Escuchar este artículo

Medida cautelar permitió el reintegro de Claudia Uribe a la dirección de Comfanorte

Lunes, 17 de Diciembre de 2018
Un juez de Cúcuta suspendió provisionalmente la sesión del consejo directivo.

La batalla jurídica que la directora de Comfanorte desde hace cerca de 18 años, Claudia Cecilia Uribe Rangel,  y quienes la respaldan, han dado para que regrese al cargo, luego de que  las mayorías del consejo directivo decidieran no ratificarla, produjo los primeros resultados a su favor.

Aunque la tutela con la que inicialmente intentó reclamar sus derechos laborales, teniendo en cuenta que está próxima a alcanzar su edad de jubilación, no le fue aceptada, una impugnación presentada por dos de los tres consejeros que votaron por su continuidad, el pasado 12 de octubre, la dejó nuevamente al frente de la Caja de Compensación, hasta nueva orden.

Este lunes, en cumplimiento de una medida cautelar decretada por el Juzgado Cuarto Civil del Circuito de Cúcuta que ordenó la suspensión provisional de las decisiones que se tomaron por parte del cuadro directivo, Uribe Rangel se reintegró a sus funciones, en medio del regocijo de los trabajadores que desde un principio manifestaron el inconformismo por su salida, tras calificarla como una jugada política.

“Sentí que después de entregarle mis años productivos y mi corazón a la caja, de dar resultados y una gestión impecable, no había sido el pago justo desde el lado directivo, al  salir en la condición que salí”, manifestó Uribe, luego de sus primeras horas de estar dirigiendo nuevamente la entidad.

Dijo que si bien “los puestos no son comprados ni perpetuos”, está plenamente convencida de que su ciclo en la caja todavía no había terminado e insistió en que de por medio sí había intereses particulares.

Uribe Rangel es consciente de que la impugnación que dejó temporalmente sin piso la sesión en la que aprobaron su salida apenas fue admitida y de que hay otros recursos andando, pero señaló que mientras se profieren nuevas decisiones, ella seguirá cumpliendo su responsabilidad de garantizar el buen funcionamiento de Comfanorte.

Dijo que decidió reintegrarse, teniendo en cuenta la comunicación que  expidió la propia Superintendencia de Subsidio Familiar, en la que se alertaba a la caja de compensación de la orden judicial y se sugería tomar las acciones necesarias, “con el propósito de acatar la orden judicial, suspendiendo todos los efectos de las decisiones objeto de impugnación, con el propósito de evitar y mitigar los perjuicios que con su ejecución hayan ocasionado o pudieren generarle a la Caja”.

Si bien la medida cautelar adoptada por el juez cuarto puede ser objeto de apelación, la continuidad o no de Uribe solo se definirá hasta el próximo año, toda vez que este 19 de diciembre la Rama Judicial entra en su periodo de vacancia y los trámites quedan suspendidos hasta mediados de enero.

Esto quiere decir entonces que, por ahora, no se podrá proceder con la posesión de César Camargo como nuevo director de Comfanorte, hasta tanto haya una nueva orden en el trámite judicial que está en curso.

Image
La opinión
La Opinión