Escuchar este artículo

Las preocupaciones sobre el proceso electoral de 2022

Miércoles, 24 de Marzo de 2021
Pese a que el año pasado fue aprobado el Código Electoral, todavía no están claras las reglas de juego, puesto que la Corte Constitucional sigue revisando la reforma.

Hace una semana entró en vigencia el calendario electoral para las elecciones legislativas que tendrán lugar el próximo año y pronto empezará a correr el de las presidenciales, y ya son varias las preocupaciones que rondan el desarrollo de esta nueva contienda democrática.

Desde la Misión de Observación Electoral (MOE), manifestaron que en esta oportunidad son tres los asuntos en particular que concentran la atención de esa veeduría, por cuanto son determinantes para el proceso en el que se reconfigurará el mapa en el Congreso de la República y se definirá el nuevo inquilino de la Casa de Nariño.

La primera de esas inquietudes tiene que ver con la reforma al Código Electoral que fue aprobada a finales de 2020 y que en este momento se encuentra en revisión de la Corte Constitucional, pues esta norma introducirá cambios importantes en términos de inscripción de cédulas, conformación de las listas, elección de jurados, logística para los comicios, entre otros.

Como lo que avaló el Congreso está en revisión, aún es incierto qué se podrá implementar y qué definitivamente no va, razón por la cual la MOE le hizo un llamado al alto tribunal para que se pronuncie prontamente sobre este acto legislativo y así tener claro, cuanto antes, las reglas de juego para las elecciones de 2022.

Corrupción con dineros de la pandemia

El otro aspecto en el que hace énfasis la Misión de Observación Electoral es en la necesidad de garantizar desde ya un blindaje a los recursos autorizados para el manejo de la emergencia sanitaria ocasionada por la COVID-19, con el fin de que no terminen siendo utilizados para la campaña que se avecina.

“Es vital que exista una separación entre el Plan Nacional de Vacunación y el proselitismo político. Para esto, debe hacerse un estricto seguimiento de ambos procesos. Hay que evitar que las vacunas y las políticas sociales destinadas a los más afectados por la COVID-19 sean utilizadas como monedas de intercambio para invitar o forzar la votación por una determinada candidatura o campaña”, advirtió la MOE.

La veeduría electoral también llamó la atención en el sentido de que es indispensable y urgente definir las normas que regirán la campaña al Congreso y la Presidencia en medio de la pandemia.

Esto, teniendo en cuenta los aplazamientos que se han dado en procesos como la elección de las Juntas de Acción Comunal y los Consejos Territoriales de Juventud, bajo el argumento de que se deben evitar las aglomeraciones.

El fin de semana, el registrador nacional, Alexander Vega, anunció que la organización electoral se mantiene con el cronograma y todas las actividades previstas para las elecciones del próximo año, incluso así se mantenga la pandemia del coronavirus.

Violencia contra líderes

Según la MOE, un riesgo adicional para los comicios que se desarrollarán en un año está relacionado con la violencia que persiste contra los líderes sociales en regiones como Norte de Santander.

La Misión recordó que en años anteriores se ha evidenciado que existe una relación en el aumento de la violencia contra los liderazgos (principalmente los políticos) y las elecciones.

“En este escenario, resulta indispensable que se fortalezcan las medidas de prevención y protección, a fin de garantizar la celebración de comicios verdaderamente democráticos, en los que las distintas posiciones políticas o ideológicas se debatan y defiendan en las urnas, a partir de la decisión del electorado, y no de la coerción o incluso la eliminación del contrario”, manifestó Alejandra Barrios, directora de la MOE.

Image
La opinión
La Opinión