Escuchar este artículo

Este es el plan para vincular a las mujeres en la reactivación económica

Miércoles, 31 de Marzo de 2021
En Cúcuta, de los 50.518 empleos perdidos entre marzo y diciembre de 2020, 24.480 eran ocupados por mujeres.

La pandemia por la COVID-19 que aterrizó en Colombia en marzo de 2020 hizo estragos no solo en la salud de miles de ciudadanos, sino también en la economía, y unas de las más afectadas por el nuevo escenario al que se vio enfrentado el país fueron las mujeres.

De acuerdo con las cifras de la Gran Encuesta Integrada de Hogares elaborada por el Dane en 23 ciudades, entre marzo y diciembre del año pasado la tasa de desempleo femenino a nivel nacional alcanzó el 21,7%.

Cúcuta, como ya es habitual, estuvo muy por encima de ese promedio y con un 26,8% se ubicó entre las 10 ciudades con más mujeres desempleadas desde que llegó el coronavirus, hasta el cierre del año.

De los 50.518 empleos perdidos durante ese tiempo en la capital de Norte de Santander, 24.480 eran ocupados por mujeres, lo que quiere decir que el 48,5% de las personas que dejó de trabajar durante el periodo de pandemia eran representantes de este género, según los datos de la encuesta del Dane.

Ante esta radiografía, el Gobierno Nacional decidió poner en marcha una estrategia de empoderamiento económico con un enfoque de mujer, a fin de consolidar a Colombia como “una nación de mujeres emprendedoras” y vincularlas así al proceso de reactivación que está en marcha en el país para hacerle frente a lo que dejó la emergencia sanitaria.

En diálogo con La Opinión, Gheidy Gallo Santos, consejera presidencial para la Equidad de la Mujer, explicó que la iniciativa ha sido denominada ‘Colombia se reactiva con las mujeres’ y está diseñada a partir de tres instrumentos: el fortalecimiento del Fondo Mujer Emprende, el impulso al mercado de las compras públicas y las regalías con enfoque de género.

“La idea es que Colombia pueda ser un país de mujeres emprendedoras y que a través de eso mitiguemos el desempleo”, resaltó la funcionaria.

Explicó que, en primer lugar, lo que se busca desde el Fondo es garantizar la financiación, el apoyo a la formalización y el acompañamiento a la estructuración de proyectos productivos que quieran sacar adelante las mujeres en departamentos como Norte de Santander.

“Muchas veces, ese es el cuello de botella, porque las mujeres no saben estructurar un proyecto. El propósito es que tengamos emprendimientos que sean rentables, sostenibles y perdurables en el tiempo”, señaló.

Gallo anunció que, en el caso particular de Norte de Santander, junto con el gobernador Silvano Serrano acordaron unir esfuerzos para disponer recursos en las bolsas regionales y focalizar el apoyo a las asociaciones de mujeres productoras en el sector rural, en temas de certificaciones y asistencia técnica para optimizar el proceso de los emprendimientos.

“La idea es que en esta primera fase del Fondo apoyemos emprendimientos que ya están en marcha y podamos tener unas victorias rápidas, pero hemos identificado también unos sectores para mujeres rurales y urbanas como: café, cacao, artesanías, panelería y aguacate hass, porque esos sectores tienen una dinámica muy importante a nivel nacional e internacional”, dijo.

Agregó que a nivel urbano los sectores claves serían: el de tecnología y la información, confecciones, agroalimentos y economía naranja

Mercado de las compras públicas y regalías

La consejera para la Equidad señaló que uno de los avances más importantes en la agenda legislativa aprobada el año pasado es la inclusión en la Ley de Emprendimiento de un artículo que establece criterios diferenciales en los pliegos de contratación para facilitar la participación de empresas lideradas por mujeres.

“En Norte de Santander, por ejemplo, vamos a hacer un proyecto piloto en materia de compras públicas, haciendo un acompañamiento a asociaciones de mujeres rurales, donde el objetivo es que ellas puedan ser proveedoras del sistema de compras públicas de la Gobernación, principalmente en el PAE”, explicó Gallo Santos.

Agregó que con la Gobernación también van a trabajar de manera conjunta para estructurar un proyecto tipo, de tal manera que con los recursos de las regalías se puedan apoyar los emprendimientos de las mujeres del departamento.

“Los proyectos que estructuren los mandatarios regionales deben tener un enfoque de género y para concretar eso ya estamos trabajando con el Departamento Nacional de Planeación en un proyecto tipo con enfoque de género que le va a apostar a que las entidades financien proyectos productivos, con el propósito de acelerar la reactivación económica”, manifestó.

En este momento, el Gobierno Nacional se encuentra consolidando el primer banco de proyectos productivos liderados por mujeres.

“Con este banco, pasamos en abril y mayo a hacer un proceso de preselección y esperamos en junio o julio hacer la asignación de los recursos para apoyar el emprendimiento de mujeres”, anunció.

Image
Desempleo femenino
Image
Desempleo femenino

Otras medidas de mitigación

Gheidy Gallo Santos recordó que una de las primeras medidas que dispuso el Gobierno para mitigar la brecha de género en términos de empleo, que se profundizó con la pandemia, fue el Ingreso Solidario, el cual ha beneficiado a cerca de dos millones de mujeres, equivalentes al 64% del total de los beneficiarios.

“La Ley del PAEF, el Programa de Ayuda al Empleo Formal, también tuvo enfoque de género y el subsidio que se les dio a los hombres fue del 40% y el de las mujeres del 50%. El resultado es que cerca de 1,5 millones de mujeres beneficiadas mantuvieron su trabajo en la COVID y en los sectores más afectados”, resaltó la consejera para la Equidad.

Dijo que otro de los compromisos que tiene el Gobierno Nacional es la estrategia ‘Compromiso por Colombia’, cuyo propósito es contribuir en la generación de empleo frente a la pérdida que se tuvo por la COVID.

“Hay más de 560 proyectos en todo el país en infraestructura, en energía, minería, vivienda que ya tienen cierre financiero. El presidente dio la instrucción de que cerca de 14 entidades del Gobierno Nacional, dentro de sus programas, deben incorporar estrategias con tres propósitos: mantener el empleo de mujeres, dinamizar la participación de las mujeres en sectores que tradicionalmente son masculinos, como el de infraestructura, construcción, minería y energía, y garantizar el acceso de las mujeres al cierre de la brecha tecnológica”, sostuvo.

La consejera anticipó que cuentan con los recursos para atender a 800.000 mujeres en lo que queda de esta administración, bien sea con ofertas de empleo específicas, o con apoyo a sus emprendimientos.

En ese sentido, destacó que, “la equidad de género es uno de los sellos distintivos que llegó para quedarse como un legado en la sociedad”.

Image
La opinión
La Opinión