distinguido señor presidente. De manera atenta me permito remitir para su conocimiento y competencia, copia de la proposición 34 de 2021, aprobada por unanimidad en sesión plenaria del Senado de la República de Colombia el 19 de octubre de 2021”, dice el oficio remitido por Gómez a Rodríguez, en hoja membreteada de la Presidencia del Senado.

La propuesta fue respondida de una vez desde la Asamblea Nacional de Venezuela que manifestó su interés y disposición de iniciar la creación de la comisión bilateral sugerida, “en los tiempos que acordemos para tales efectos”.

Estamos listos para establecer cualquier tipo de coordinación necesaria con el presidente del Congreso y la comisión designada a tal fin, a efectos de cumplir con los tres elementos contenidos en la proposición”, manifestó el presidente de la ANV.

Le puede interesar: El camino fácil e inútil es la militarización fronteriza: defensor del Pueblo

Jorge Rodríguez anunció, igualmente, que la Asamblea se reuniría hoy para designar la comisión encargada de coordinar con el Congreso colombiano la normalización de las relaciones diplomáticas y consulares.

Por su parte, el presidente del Senado planteó que este puede ser un avance y “tal vez un mensaje importante para la canciller Marta Lucía Ramírez y el mismo presidente, porque este no es un asunto que tiene ideología política, se trata de un interés comercial que es de país y de frontera”.

Maduro aplaude la propuesta, Duque mantiene su posición

La idea de crear una comisión bilateral con participación de legisladores de Colombia y Venezuela generó también la reacción de los presidentes de ambos países.

El gobernante venezolano, Nicolás Maduro, destacó la iniciativa surgida desde el Senado y abogó por una normalización de las relaciones con Colombia, rotas desde 2019.

Colombia y Venezuela tenemos que resolver nuestros problemas en paz, tenemos que regularizar, normalizar las relaciones comerciales, productivas, económicas; tenemos que normalizar las relaciones consulares, las relaciones diplomáticas”, sostuvo Maduro en una alocución gubernamental.

Image
La medida de pico y cédula que se está implementado desde el pasado mes de junio continuará con horarios de operación en los puentes desde las 6:00 a.m. hasta las 4:00 p.m./ Foto : La Opinión

 

Por su parte, el presidente Iván Duque, aunque no respondió directamente a la propuesta hecha desde el Congreso, sí insistió en su posición radical contra la que considera es una dictadura.

“Como presidente de la República y como quien lidera las relaciones internacionales, seguimos en el multilateralismo construyendo, en la democracia construyendo, pero no vamos a dejar de levantar nuestra voz contra el régimen dictatorial de Nicolás Maduro y no dejaremos de seguir defendiendo la resistencia democrática, porque lo que necesita Venezuela son elecciones libres”, señaló el mandatario durante una rueda de prensa junto al secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinke, quien estuvo ayer en el país.

Lea aquí: ‘Apertura fronteriza debe priorizar a las personas’

Duque reiteró que su gobierno no claudicará en su defensa a la Carta Democrática, ni a los valores en los cuales cree.

“Mientras yo sea el presidente de Colombia no vamos a reconocerla (la dictadura); reconocerlo (al presidente Maduro) sería una claudicación en los valores que ha defendido históricamente nuestro país”, dijo.

Una señal importante: analistas

Si bien el manejo de las relaciones exteriores, como lo indicó el propio Duque ayer, es un asunto exclusivo de su cargo, la posición asumida en las últimas horas por el Congreso colombiano frente a su par venezolano, es una señal que materializa la presión que se está ejerciendo desde la zona de frontera como Norte de Santander, a fin de lograr la pronta reapertura de los pasos internacionales.

En eso coincidieron analistas consultados por La Opinión, quienes manifestaron que aunque la proposición aprobada por la plenaria no compromete en nada al Gobierno Nacional, sí puede desencadenar reacciones o procesos en favor del interés que existe en la región de reactivar pronto el comercio entre las dos naciones.

“Hay que entender que por más que el presidente quiera mantener una posición dura contra el régimen de Nicolás Maduro, la realidad en el territorio implica que la sociedad civil de lado y lado de la frontera, los gremios y demás actores vienen trabajando por un diálogo; la diplomacia ciudadana, la diplomacia local ahora escala al Legislativo que, a diferencia del presidente, tiene que responder a la presión que se viene generando en la región”, planteó Ronald Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad  del Rosario.

Lea también: “El Estatuto para migrantes debe ir más allá del anuncio”: experto

El analista considera que para el Congreso de la República es muy difícil pasarse por alto esta situación, previo a un proceso electoral en el cual ellos tienen que refrendar sus credenciales, y en esa medida van a tener una presión importante, “porque lo cierto es que ya no se puede seguir manteniendo la frontera cerrada”.

Rodríguez señaló que con lo que está ocurriendo, ha llegado el momento de plantearse cómo va a ser la relación con el “régimen no democrático”, que ahora es el vecino más importante de Colombia.

Sobre el alcance y legitimidad que pueda tener la invitación del Congreso a la ANV, teniendo en cuenta que el Gobierno colombiano no reconoce al venezolano, el analista explicó que al final el reconocimiento del Estado hacia otro depende del presidente de la República.

No obstante, consideró que, “hay una institucionalidad que hace parte de los dos estados y una realidad fáctica es que el estado venezolano no lo controla Juan Guaidó, sino Nicolás Maduro. Y es que si bien el presidente, como jefe de Estado, no le da reconocimiento al régimen del vecino país, las instituciones colombianas todo el tiempo han tenido que dialogar con sus pares”. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Lucy Araque
Lucy Araque

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas