Escuchar este artículo

La Registraduría y el DANE trabajarán en depuración del censo para elecciones de 2022

Miércoles, 27 de Octubre de 2021
La semana pasada, el registrador cuestionó las cifras más recientes del censo nacional de población.

Luego de la polémica que se desató por cuenta de las declaraciones del registrador nacional, Alexander Vega, quien aseguró que las bases de datos del DANE no eran confiables y que las cifras de esa entidad no coincidían con las del registro civil, las dos entidades acordaron sentarse a trabajar juntas en la depuración del censo demográfico, el registro civil y el censo electoral, antes de las elecciones de 2022.

Lea también: 

El senador Juan Carlos García toma la delantera en la puja por Comfanorte

De acuerdo con la queja que puso  Vega la semana pasada, no se entiende cómo mientras las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística indican que en total son 50 millones de colombianos, en el registro civil aparecen reportados 55 millones.

¿Dónde están los otros cinco millones de colombianos? Claro, debe haber algunos que han emigrado, pero ¿dónde están el resto de colombianos?”, fue el cuestionamiento hecho por el registrador, que encendió el debate en el país sobre la verdadera cifra de colombianos que podrá participar en las elecciones para Congreso y Presidencia de la República, el próximo año.

Tras el rifirrafe, Alexander Vega y el director del DANE, Juan Daniel Oviedo, se reunieron y anunciaron la conformación de una mesa técnica para comenzar a trabajar en la revisión de las cifras y de esta manera poder dar de baja todos aquellos documentos que ya no tienen validez.

“Vamos a darle un informe detallado al país de cuántos colombianos somos y vamos a prestar nuestra colaboración, con nuestras bases de datos, al DANE, como también necesitamos las cifras de ellos para depurar nuestro censo electoral”, manifestó Vega.

Lea además: 

Elegidos los cinco consejeros de Comfanorte, en representación de los empresarios

El funcionario explicó que lo que se hará ahora es empezar a analizar las estadísticas del censo general, para así comenzar con la eliminación de las personas fallecidas que siguen apareciendo en el censo que sirve para la organización de las elecciones.

De igual forma, “vamos a mantener la colaboración armónica porque aquí lo que importa es que al final de la mesa técnica sepamos realmente cuántos colombianos somos en el registro civil, en el censo poblacional y en el censo electoral”.

La semana pasada, tras la controversia originada por las declaraciones del registrador, el director del DANE dijo a medios nacionales que esa entidad ha identificado al menos 3’600.000 personas que murieron desde 1965 y que, probablemente, siguen en las bases de datos de la Registraduría.

Oviedo también reconoció que el censo de 2018 no podrá ser utilizado legalmente para los próximos comicios, debido a que el Congreso no aprobó el proyecto de ley que lo legalizaba y por esa razón el que sigue vigente es el de 1985.

“Estamos radicando el proyecto de ley 222 de 2021 que se encuentra en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, para dar un marco legal a todas las estadísticas en donde quisiéramos que el censo de población y vivienda de 2018 sean oficializados y tenidos en cuenta como fuentes de información para todas las decisiones”, dijo el funcionario en entrevista con RCN Radio.

Venezolanos en el censo

Días atrás, en Villa del Rosario, durante la Cumbre de Gobernadores, el registrador nacional alertó también que al menos 296.627 ciudadanos venezolanos aparecían en el censo electoral y esto podría incidir de manera considerable en las elecciones de 2022.

Le puede interesar: 

Uribe comienza a ponerle orden al Centro Democrático

Según el funcionario, estos registros aparentemente irregulares se habrían logrado en la mayoría de sedes de la Registraduría a nivel nacional y bajo la modalidad de identificación por medio de testigos.

Esas 300.000 personas pueden elegir presidente, pueden elegir un senador, pueden elegir un representante a la Cámara”, advirtió.

El registrador denunció además que de esos ciudadanos extranjeros que adquirieron la nacionalidad colombiana, presuntamente de manera irregular, cerca del 20% obtuvo el pasaporte en Colombia, lo que quiere decir que pueden acceder a muchos de los países donde no se exige visa a los connacionales.

 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas