Escuchar este artículo

En audiencia pública se evaluaron posibles efectos de la Ley de Fronteras

Martes, 1 de Junio de 2021
La Comisión Segunda del Senado abrió espacio a diferentes actores quienes analizaron esta normativa.

Con una baja participación de gobernadores y alcaldes, la Comisión Segunda del Senado llevó a cabo la Audiencia Pública sobre la Ley de Fronteras, un espacio de discusión que se abrió para que los representantes de los entes territoriales fronterizos y otros actores mostraran los pro y contras frente a la normativa. 

La sesión fue posible después de que el senador Antonio Sanguino, del Partido Verde, presentara la semana pasada una proposición para escuchar a expertos, académicos, agremiaciones, gobernadores y alcaldes de las zonas fronterizas respecto a lo que se plantea en el Proyecto de Ley 299 de 2020. 

Sanguino, quien es ponente de la iniciativa que nació en septiembre de 2019, sostuvo que la aprobación de esta normativa es necesaria para que las zonas fronterizas mejoren en indicadores como salud, educación, agua y saneamiento básico, energía, telecomunicaciones, entre otros. 

Por los lados del departamento, el gobernador Silvano Serrano se ausentó de la audiencia y en su lugar estuvo el secretario de Fronteras y Cooperación Internacional, Víctor Bautista, quien planteó la necesidad de que departamentos fronterizos se puedan unir para presentar proyectos en común. 

“Por ejemplo, si Norte de Santander y Nariño se quisieran enlazar para hacer algún proyecto conjunto no lo pueden hacer, porque no son contiguos geográficamente, por lo que es necesario permitir este tipo de figuras”, sostuvo. 

Por parte de la Alcaldía de Cúcuta tampoco participó el alcalde Jairo Yáñez, quien fue reemplazado por el secretario de Desarrollo Social, Sergio Maldonado, quien lanzó una señal de alerta debido a la crisis económica que vive la ciudad por la pandemia de la COVID-19 y la alta población de migrantes. 

“Cerca del 33 por ciento de los empleos se han impactado por el cierre fronterizo, los ciudadanos venezolanos antes se abastecían en el área metropolitana de Cúcuta y ahora no”, planteó en la audiencia. 

Maldonado apuntó que, de acuerdo con cifras oficiales, en la ciudad hay cerca de 96.000 migrantes, y según cifras extraoficiales se plantea una población entre 115.000 y 120.000 personas migrantes. Debido a esto, alrededor de 24.000 niños se han inscrito al sistema educativo en 2021, cifra que ya dobla la presentada en 2019. 

“El llamado es a que estos espacios incluyan permanentemente la voz de los territorios, en este caso la voz del departamento Norte de Santander y de la ciudad de Cúcuta, para poder realizar la mejor de las iniciativas, como la que ustedes están construyendo”, apuntó. 

Por su parte, Jesús Sepúlveda Bermont, concejal cucuteño del partido Colombia Renaciente, sostuvo que se debe descentralizar las decisiones que se toman respecto a la frontera, pues cada medida, como el cierre de la frontera con Venezuela, afectan al bien común y fortalecen a las mafias ilegales. 

“Lo que pasa en Cúcuta y Norte de Santander es un tema complejo, en una dinámica que ha venido cambiando negativamente para nuestros habitantes. Cúcuta se ha convertido en un caldo de cultivo para todo lo que tiene que ver con la ilegalidad. Cada paso que se ha dado desde Bogotá lo que ha hecho es aumentar nuestro problema de ilegalidad”, lanzó en la audiencia. 

Acto seguido, Carlos Luna, presidente del Comité Intergremial, lamentó que hoy no se abriera la frontera legal entre Colombia y Venezuela, expresando que esa acción es una gran herramienta de reactivación económica. 

“Hace seis años no pasan vehículos por los puentes internacionales de Norte de Santander, hace dos años no pasa mercancía legal por las fronteras del departamento y hace un año las personas deben pasar por las trochas sometiéndose a los vejámenes de las bandas ilegales. Esperamos recuperar esa frontera, porque es necesaria para implementar un control migratorio”, afirmó. 

Por su parte, Álex Mauricio Narváez, representante de la Gobernación de Nariño, se unió a la propuesta de apoyar con diferentes mecanismos a los territorios fronterizos, debido a que son los que hacen frente al problema migratorio.  

Según las cifras presentadas, en Nariño hay 7.000 migrantes identificados legalmente, aunque cifras extraoficiales data de unos 30.000 ciudadanos extranjeros, en su mayoría venezolanos. 

“Nuestro departamento se encuentra en un riesgo alto, por lo que desde este régimen especial podemos abocar de una forma diferente a los departamentos fronterizos. Con Norte de Santander somos prácticamente los dos departamentos con más actividad y las necesidades son múltiples”, afirmó. 

Tras escuchar a los diferentes actores y las excusas de otros invitados que no participaron en el encuentro, el presidente de la Comisión Segunda, José Luis Pérez, levantó la audiencia y citó a la Comisión para mañana a las 9:00 de la mañana. 

Image
Oscar Andrés Olarte
Óscar Andrés Olarte