Escuchar este artículo

Gobierno reitera que se fortalecerán controles en puntos de frontera

Viernes, 16 de Octubre de 2020
El presidente Iván Duque asegura que migrante que llegue a delinquir será deportado.

El presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, reiteró que se fortalecerán los controles fronterizos para así contrarrestar la llegada y propagación de la COVID-19, ahora que se ha dado una nueva llegada masiva de migrantes venezolanos por los pasos ilegales que conectan con el vecino país.

El mandatario insistió en que la situación lo amerita “porque la pandemia no se ha ido”.

Como se sabe, esta semana, la Gobernación de Norte de Santander, el Ejército, la Policía Nacional y Migración Colombia reforzaron la vigilancia en los pasos irregulares (trochas) en la zona de frontera, para evitar que los migrantes reingresen en desbandada a Colombia.   

Durante una jornada de Revisión Estratégica de Seguridad en Montelíbano (Córdoba), el jefe de Estado sostuvo que la solidaridad de los colombianos con los venezolanos ha estado por todo lo alto en los últimos años, revelando muestras de fraternidad.

“Hemos entendido que muchos de ellos han salido huyendo de los estragos de la dictadura, que muchos han dejado su lugar de nacimiento, porque perdieron todas las oportunidades”, comentó el mandatario.

Sin embargo, manifestó que esa muestra de bondad no se puede confundir con permisividad, por lo que reiteró que aquel inmigrante que llegue a delinquir a Colombia, le caerá todo el peso de la ley y será deportado.

Lea también: Refuerzan vigilancia en trochas para intentar contener desbandada migratoria

“Pero yo quiero ser claro en lo que voy a transmitirles. La fraternidad es una manifestación que nosotros la hacemos a conciencia, pero vamos a tener siempre cero tolerancia con cualquier conducta criminal o contraria a la ley por parte de los migrantes en el territorio nacional”, expresó el presidente colombiano.

Con el fin de frenar la llegada masiva de ciudadanos venezolanos que buscan trasladarse al interior de Colombia, la seguridad fue reforzada en 17 trochas con 200 uniformados, más el personal que ha desplegado el Ejército, con el objetivo de identificar a aquellas personas que quieran pasar de manera irregular y así saber quiénes son, de dónde vienen, cuál es su destino y qué van a hacer en el país.

Según el coordinador de Migración Colombia en Norte de Santander, César Duarte, por las trochas estaban pasando diariamente alrededor de 500 a 600 personas solo por Villa del Rosario (inmediaciones del puente internacional Simón Bolívar).

En medio de la situación, una grave denuncia hizo en los últimos días Javier Tarazona, director de la Fundación de Redes (Fundaredes), en el estado Táchira, quien aseguró que varios funcionarios públicos venezolanos estaban cobrando en dólares y hasta accediendo sexualmente a las mujeres para que se les permitiera el paso por la frontera hacia Colombia.

Image
Web la Opinión
Web La Opinión