Escuchar este artículo

El ‘sermón’ de los dirigentes sobre la coyuntura actual

Miércoles, 23 de Marzo de 2016
En estos días de recogimiento muchos dedican un tiempo a hacer un repaso a lo sucedido y a sacar conclusiones.

Los casi cuatro meses transcurridos de 2016 han resultado ser muy agitados no solo en el plano local sino nacional.

Un Concejo que apenas estrenándose terminó metido en un enredo jurídico por cuenta de la elección del contralor y personero; las expectativas por el arranque de los nuevos gobiernos regionales; un fenómeno de El Niño que tiene en apuros a todos los colombianos ante la sequía y la amenaza de racionamiento, y la posibilidad de lograr, después de más de medio siglo, un acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc, son  tan solo algunos de los temas que han copado la agenda noticiosa en estas semanas.

Por eso, en estos días de recogimiento, además de descansar y pasear, muchos dedican un tiempo a hacer un repaso a lo sucedido y a sacar conclusiones frente a lo que vendrá.

La Opinión aprovechó esta Semana Santa, para que esos mismos dirigentes políticos, líderes y defensores de derechos humanos hicieran su reflexión sobre la coyuntura de la ciudad y el país, a partir de las últimas palabras pronunciadas por Jesús durante su crucifixión, en el monte Calvario o Gólgota. Esto respondieron:

Primera palabra:

“Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen...”

-Oliverio Castellanos, concejal de Cambio Radical

“En medio de este largo y duro proceso que ha sido la elección de contralor y personero podemos hacer una ajustada reflexión sobre esta palabra, porque no se les puede perdonar a todos los que quisieron torpedear el proceso, que hayan buscado llegar a estos cargos haciendo uso de mecanismos legales, pero sabiendo que las maniobras que impulsaron para lograr ese fin, son ilegales.

Trataron de violentar la ley buscando por todos lados acciones de tutela, para quedarse finalmente con un contralor y un personero de bolsillo. Eso, desde el punto de vista jurídico, como concejal de Cúcuta creo que no se le puede perdonar a nadie. Hoy, afortunadamente, la ley nos da la razón, al decir que tenemos que elegir un contralor y un personero por las vías legales”.

Segunda palabra:

“Hoy estarás conmigo en el paraíso”

-Wilfredo Cañizares, director de la fundación Progresar

El director de la fundación Progresar trajo a colación el proceso de paz con las Farc para hacer su reflexión sobre esta palabra y esto fue lo que consideró: “Hay algunos colombianos que creen que la paz es el paraíso, otros consideran que debería ser la guerra. Lo ideal es que lo que está pasando en La Habana nos tiene que llevar a mejorar los niveles de participación, de información y a no dejarnos distraer por cualquier situación o noticia que ocurra al respecto. No podemos perder el norte, porque la construcción de la paz depende de todos y todas. Si bien esta paz no será el paraíso sí será un aliciente para el país. Este puede ser el primer paso para que Colombia se enrumbe definitivamente en solucionar los problemas que tiene y en encontrar mejores caminos de reconciliación”.

Tercera palabra:

“...Mujer, he ahí tu hijo... he ahí tu madre...” 

-Liliana Mora, directora de la fundación La Rebelión de las Rosas

Esta exconcejala y defensora de los derechos de las mujeres aprovechó para hacer una reflexión sobre el papel del género femenino en la sociedad y la falta de reconocimiento de sus derechos.

“La mujer, como lo dice la palabra, es la madre del hijo, del hijo libertador. Del hijo que trajo la salvación a la humanidad. Todo aquel que cree en el hijo será salvo. Y ese hijo vino a través del vientre de una mujer bendita entre todas las mujeres. Entonces, si ella pudo traer, a través de su vientre, de su ser, la libertad, ¿por qué hoy las mujeres no somos libres? ¿Por qué hoy las mujeres no podemos gozar del respeto que merecemos? ¿Por qué hoy no ocupan las posiciones y los lugares que han escalado? ¿Por qué no se ha reconocido en la mujer el ser más extraordinario que hay sobre la tierra, si fue elegida para eso?

