Escuchar este artículo

García-Herreros podría aterrizar en el uribismo

Miércoles, 13 de Febrero de 2019
El dirigente del Partido Conservador se quedaría sin el apoyo de esta organización para optar a la Gobernación.

A pesar de que hace cuatro años fue el acreedor del aval de su partido, el Conservador, y contó con el apoyo decidido de buena parte de la dirigencia de esa colectividad en Norte de Santander, entre ellos el entonces senador Juan Manuel Corzo y el representante Juan Carlos García Gómez, en esta oportunidad, la nueva aspiración del  precandidato a la Gobernación Juan Carlos García-Herreros no parece encontrar mucho eco entre los azules.

Aunque en el conservatismo no se han definido los avales y la última palabra no está dicha, pues las inscripciones están abiertas hasta el primero de marzo, cada vez toma más fuerza la posibilidad de que el apoyo del directorio y de los congresistas de la región sea para el excontralor Silvano Serrano.

En vista de este panorama y de que ante un escenario como el que se plantea, García-Herreros solo se quedaría con el respaldo de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y del expresidente Andrés Pastrana, el aspirante estaría contemplando la idea de un Plan B: pedir pista en el Centro Democrático.

Varios integrantes de ese partido coincidieron en que este viernes podría ser un día decisivo para los intereses del empresario cucuteño, toda vez que su caso sería sometido a consideración en la convención regional que presidirá el jefe de ese partido, el senador Álvaro Uribe Vélez, en Bucaramanga.

A este encuentro están convocados, además de los dirigentes del uribismo en el departamento, los precandidatos que han manifestado su intención de recibir el aval para las elecciones de octubre.

La invitación de García-Herreros ya la habría tramitado un sector del partido que está de acuerdo en mantener la coalición del ‘No’ y, según confirmó un integrante del CD, Uribe la aceptó, por considerar que se deben revisar todas las posibilidades.

“Él (García) está dispuesto a someterse a las reglas de juego del partido y a que se establezca un mecanismo de selección como el que se hizo para la consulta presidencial. Lo importante es que la coalición del ‘No’ se mantenga”, manifestó un dirigente del uribismo que ha conocido de las movidas en torno a la posible llegada del empresario conservador a las toldas uribistas.

No es un desconocido en la coalición

De concretarse esta opción, Juan Carlos García-Herreros no aterrizaría como un desconocido en el Centro Democrático, toda vez que hizo parte activa de la campaña de Iván Duque en primera y segunda vuelta, en Norte de Santander.

El precandidato también coordinó en la región la candidatura de Marta Lucía Ramírez, para la consulta presidencial, en marzo de 2018, dado su arraigo en el conservatismo y su cercanía con la ahora vicepresidenta.

En ese sentido, García-Herreros respondería al interés que desde un principio tuvo el uribismo en esta zona del país, de mantener la unión con los azules, para pelear por los cargos de elección popular en los comicios de octubre.

Con esta alianza, el Centro Democrático estaría buscando, igualmente, mantener viva la opción de presentarse con una propuesta fuerte a la Gobernación, después de que la coalición quedara fracturada ante el ingreso de los congresistas Juan Pablo Celis y Juan Carlos García Gómez al gabinete de William Villamizar, cuyo grupo político impulsa la candidatura de Silvano Serrano.

Al ser consultado sobre su intención de tocar puertas en el Centro Democrático, Juan Carlos García-Herreros dijo: “siempre he buscado ser parte de la coalición del ‘No’”.

Image
La opinión
La Opinión