Escuchar este artículo

Duro enfrentamiento entre Serpa y alcalde de Bucaramanga

Lunes, 24 de Julio de 2017
El senador le aseguró a Rodolfo Hernández que lo único que le interesaba era la “chabacanería”.

Un fuerte cruce de declaraciones se vivió el lunes entre el senador santandereano, Horacio Serpa, y el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, luego de que este último afirmara que era necesario derrotar la politiquería, la maquinaria liberal que, según él, llevó a esa ciudad “a lo más perverso de la política”, y a Serpa.

El copresidente del liberalismo no tardó en reaccionar y por medio de su habitual columna de opinión le respondió al mandatario, advirtiéndole que lo que estaba haciendo desde su investidura no solo rebasaba lo permitido a un servidor público, sino que era “criminal”.

“Por eso, las autoridades deben percatarse de sus desatinos, insultos, amenazas y propósitos politiqueros”, escribió Serpa.

El congresista fue más allá y además de asegurarle a Hernández que lo único que le interesaba era la “chabacanería”, le sacó a relucir su pasado.

“Se la pasa pregonando infamias contra el Partido Liberal, lo que nunca hizo durante su actividad de constructor y contratista, ni cuando trataba con alcaldes, concejales y congresistas, ni cuando visitó a dirigentes liberales buscando apoyo para su candidatura a la alcaldía. Tampoco cuando visitaba mi despacho en la Gobernación. Usted, en forma desconsiderada, estropea a los concejales liberales de Bucaramanga porque no se tragan enteras sus equivocadas propuestas”, se lee en la columna del senador, en la que asegura, igualmente, que el único propósito del gobernante es derrotarlo en su nueva aspiración al Senado.

Sin embargo, no pasó mucho tiempo para que el alcalde reaccionara a los señalamientos del congresista liberal y, también por escrito, Rodolfo Hernández retó a su coterráneo a someterse a un tribunal de la verdad.

“Doctor Serpa: sé que usted jamás podrá probarme que soy un criminal y no lo voy a amenazar con denunciarlo por calumnia, pero sí lo reto a que nos sometamos a un tribunal de la verdad, que sea escogido por personas serias e intachables, para que escruten nuestro pasado y presente”, escribió Hernández, quien de paso sacó a relucir el fantasma del Proceso 8.000, que ha rondado a Serpa durante mucho tiempo.

Image
La opinión
La Opinión