Hoy, el hijo reconoce a su madre y su madre sabe que su hijo es el salvador. Por eso, reclamamos libertad para las mujeres”.

Cuarta palabra:

“Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”  

-Hernando Ross Pérez, presidente de la Asamblea

“En esta Semana Santa le pido mucho a Dios para que ilumine al Gobierno Nacional, al señor presidente y a sus ministros; a los institutos descentralizados y a todas las entidades encargadas de la inversión, especialmente, a quienes tienen la capacidad de invertir en vías, para que sea una realidad no solo la doble calzada Cúcuta-Bucaramanga, sino la oportunidad de mejorar la Central del Norte.

Pediré para que no nos abandonen más y nos permitan que las Farc y demás grupos guerrilleros o beligerantes que hacen presencia en el Catatumbo, acepten el llamado de paz que hace el gobierno del presidente Santos y esa zona, que es una gran despensa agrícola y enormemente rica, pueda ser explotada de la mejor manera para que genere empleo y acabe los elevados niveles de pobreza que hay. Pediré que mi Dios ilumine a nuestros gobernantes para que, unidos todos, hagamos un gran plan de desarrollo. Que no haya más vendedores ambulantes y que haya oportunidades para ellos, para que se acabe la informalidad”.

Quinta palabra:

“Tengo sed”

-Gregorio Angarita Lamk, director de Corponor

“Cúcuta hoy tiene sed por la desidia de todos nosotros, por el descuido, porque creemos que podemos vivir sin agua, algo que es absolutamente imposible. Por eso, hemos iniciado la campaña ‘El agua soy yo’, para que seamos conscientes de que sin este líquido no hay vida, no hay productividad y no hay nada. Ni siquiera hay futuro para nuestros hijos. La invitación, entonces, es a que en esta semana de reflexión entendamos que si ahorramos y cuidamos el agua, estamos ahorrando vida para nuestros hijos. Tenemos que ser muy sensibles frente a lo que está pasando en Cúcuta, en Norte de Santander, en Colombia y en el mundo. Nada puede hacerse contra los fenómenos climáticos, pero sí podemos entrar en razón y adaptarnos al cambio climático desde nuestras casas. Esto empieza por aprender a cerrar la llave al lavarse la boca, por saber ahorrar agua al bañarse, por no desperdiciarla. Debe haber una verdadera cultura ciudadana y un compromiso de todos con el agua”.

Sexta palabra:

“Todo está consumado”

-Juan Carlos Capacho,concejal del Centro Democrático

“En la política nada está consumado.  Todo va, viene, cambia, según las coyunturas o los intereses de la Nación, o para mal del pueblo, del interés de los particulares. Pero nada puede quedar consumado, o más bien terminado, sin ponderar lo fundamental; los principios que nos gobiernan en lo moral y lo legal. En ese sentido, en el proceso de paz de La Habana nada estará consumado para lograr una paz duradera y estable sin lo fundamental: un marco de justicia que sirva de reivindicación, de garantías para las víctimas de que no habrá repetición de esos hechos que llenan de dolor y sangre los días de los colombianos. De lo contrario, lo que se consumará será el origen de nuevas violencias y un mal ejemplo para la historia. Nada estará consumado hasta tanto la Nación acepte moral y legalmente lo que podrá llamarse acuerdo”.}

Séptima palabra:

“Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”

-William Villamizar Laguado, gobernador de Norte de Santander

El gobernador del departamento, quien acaba de comenzar su segundo mandato, reflexionó sobre los compromisos que tiene en estos cuatro años y lo que espera lograr con el respaldo de la gracia divina. “Encomiendo a todos los nortesantandereanos para que con las acciones que podamos generar, logremos su bienestar, mejorar la productividad y cambiar el modelo de desarrollo de la región. Para que haya posibilidades de progresar y sacar al departamento de su crisis. Le encomiendo a Dios, también, la posibilidad de que se logre efectivamente la paz en la zona del Catatumbo y en el departamento, para que de esta forma podamos avanzar en el desarrollo productivo. Encomiendo mi vida y también a mi familia para que tengamos salud y podamos trabajar por Norte de Santander”.

*Lucy Araque | lucy.araque@laopinion.com.co