Escuchar este artículo

La polarización marcará la carrera presidencial

Miércoles, 23 de Noviembre de 2016
La refrendación del acuerdo de paz con las Farc en el Congreso ha agitado el debate entre los sectores.

Si el plebiscito del 2 de octubre que pretendía aprobar en las urnas el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto con las Farc dividió al pueblo colombiano y dejó al país sumido en una incertidumbre, la refrendación del nuevo texto a través del Congreso de la República tiene aún más polarizadas las opiniones en torno a su validez.

Aunque el presidente Juan Manuel Santos no está obligado a legitimar popularmente cualquier acuerdo de este tipo, pero prefirió hacerlo para darle una mayor solidez a la negociación, la idea de que ya no sea mediante un mecanismo de participación sino por medio de una de las tres ramas del poder público, ha agitado el debate entre los sectores no solo políticos, sino académicos.

Para el analista John Marulanda, el acuerdo adquiere su verdadera legitimidad “cuando la Corte Constitucional así lo determine, y eso puede hacerse en el Congreso, pero no ante la opinión pública que fue mayoría en el plebiscito y que demandó un nuevo acuerdo para volverlo a refrendar en las urnas”.

Por su parte, el exministro Armando Estrada Villa, reconoce que si bien el nuevo acuerdo es válido, advierte que mientras este no goce de un amplio respaldo mayoritario por el constituyente primario, carecerá de verdadera legitimidad.

“Aquí lo que estamos viendo es que el acuerdo divide a los colombianos, mucha gente no lo comparte. Es diferente al Frente Nacional que tuvo el respaldo del 90 por ciento de los colombianos, o el acuerdo con el M-19, que tuvo acuerdo casi unánime de todos los colombianos”, consideró.

Y si bien, muchos de los sectores que apoyaron el ‘No’ hoy respaldan los ajustes hechos, el Centro Democrático decidió emprender una cruzada que hará aún más radical la oposición al acuerdo y que se convertirá en el punto de quiebre de la campaña presidencial de 2018.

De hecho ayer, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, aseguró que la propuesta del uribismo de revocar el Congreso demuestra que su posición es completamente política.

“Finalmente destaparon las cartas y le confirmaron al país que están utilizando el tema de la paz como un mecanismo  de hacer política electoral para el 2018”, afirmó Cristo.

Enfrentamientos de este tipo serán la constante durante los próximos meses en los que la implementación de lo pactado quedará inmersa en la carrera electoral.

Image
Colprensa
Colprensa