Escuchar este artículo

Liberalismo en Cúcuta recupera casa que estaba en poder de Tuto Celis

Jueves, 24 de Agosto de 2017
Tribunal Superior de Cúcuta determinó que el excongresita no puede considerarse poseedor de la Casa Liberal.

Los liberales de Cúcuta y Norte de Santander volverán a tener casa propia, después de más de 10 años de que el inmueble hubiera quedado en poder del excongresista Carlos Augusto Celis Gutiérrez.

La Sala Civil del Tribunal Superior de Cúcuta confirmó ayer, en un fallo de segunda instancia, que el excongresista del Partido de la U no es el poseedor de la llamada Casa Liberal ubicada en la avenida 5, en el centro de la ciudad, a pesar de que tuvo una relación de tenencia material con el bien durante más de 20 años.

“Nunca fue poseedor, porque la posesión debe ser la tenencia material acompañada del ánimo de dueño y ese ánimo de dueño está descartado cuando la persona conoce quién es el propietario, como en este caso, que él sabía que era de la Fundación (Leandro Cuberos Niño), y actuó como un simple administrador delegado por su padre Carlos Celis Carrillo”, explicó el abogado del liberalismo para este proceso, Fernando Fuentes Arjona.

Le puede interesar: Casa Liberal deberá ser devuelta por Tuto Celis

De acuerdo con el defensor, la magistrada ponente, Ángela Giovanna Carreño Navas,  también concluyó que Tuto Celis, como se le conoce al exdirigente que militó en el Partido Liberal y luego dio el salto a la U, siempre desarrolló actividades políticas en la casa y esa fue en realidad la razón para la cual la Fundación adquirió la vivienda.

En ese sentido, para el Tribunal, Celis nunca ejerció una actividad de tipo personal en este lugar, que le permitiera reclamar algún derecho sobre el inmueble. 

“La magistrada dijo que si aceptáramos, en gracia de discusión, que él tuvo alguna posesión, la desarrolló en nombre de los grupos políticos que lideraba”, señaló Fuentes Arjona.

Así las cosas, en vista de que se trata de un fallo de segunda instancia, una vez quede ejecutoriado, la defensa del Partido Liberal en representación de la Fundación Leandro Cuberos Niño, procederá con la solicitud de restitución de la casa por parte de Carlos Augusto Celis.

La disputa por la Casa Liberal comenzó en 2014, cuando el excongresista Tuto Celis solicitó que le fuera reconocido el derecho exclusivo sobre este lugar, al argumentar que durante más de 10 años ha estado al frente del mismo.

En los alegatos de primera instancia, el apoderado del exrepresentante a la Cámara, Eduardo Ferreira, con base en los testimonios recaudados, entre ellos los del exdiputado Francisco Bermont y el exconcejal Rodolfo Torres, intentó demostrar que Celis Gutiérrez no solo estaba a cargo de este lugar, sino que respondía por el mantenimiento, el pago de impuestos y hasta le hizo mejoras.

El abogado alegaba, además, que ni la Fundación Leandro Cuberos Niño, que compró la casa en 1971, ni el Partido Liberal, lograron probar que Carlos Augusto Celis no fuera el poseedor material del inmueble.

No obstante, la jueza tercera civil del circuito determinó que las pretensiones de Celis debían ser negadas, toda vez que este no fue el único que hizo presencia en la casa durante los últimos años.

"Sin desconocer que Celis tuvo una enorme participación en el mantenimiento de la casa, no podemos pasar por alto que la casa fue usufructuada por otras personas que de una u otra manera contribuyeron al mantenimiento y su administración, y ello lo hacían por considerar que tener una credencial los obligaba”, sostuvo la funcionaria judicial en el fallo que fue confirmado por el Tribunal Superior.

La casa era para el liberalismo

La famosa Casa Liberal que durante muchos años fue escenario de importantes manifestaciones políticas, fue adquirida por la Fundación Leandro Cuberos Niño el 31 de marzo de 1971.

En la escritura pública quedó consignado que León Colmenares y Gabino Hernández, en su condición de presidente y vicepresidente del Directorio Liberal de Norte de Santander, autorizaron el negocio con el fin expreso de que allí funcionara la casa para el partido.

Así las cosas, durante el proceso judicial por la posesión del bien inmueble, la jueza tercera civil del circuito de Cúcuta recordó que esta vivienda fue adquirida con el objeto específico de servir como sede para los diferentes miembros del Partido Liberal y así fue tenida en cuenta por la comunidad, “pues era el lugar a donde concurría la ciudadanía en razón al movimiento que lideraba no solo Carlos Augusto Celis, sino otros dirigentes del departamento”.

Image
La opinión
La Opinión