Escuchar este artículo

La JEP amplía seis meses las medidas sobre el Cementerio Central de Cúcuta

En agosto pasado, la Alcaldía presentó un plan de adecuación del camposanto, el cual estará listo en agosto de 2023.

Por considerar que los riesgos de manipulación de los cuerpos de personas no identificadas o identificadas, pero no reclamadas que se encuentran en el Cementerio Central de Cúcuta persisten, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) mantendrá las medidas cautelares decretadas desde hace un año sobre este camposanto.


Le puede interesar: 'Pasteland', el Festival del Pastel y la Avena, regresa recargado


La Sección de Ausencia de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad de la justicia transicional decidió esta semana extender por seis meses más la medida, teniendo en cuenta que el plan que diseñó la administración municipal para ampliar la capacidad del lugar y disponer de un sitio específico para la conservación y custodia de los restos de posibles víctimas del conflicto finaliza en agosto de 2023.

Para adoptar esta determinación también se tuvo en cuenta que la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas todavía no ha hecho su intervención en el Cementerio Central y es necesario seguir garantizando la protección de los restos.

Así las cosas, en los próximos meses continuará prohibida toda exhumación y reubicación de cuerpos no identificados o identificados no reclamados que reposen en el Cementerio, salvo que de por medio haya una orden de la justicia especial u otra autoridad competente.


Lea además: Este es el precio del Soat a partir del 1 de diciembre con el descuento del 50%


Durante este tiempo tampoco estará permitida la manipulación de los restos que se encuentran en monumentos o en fosas comunes y deberá mantenerse la custodia y debida conservación de los mismos, hasta tanto sean exhumados con miras a su identificación y cotejo por las autoridades competentes o con fines de investigación.

La JEP decidió seguir, además, con la prohibición para adelantar nuevas inhumaciones en los pabellones o áreas donde reposan o puedan reposar cuerpos no identificados o identificados no reclamados.

“En caso de requerirse nuevas inhumaciones de CNI o CINR, realizarlas en bóvedas individuales, en este o en otro cementerio de la ciudad, con la inscripción de los registros correspondientes de conformidad con las normas vigentes y garantizar su adecuada conservación y custodia”, fue una de las medidas que adoptó la Jurisdicción de Paz desde noviembre de 2021 y que se prorrogará hasta mayo de 2023.

El Plan de la Alcaldía

En agosto pasado, el alcalde de Cúcuta, Jairo Tomás Yáñez Rodríguez, le remitió a la JEP un Plan de Adecuación del Cementerio Central, luego de la orden de arresto y el pago de una multa de $5 millones que ordenaron en su contra, por no cumplir el requerimiento que le venían haciendo desde noviembre de 2021, de adelantar las adecuaciones que fueran necesarias para asegurar la protección y custodia de los cuerpos de eventuales víctimas.

Image
El cementerio hace rato copó su capacidad instalada./Foto Jorge Gutiérrez

 

Según el documento presentado y admitido por la JEP, la administración se comprometió a ampliar el camposanto, interviniendo un espacio de 550 metros cuadrados y aumentando la capacidad y ubicación en 2.020 unidades de restero y 556 bóvedas.

“(…) se construirá un centro de almacenamiento de tipo bóvedas individuales para la conservación y custodia de dichos restos de cuerpos humanos, cuyas exhumaciones hayan sido autorizadas de acuerdo con la normatividad vigente. Así mismo, este centro de almacenamiento tendrá la capacidad para albergar transitoriamente a los que actualmente reposan en fosas comunes en el CCC”, señala el Plan que recibió la JEP.


Lea también: ¡Pilas! En 2023, las motocicletas deben rodar con nuevas llantas


La Alcaldía informó entonces que el proyecto se adelantaría en cuatro fases y que para sacarlo adelante ya estaban dispuestos los recursos necesarios.

En la primera etapa están contemplados  los estudios topográficos, geotécnicos, diseños de suelos, estructurales, la elaboración de presupuestos de obra, planos de detalle para la etapa de construcción con sus respectivas especificaciones, entre otros. El plazo de entrega fue fijado para el 30 de diciembre y la inversión será de $200 millones.

La segunda fase corresponde a los trámites legales para el inicio de la construcción y la tercera a la ejecución de la obra, la cual está prevista para que se culmine en cinco meses. La inversión estimada es de $2.267 millones.

“Finalmente, en la cuarta fase, se hará la entrega y recibo de las obras por parte del contratista y la interventoría a la Alcaldía y a la administración del camposanto, en un tiempo de un mes. De acuerdo con la Alcaldía, se espera que el plan de adecuación del cementerio esté concluido el 30 de agosto de 2023, incluyendo esta última fase”, informó la JEP.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Sábado, 26 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión