Escuchar este artículo

Jóvenes piden una política para ellos en el posconflicto

Domingo, 21 de Agosto de 2016
Este fin de semana tuvo lugar en Los Patios el primer Encuentro Departamental de Jóvenes por la Paz.

La posibilidad de que Colombia ponga fin a más de medio siglo de conflicto con una de las guerrillas más antiguas del país, llena de esperanza y grandes expectativas a los jóvenes del departamento.

Si bien muchos todavía desconocen en detalle los acuerdos de paz que negocian el Gobierno y las Farc en Cuba y cuya agenda están a punto de cerrar, el solo hecho de pensar que está a punto de cerrar un capítulo de violencia los motiva, por lo que esto podría significar para la juventud.

Así lo manifestó este fin de semana un grupo de jóvenes organizados en asociaciones, colectivos y movimientos estudiantiles, que se congregaron para el primer Encuentro Departamental de Jóvenes por la Paz, que tuvo como escenario el Colegio Fe y Alegría.  

Allí, los participantes hicieron énfasis en que muchos han sido los jóvenes, especialmente los que habitan en el campo o en los sectores más pobres, que se convirtieron en carne de cañón para los grupos armados, arrebatándoles consigo la posibilidad de educarse y formarse para el futuro.

“Nos han cerrado los espacios y momentos para el deporte, el arte, la cultura y la sana diversión que son inherentes a la condición de jóvenes”, manifestaron.

En ese sentido, consideran que en un escenario de posconflicto, es necesario que desde el Gobierno se construya una política juvenil que resarza el daño que la guerra le ha causado a este sector de la población y responda a sus necesidades.

“Reconociendo su condición de frontera, de extensas regiones para el campo, de presencia de cultivos de uso ilícito, con presencia de fuerzas guerrilleras, donde las poblaciones son altamente azotadas por el narcoparamilitarismo, la corrupción y la pobreza, Norte de Santander convive con cientos de jóvenes llenos de talento, de ganas por emprender caminos para el beneficio de sus comunidades, jóvenes que poseen indescriptibles capacidades académicas e investigativas que es hora de reconocer”, plantearon durante el encuentro.

La Opinión