Escuchar este artículo

Esto es lo que contempla la nueva Ley de Fronteras sancionada por el presidente Duque

Viernes, 6 de Agosto de 2021
La Opinión le presenta los principales alcances de esta norma que es una realidad, tras dos años de discusión en el Congreso.

Después de dos años de trajinar en el Congreso de la República y en momentos en que regiones como Norte de Santander atraviesan una difícil situación por cuenta del rompimiento de las relaciones diplomáticas con Venezuela, la crisis migratoria y el accionar de los grupos armados ilegales, una nueva Ley de Fronteras acaba de entrar en vigencia.

La iniciativa, presentada en septiembre de 2019 por el entonces ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo, fue sancionada el miércoles por el presidente de la República, Iván Duque, junto con la Ley de Política Integral Migratoria, y su principal objetivo es fomentar el desarrollo integral y diferenciado de los departamentos fronterizos, una deuda que sigue estando vigente con estas regiones, a pesar de que en 1995 ya había sido aprobada una norma en ese sentido.

Esta nueva ley señala que con su aplicación lo que se pretende es lograr un mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de los territorios que tienen una condición limítrofe, propiciar la equidad con relación al resto del país, promover la integración con las zonas fronterizas de los países vecinos y garantizar el ejercicio efectivo de la soberanía nacional.

Lea también: Política Integral Migratoria trazará los lineamientos para una migración segura, ordenada y regular

“Los gobiernos nacional, departamental y municipal fronterizos adelantarán la formulación, implementación y evaluación de políticas públicas para los fines establecidos en esta ley, contando con la activa participación de los organismos gubernamentales y no gubernamentales, como también de los diferentes sectores de la sociedad, incluidos los consejos territoriales de planeación”, señala uno de los apartes de la Ley 2135.

Entre los aspectos más relevantes que contempla y que podrían tener gran incidencia en departamentos como Norte de Santander figura el establecimiento de un régimen aduanero especial y la distribución de combustibles líquidos con un régimen de comercialización particular, a fin de fomentar la legalidad.

Sin embargo, llama la atención que la Ley incluye también varias disposiciones e iniciativas que difícilmente podrían implementarse hoy, por cuenta del rompimiento de las relaciones diplomáticas con Venezuela.

En el artículo 22, por ejemplo, se habla de que para el establecimiento de los Centros de Atención Fronteriza que priorice el Gobierno Nacional, el Ministerio de Relaciones Exteriores, de común acuerdo con el país vecino, habilitará el respectivo paso o cruce de frontera.

En estos momentos tampoco sería posible la concertación entre la Cancillería y su par en Venezuela, para “definir los modelos integrados de control migratorio, aduanero, epidemiológico, sanitario, fitosanitario y zoosanitario, entre otros, que estarán en cabeza de las respectivas autoridades nacionales y deberán adoptarse para cada CEBAF”.

La adecuación de instalaciones administrativas en las zonas de frontera, para concentrar a las autoridades nacionales que intervienen en el control de las operaciones de transporte, tránsito, aduana, migración, sanidad y otros relacionados con el acceso de personas, vehículos y mercancías cuando ingresen o salgan del territorio nacional, igualmente quedará congelado mientras persista el bloqueo de los puentes internacionales.

Otros aspectos que contempla la Ley

Régimen económico de frontera

-La nueva Ley de Fronteras señala que, dentro de los 12 meses siguientes a su entrada en vigencia, el Ministerio de Hacienda y la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) evaluarán conjuntamente con las demás entidades nacionales competentes, la posibilidad de establecer nuevas zonas de Régimen Especial Aduanero para beneficiar a los territorios de frontera.

-El Gobierno Nacional definirá también los mecanismos para facilitar el comercio transfronterizo, de acuerdo con el ordenamiento jurídico interno. “Podrá establecer los criterios para la formalización de corredores logísticos de aprovisionamiento y abastecimiento en aquellas zonas que por su ubicación geográfica y los ciclos climáticos ameriten este tratamiento especial”, dice la ley.

-El combustible con beneficios económicos y tributarios se asignará en primer lugar a los municipios declarados como zonas de frontera y luego se entregará a las estaciones de servicio ubicadas en estos, para ser distribuido al parque automotor en la forma establecida en las disposiciones vigentes. El combustible distribuido a grandes consumidores en zonas de frontera no gozará de las exenciones o beneficios económicos.

“Los gobernadores de departamentos fronterizos y alcaldes de municipios considerados como zonas de frontera, con fundamento en cambios en las dinámicas territoriales, debidamente acreditados, podrán solicitar al Ministerio Minas y Energía la evaluación del ajuste de los cupos asignados, previo concepto otorgado por el Ministerio de Hacienda”, señala la norma.

Fortalecimiento institucional

-Se permitirá la determinación de Zonas de Frontera y de Unidades Especiales de Desarrollo Fronterizo, vía decreto.

Image
Los pasos fronterizos con Venezuela siguen cerrados y las relaciones congeladas./Foto archivo La Opiniòn

-Las entidades territoriales podrán sacar adelante proyectos de desarrollo e integración fronteriza, los cuales deberán estar en sintonía con los Planes Nacionales de Desarrollo y registrados en un Banco Único de Proyectos.

-Los departamentos y municipios fronterizos podrán crear esquemas asociativos territoriales fronterizos.

-Se podrán declarar Zonas Especiales de Intervención, teniendo en cuenta la brecha socioeconómica existente entre los territorios fronterizos y el resto del territorio nacional, con el propósito de adoptar medidas diferenciales para salvaguardar los derechos fundamentales de los habitantes de las zonas de frontera, cuando se presenten situaciones como: el aumento ostensible de los flujos migratorios hacia el territorio colombiano, la devaluación de la moneda del país limítrofe, cualquier circunstancia que distorsione o impacte negativamente los principales indicadores sociales, ambientales y económicos en la frontera.

“Mediante esta medida el Gobierno podrá establecer las medidas diferenciales y focalizadas que estime necesarias para salvaguardar los derechos fundamentales de los habitantes del territorio fronterizo, proteger el tejido empresarial local, la soberanía nacional, el abastecimiento de bienes y servicios necesarios, la prestación de servicios de salud, la seguridad e inocuidad alimentaria, la reducción del contrabando y el derecho a la libertad de empresa, entre otros”, dice la ley.

A continuación podrá encontrar el documento con el contenido completo de la nueva Ley de Fronteras sancionada por el presidente de la República.

Image
Lucy Araque