Escuchar este artículo

Más detalles de la revocatoria que se votará en Ocaña

Lunes, 3 de Abril de 2017
El 21 de mayo fue la fecha fijada por la Gobernación de Norte de Santander.

Tan solo un año y tres meses han transcurrido desde que se posesionaron los mandatarios elegidos en octubre de 2015 y en Ocaña sus habitantes tienen que alistarse para volver en unas cuantas semanas  a las urnas, a decidir el futuro de su alcaldesa, Miriam del Socorro Prado Carrascal, investigada por contratación indebida.

La razón: la solicitud de revocatoria en contra de la suspendida y detenida funcionaria, que prosperó y frente a la cual los electores deberán pronunciarse   si quieren o no que continúe en el cargo para el cual fue elegida.

De acuerdo con lo establecido por el gobernador de Norte de Santander, William Villamizar Laguado, la fecha elegida para la consulta será el próximo 21 de mayo.

El decreto que se conoció ayer, ya fue enviado a la registradora de Ocaña, Ingrid Johana Pino Navarro, así como al alcalde encargado, Rubén Darío Bayona Ribón, para que comiencen a preparar la logística de los nuevos comicios.

Como se recuerda, para que la elección sea válida, mínimo un 40% de los votantes que ejercieron su derecho en los comicios de 2015, es decir, 19.282 ocañeros, deberán sufragar, independientemente de si su voto es por el Sí, el No, en blanco o nulo.

Con el anuncio del gobernador, que fija la fecha para la revocatoria, se activa también la campaña a favor de una y otra opción, pues muchos dirigentes del municipio habían señalado que estaban a la espera de que se confirmara la elección.

No obstante, hay quienes insisten en que será necesario esperar que el Consejo Nacional Electoral se pronuncie sobre la revisión de las solicitudes de revocatoria que se presentaron en el país, y que incluye la de Ocaña, toda vez que el máximo organismo electoral podría echarla para atrás.

Esta es la tesis del representante conservador Ciro Rodríguez, quien respaldó a la alcaldesa, y la semana pasada consideró que el proceso que podría tumbar a Prado Carrascal todavía no está en firme.

Image
La opinión
La Opinión