Escuchar este artículo

‘Diálogo con el Eln puede ser algo largo y hay que llenarse de paciencia’

Lunes, 12 de Septiembre de 2022
Asegura el exjefe negociador Juan Camilo Restrepo.

La reanudación de los diálogos de paz con el Eln, congelados desde 2018, es uno de los principales propósitos del gobierno del presidente Gustavo Petro Urrego, y uno de los ejes claves de su propuesta de ‘Paz total’.


Lea: Ciro Rodríguez dice que se dieron todos los escenarios para acompañar a Petro


Desde hace un mes, cuando comenzó su administración, el nuevo jefe de Estado le dio vía libre a los acercamientos con los responsables de esta guerrilla que permanecen en Cuba, a fin de consolidar el inicio de las conversaciones, y en un primer encuentro  ambas partes coincidieron en la necesidad de retomar el camino que venían explorando antes.

No obstante el optimismo que existe en regiones como Norte de Santander y en particular el Catatumbo, donde el Eln tiene una gran influencia, el exjefe negociador con esta guerrilla en el gobierno de Juan Manuel Santos, Juan Camilo Restrepo, admite que este proceso podría tardar un buen tiempo, pues asegura que este es un grupo con una amplia trayectoria y que no será tan fácil de ser tratado.

En esta entrevista, Restrepo habla de los pros y los contras de la eventual negociación con este grupo armado.


Además: Urgen un cese al fuego multilateral humanitario en el Catatumbo


Usted que tiene la experiencia de haber negociado con el Eln, ¿cree que hay razones para ser optimista frente a esta nueva oportunidad de diálogo?

Optimismo sí, pero por el momento han sido unos anuncios de tipo general, de que se va a constituir una mesa de negociación. De ahí a que se firme una paz con el Eln hay un trecho muy largo. El Eln es un grupo complejo, complicado y la negociación está bien que se inicie, pero no se debe despertar la sensación de que la paz con ellos está a la vuelta de la esquina.

¿Cree que un eventual cese al fuego bilateral es conveniente?

Todo lo que sea pacificar el país, tranquilizarlo, evitar que se sigan cometiendo atentados contra civiles, no combatientes, hay que darles el beneplácito y el saludo, pero no se sabe si el Eln entiende que el cese al fuego es un proceso que se surte al comienzo de una negociación, o es un objetivo para llegar a él al final de la negociación. Todo eso está en brumas.


Conozca: Los campesinos cocaleros no son delincuentes ni narcotraficantes: Prada


A mediados de agosto pasado hubo un primer encuentro, en Cuba, entre el gobierno Petro y el Eln./ Foto archivo

 

¿Cuáles son los mayores riesgos a los que se enfrenta el Gobierno en la negociación con esta guerrilla?

Una negociación, si se le compara con los cuatro años anteriores, en donde no hubo absolutamente nada, es ya de por sí una buena cosa. Lo que sí tiene que entender el Gobierno actual es que negociar con el Eln, como lo decía, es muy complicado, requiere cierta discreción, que no la ha habido en estas primeras experiencias; y, segundo, tener un diálogo con el Eln puede ser algo largo, que hay que llenarse de paciencia.  

Pero son mayores los riesgos de hacer lo que estaba haciendo el gobierno de Iván Duque, que era no hacer nada, a intentar buscar la paz como lo está intentado el actual Gobierno.

El Eln siempre ha sido visto como un grupo difícil para negociar, incluso más que las Farc en su momento, ¿qué cree que es lo que hace tan difícil conversar con ellos?

Este es un grupo alzado en armas que lleva cerca de 60 años en la rebelión; es un grupo que contrario lo que dijo el Gobierno anterior, no está disminuido, sino crecido. Es un grupo que tiene un frente urbano muy aguerrido y que tiene una gran capacidad de terrorismo y de hacer daño.


También: Gustavo Petro y Daniel Quintero se reunieron en Medellín


Es un grupo que tiene el apoyo del Gobierno venezolano, que está inmerso en el negocio de drogas, de minería ilegal y de secuestros extorsivos. De manera que eso le da una posición que lo hace ser duro para negociar. No podemos esperar que, de entrada, el Eln se vaya a someter y a declararse rendido ante el Gobierno.

Se ha dicho también que este grupo es mucho menos jerárquico y organizado que las Farc, ¿es posible que ante un eventual acuerdo, sean más las disidencias?

El Eln es un grupo más descentralizado de lo que eran las Farc, claro que sí, pero ellos de todas maneras tienen un comando general, que es el que coordina las negociaciones de paz con el Gobierno. No será una dificultad imposible de superar en una negociación que ellos sean más descentralizados que las Farc.

¿Es riesgoso que simultáneamente se esté negociando con grupos ilegales un posible sometimiento a la justicia? ¿Puede una negociación terminar entorpeciendo la otra?

No creo que sea riesgoso, lo que sí digo, y repito, es que no se conocen los pormenores, no se conoce, fuera de unas declaraciones muy generales, cuál es la estrategia. Hay muchas voces que a veces se confunden en muchas voces gubernamentales, que se confunden con la cacofonía.


Aquí: Comienza audiencia pública del Congreso, en Tibú


En principio, podrían adelantarse las dos, teniendo en claro que una es la negociación de tipo político con un grupo alzado en armas y la otra es un proceso con grupos criminales, narcotraficantes que no tienen la connotación política que sí tiene el Eln. 

¿Qué le aporta al nuevo proceso que se está adelantando con el Eln, acciones como haber suspendido las órdenes de captura y de extradición a los jefes negociadores?

Contribuyen al proceso, pero lo que son es necesarias. No se puede hacer una negociación cuando sobre los negociadores pesan unas órdenes de captura que los pueden llevar de la noche a la mañana a la cárcel; nadie va a iniciar un proceso de negociación en esas condiciones. En los antiguos y anteriores procesos con el Eln ha habido suspensión de órdenes de captura y eso es natural al inicio de un proceso de negociación y para que la negociación dure.

¿Qué debe hacer ahora el Gobierno para que estas negociaciones sean acertadas?

Tienen que ser discretas, tienen que organizarse bien, tienen que definir cuál es la agenda, los países garantes, la sede, las comisiones negociadoras, cómo va a ser la metodología de la negociación. Todo eso tiene que hacerse en principio de manera discreta, pero tiene que hacerse, o si no se vuelve una negociación de micrófono, como ha sido hasta ahora.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Colprensa
Colprensa

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda