En Cúcuta entregan restos óseos de víctimas de desaparición forzada y de homicidio

Martes, 10 de Noviembre de 2020
Unidad de Víctimas acompañó devolución digna de restos a familiares por desaparición forzada y homicidio.

Una actividad conjunta entre la Unidad para las Víctimas, con coordinación de la Fiscalía General de la Nación, permitió que dos familias nortesantandereanas recibieran los restos óseos de una víctima del conflicto en el Catatumbo, y otro caso relacionado con homicidio, después de que fueran declaradas como desaparecidas durante cerca de dos décadas.

El primer caso corresponde a un hombre que fue reportado como desaparecido en el año 2001 en la capital cucuteña, según las investigaciones su deceso se dio después de un homicidio, según anunció la Unidad Para las Víctimas en su página web.

Los otros restos óseos corresponden a una víctima del conflicto armado, en su expediente se reporta una desaparición forzada en el mes de febrero de 1995, cuyos hechos se registraron en el municipio de Tibú.

Alicia María Rojas Pérez, directora territorial de la Unidad para las Víctimas en Norte de Santander y Arauca, indicó que a través de un acto de dignificación con un equipo profesional y calificado, la entidad acompañó este proceso, brindando apoyo psicológico a los familiares de las víctimas, "lo que permitió expresar sus sentimientos en medio de la tensión emocional generada al conocer y visualizar la información y el estado de sus seres queridos". 

“En esta oportunidad estamos expresando toda nuestra solidaridad y acompañamiento a estas dos familias en medio de su dolor. Estamos con ellas, asistiéndolas y prestándoles todo nuestro apoyo psicosocial para enfrentar esta dura realidad”, dijo la funcionaria. 

Uno de los objetivos de la Unidad de Víctimas en estos procedimientos es garantizar el cumplimiento y resarcimiento a las familias que reciben los restos de su familiar, que estuvo desaparecido por años, hasta su inhumación.

“Además del trabajo jurídico, en cabeza del fiscal que coordinó la diligencia, la Unidad se encargó de garantizar a las familias el acceso a las demás medidas de reparación y satisfacción, mediante la verificación y consulta de los procesos registrados con la entidad, por este motivo se dispuso de un profesional para informar y orientar”, se asegura desde la Unidad.