Gobernador designa alcalde encargado en Tibú, tras hacer efectiva salida de Corina Durán

Sábado, 15 de Mayo de 2021
Silvano Serrano ofició a la Registraduría para convocar elecciones atípicas, teniendo en cuenta que faltan más de 18 meses para que termine el actual periodo.

Ya es oficial la salida de la alcaldesa de Tibú, Corina Yezmín Durán, del cargo para el cual fue elegida en 2019.

El gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, hizo efectivo el fallo de única instancia proferido hace unos días por el Tribunal Administrativo de Norte de Santander, que declaró nula la elección de la dirigente conservadora, por una inhabilidad.

Mediante el Decreto 791 del 14 de mayo de 2021, el mandatario departamental designó como alcalde encargado al secretario de Gobierno de Tibú, Jorge Torrado Flórez, mientras el partido que avaló a Durán, es decir, el Conservador, envía la terna de la cual saldrá el nombre del gobernante que asumirá las riendas del municipio en provisionalidad.

Cabe recordar que como todavía faltan dos años y siete meses para terminar el actual periodo de los gobernantes locales y regionales, será necesario convocar a nuevas elecciones para elegir al sucesor de la saliente alcaldesa, para lo que resta del periodo 2020-2023.

En ese sentido, el gobernador ofició a la Registraduría para que, en primer lugar, certifique el partido político que inscribió a Corina Yezmín Durán como candidata a la Alcaldía de Tibú, con el fin de solicitar oficialmente la terna para el encargo temporal. Así mismo, para que, conforme lo establece la Constitución, se convoque a las elecciones atípicas correspondientes.

Según el artículo 107 de la Ley 136 de 1994, “en caso de falta absoluta de un alcalde, el gobernador respectivo, mediante un decreto de encargo, señalará la fecha de la elección del nuevo alcalde, la cual debe realizarse dentro de los dos meses siguientes a la expedición del citado decreto”.

A Corina Durán el Tribunal Administrativo de Norte de Santander decidió anularle su elección, por cuanto la mandataria se encontraba inhabilitada para aspirar al cargo, pues suscribió contratos con entidades públicas dentro del año anterior a los comicios.

Según se documentó durante el proceso, en calidad de representante legal de la estación de servicio Campo Dos SAS ZOMAC, Durán firmó un contrato el 18 de febrero de 2019 con Máquinas y Servicios Viales del Municipio de Tibú, una entidad pública.

Al revisar las pruebas aportadas, los magistrados encontraron que, en efecto, sí estaban acreditados los elementos que confirman la inhabilidad en la que estaba incursa la mandataria al momento de ser elegida.

“La Sala encuentra que el acto de elección de la demandada se halla viciado de nulidad”, advirtió el fallo.

Aunque la defensa de la alcaldesa insistió en que esta no sacó provecho alguno de los contratos que se celebraron a nombre de la estación de servicio Campo Dos, pues además de que los registros contables de 2019 evidenciaron que la sociedad no registró utilidades en ese año, de haberlas obtenido, estas no ingresaban al patrimonio de ella, el Tribunal consideró que no resultaban válidos esos argumentos.

Corina Yezmín Durán Botero asumió la candidatura a la Alcaldía de Tibú en la recta final de la campaña para los comicios de 2019, luego de que su esposo Bernardo Betancurt Orozco fuera asesinado en medio de una correría proselitista.

En vista de lo ocurrido, el Partido Conservador avaló, inscribió y delegó a Durán Botero para que continuará adelante con el proyecto político, resultando elegida.

Image
La opinión
La Opinión