Escuchar este artículo

El duro debate que generó el plagio de Arias en la plenaria de la Cámara

Miércoles, 24 de Noviembre de 2021
¿Debe o no renunciar la presidente de la corporación tras conocerse que cometió plagio en trabajo de grado?

La plenaria de la Cámara de Representantes abrió en la noche de este martes el debate político sobre si la presidente de la corporación, Jennifer Arias, debe o no renunciar a su cargo luego de que se conociera que cometió plagio en trabajo de grado para una maestría en la Universidad Externado, al punto que se subieron los ánimos.

Arias, además este martes fue notificada de una investigación preliminar por parte de la Corte Suprema, por el mismo caso, lo cual de abrirse de manera formal le llevaría a que tenga una investigación formal por ese delito.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

En la plenaria la oposición cuestionó, de manera inicial, que se impidió que el tema fuera discutido al principio de la misma, pero tras la aprobación de un proyecto de ley sobre cambios en las asambleas departamentales se cambió el orden del día para dar paso a la discusión. La proposición básicamente pedía revocar la elección y convocar a una nueva y reemplazarle.

Previamente a la sesión, la bancada del Centro Democrático, se reunió para escuchar a Arias sobre el tema del plagio, en donde se concluyó respaldarla y solicitar que se le respete el derecho al debido proceso, el cual al parecer se le ha incumplido por parte de la universidad.

En la proposición de la oposición para que renuncie Arias, se expone que “...considerando que el cargo de la Presidencia de una corporación tan importante como la Cámara de Representantes, merece dignidad de quien lo ocupa, además de unas altas cualidades éticas. De desestimar este mensaje que se envía a la sociedad colombiana, es que los poderosos pueden hacer “trampa” sin consecuencias mientras que los ciudadanos de a pie son los únicos que debe cumplir las leyes”.

En la misma, los firmantes, entre ellos los representantes León Fredy Muñoz, Inti Asprilla, Katherín Miranda, María José Pizarro y David Racero, sostienen que “el plagio además de ser un delito, por el cual ya la Corte Suprema abrió una investigación, implica una conducta fraudulenta de quien desconoce intencionalmente la labor intelectual previa y denota falta de transparencia en su quehacer, ya que una persona acostumbrada a engañar en diferentes contextos, rompe la posibilidad de construir confianzas entre las instituciones y la ciudadanía”.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

La representante Miranda, sostuvo que este es un debate ético y que por el respeto que le debe dar a la corporación tiene que renunciar al cargo, “estamos hablando de la Presidencia de la Cámara de Representantes, ese no es un cargo que lo ostenta cualquiera, uno no se puede atornillar al poder, debe reconocer que cometió un error, como así lo dijo la universidad”.

El duro debate que generó el plagio de Arias en la plenaria de la Cámara

Por su parte el representante David Racero, sostuvo que “no es colegaje apoyarla y no pedirle la renuncia, se trata es de hacer respetar la institución (Cámara), es la única forma de volver a hacer creer en la democracia, que los colombianos confíen en los políticos y con el tapen tapen colegas”.

La defensa de Arias

La presidente de la Cámara, hizo una férrea defensa a su situación y lo fundamentó en que no se le respetó el debido proceso en la investigación de la Universidad Externado y el derecho al principio de la inocencia, al cual según ella han tenido congresistas de la oposición que están siendo investigados como León Fredy Muñoz, procesado por tráfico de drogas y la representante Ángela Robledo quien tiene en apelación la pérdida de su curul.

Arias, en su defensa y cuestionamiento a la oposición les señaló que “creen que me pueden hacer un juicio ético, creen que pueden venir a decirle a la plenaria que pidan la renuncia, dicen que hay que decirle la verdad al país, nunca dicen lo que es la verdad”, a la vez que sostuvo que estaba ahí dando la cara al debate.

Según la dignataria de la Cámara, “no tengo miedo a un proceso jurídico” y resaltó que su mínimo derecho es que la escuchen, “a mí la universidad nunca me escuchó, presenté un derecho de petición que jamás me contestaron, me enteré de todo por los medios, por las redes sociales”.


Lea: ¿Por qué mataron a Ramiro Arévalo?

E insistió que “todos tenemos derecho de ser escuchados, de adjuntar pruebas, de no ser mancillado su nombre, mi nombre fue mancillado, sin ni siquiera haber sido escuchada, y por eso me piden que renuncie, sé que no me quieren, la universidad no debió haber mancillado mi nombre”.

Indicó además que tiene las respuestas y las pruebas para demostrar que el documento que uso la universidad no es el que entregó en el 2016.

El duro debate que generó el plagio de Arias en la plenaria de la Cámara

 

La plenaria se levantó sobre las 11:30 tras un larga polémica sobre si la proposición presentada por la oposición era legal o no, pero ante la salida de la oposición, en primer lugar y luego porque otros partidos se abstuvieron de votar, no hubo quorum suficiente.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion.

Image
Colprensa
Colprensa