Escuchar este artículo

Las molestias que dejó la convención de Cambio Radical

Martes, 17 de Abril de 2018
En el encuentro de Norte de Santander, algunos hicieron reclamos por la desorganización.

El sábado se celebró en 23 ciudades del país, incluida Cúcuta, la convención nacional de Cambio Radical en la que, una vez más, los integrantes de ese partido le ratificaron su respaldo decidido al candidato presidencial Germán Vargas Lleras, el jefe natural de la colectividad.

Y si bien la conclusión fue una sola: trabajar unidos por el fortalecimiento y consolidación del proyecto político del exvicepresidente, en el encuentro de Norte de Santander no todo fue color de rosa.

Aquí, por ejemplo, la convención se inauguró con el reclamo de algunos de los más importantes dirigentes del partido en este momento, como el electo senador Edgar Díaz, quien reprochó la falta de invitación a concejales, ediles, exalcaldes y algunas personalidades, no solo de su estructura política, sino de otros sectores que han manifestado su intención de apoyar la campaña de Vargas.

Uno de los que se quedó por fuera fue el concejal de Cúcuta, Oliverio Castellanos, quien a pesar de que ha venido acompañando las actividades en favor de la candidatura, dice que no fue tenido en cuenta para participar en la convención.

La misma suerte corrió su compañero Oscar Sanabria, aunque este finalmente sí se hizo presente en el Hotel Casa Blanca, lugar del encuentro.

En vista de esta “desatención”, Castellanos anunció que le enviará una comunicación a las directivas de Cambio Radical manifestando su molestia y pidiendo que le expliquen si es que no lo necesitan  en el proceso electoral que se avecina.

Los excandidatos a la Cámara también encontraron problemas con sus comitivas y por esa razón tuvieron que intervenir ante la empresa de logística, para que se ampliara el cupo de invitados.

Empieza la puja por las jerarquías

(El cupo del encuentro era inicialmente de 50 personas, muchas de ellas invitadas por los excandidatos. Varios concejales se quedaron por fuera.)

Aunque son varios los miembros del partido que aseguran que lo sucedido obedeció a la falta de logística y a la desorganización del operador contratado en Bogotá para coordinar el encuentro, para el exgobernador Edgar Díaz la reunión fue excluyente y así se lo hizo saber a los asistentes a la convención, y en especial al exdirector del partido en esta región, Hernando Angarita.

No obstante, Angarita insiste en que él no tuvo nada que ver con la organización y que fue otro de los afectados con los problemas que se registraron, pues a él tampoco le llegó la invitación, por lo que tuvo que llamar directamente al partido para poder asistir.

Lo cierto es que para algunos de los asistentes a la convención, más allá de los inconvenientes con las invitaciones y lo sucedido el fin de semana, en el fondo lo que dejó en evidencia este encuentro, es la puja que ya se empieza a sentir por la jefatura de Cambio Radical en Norte de Santander, teniendo en cuenta que se avecina el proceso electoral de 2019 y que el manejo de la colectividad es clave para el otorgamiento de avales.

Aun así, los congresistas electos Edgar Díaz y Jairo Cristo aseguran que su único interés en este momento es contribuir a la victoria de Germán Vargas Lleras y no generar divisiones.

Desde Bogotá, Emilio Rueda, director nacional administrativo de Cambio Radical, aseguró que el problema con las invitaciones, que no solo se vivió en Cúcuta sino en otras ciudades, no fue algo orquestado, sino que obedeció a las dificultades para la ubicación de los miembros de la colectividad.

“El mayor problema que tuvimos fue ubicarlos, porque no contestaban los celulares. La empresa que contactamos alcanzó a hacer seis o siete llamadas por número y poco a poco la gente que íbamos ubicando se les prestaba todo el apoyo logístico y financiero para desplazarse a las capitales donde era la jornada de la convención”, dijo.

Image
La opinión
La Opinión