Escuchar este artículo

Mi apuesta es por el cambio, a través del nuevo liderazgo que necesita la UFPS: Gustavo La-Rotta

Jueves, 27 de Mayo de 2021
Este docente catedrático durante 16 años en la Universidad Francisco de Paula Santander quiere llegar a la rectoría de la institución de educación superior.

Gustavo La-Rotta Santander es administrador de empresas de la Universidad Francisco de Paula Santander, magíster en Gerencia de Empresas Mención Finanzas, con estudios de especialización en emprendimiento, economía solidaria y educación de la UFPS. Actualmente es estudiante de doctorado en Gerencia Evaluativa y Gerencia Empresarial.

Durante 16 años se ha desempeñado como profesor catedrático en la UFPS, fue coordinador de la Unidad de Emprendimiento-Innova UFPS en 2017, director del programa de Administración de Negocios Internacionales FESC 2020-2021 y coordinador del programa de Administración de Empresas Universidad Libre de Cúcuta 2018-2019.

Es emprendedor, innovador social, consultor empresarial y capacitador internacional por 15 años. Fue asesor en direccionamiento estratégico de la Alcaldía de Cúcuta (2020-2021) y coordinador de Cultura de Legalidad y Convivencia Ciudadana en la Gobernación de Norte de Santander (2012-2013).

Ha estado vinculado a diferentes empresas privadas, al igual que a la Cámara Júnior Internacional, donde se desempeñó como vicepresidente mundial, presidente nacional y presidente local.

Contribuyó en la creación de festivales de talentos, semilleros de investigación y programas de liderazgo, y este año decidió poner a consideración su nombre en la consulta rectoral de la UFPS, pues considera que la institución necesita un nuevo liderazgo.

¿Cuál es su propuesta bandera?

Impulsar desde el rol de la academia a la Universidad Francisco de Paula Santander como líder central del desarrollo territorial, lo que supone conectarla con las dinámicas sociales, económicas, culturales, sostenibles y especialmente tecnológicas de nuestro territorio. Para hacer esto posible, la gerencia efectiva de nuestra rectoría debe basarse en el fortalecimiento de la academia y la innovación tecnológica, a través de la investigación y el desarrollo científico en estudiantes y profesores, como un factor esencial, tanto para la formación profesional, la docencia, el emprendimiento social y la innovación social. Debemos dar sentido estratégico a la gerencia académica y administrativa, antes que sentido político, para que los estudiantes, colaboradores administrativos y los profesores de la UFPS sean líderes y emprendedores.

¿Cuál debe ser la prioridad del próximo rector de la UFPS?

Preparar e impulsar la transformación de la Universidad. Lo más estratégico debe ser el impulso de una universidad con un perfil pertinente con la productividad y competitividad de la región, para lo cual la investigación, la docencia y la innovación social son el centro de la acción gerencial de nuestra rectoría. De igual forma, es necesario desmontar comportamientos ajenos a la transparencia. La deliberación, la reflexión, el pensamiento crítico, la participación y el consenso deben orientar el actuar de la rectoría, sin exclusiones, ni favorecimientos, ni enfocados en el aprovechamiento político electoral. La universidad es un espacio para estudiar, investigar y aportar al desarrollo, no para cultivar votos.

¿Cree que la matrícula cero debe ser permanente?

Creo en la existencia de una política de acceso, permanencia y tránsito a la vida laboral permanente y, por supuesto, que conlleve al desarrollo de más emprendedores. Es un gran avance asegurar que los estudiantes de la educación pública no tengan que soportar parte de los costos académicos que representa la formación de calidad. Esto debe ser una parte esencial de la política educativa que se complemente con la pertinencia de la formación y con la participación responsable de la universidad, la institucionalidad y la sociedad, asegurando un adecuado acceso al mundo laboral y el fomento de más iniciativas de emprendimiento.

¿Cuál es su propuesta para enfrentar la deserción en momentos como los que atraviesa la región y el país por cuenta de la COVID-19?

La COVID-19 nos puso ante una nueva realidad y respondimos desde la academia con la alternativa tecnológica de la virtualidad. Esta respuesta de urgencia, necesariamente, tiene grietas como la de formar mediante la virtualidad en programas que no son virtuales; esto ha llevado al copamiento de espacios, la exposición de nuestros estudiantes, administrativos y maestros a eventos de crisis emocionales, afectación a la salud mental y afectación en el rendimiento académico. Todo ello lleva al riesgo de la deserción. Para evitarla, es necesario generar desde la empatía y la responsabilidad pública e institucional, mecanismos de orden financiero para asegurar el acceso, beneficios e incentivos para la permanencia y acciones puntuales que den esperanza y seguridad de acceso al mundo laboral y el desarrollo de emprendimientos.

Qué iniciativas impulsará para 

-Mejorar las transferencias de la Nación a la UFPS:

Insistir desde el diálogo político en el ajuste a los medios de cálculo de los recursos amparados en el mejoramiento de nuestra calidad educativa, enfocada en la pertinencia y mejoramiento de la confianza en la operación financiera de la entidad. Nuestro régimen especial no puede ser usado para prácticas no transparentes de contratación. Una universidad transparente en el gasto de sus recursos, es la mejor carta para presionar el aumento de recursos.

-Mejorar la medición de los grupos de investigación en Colciencias:

Estoy comprometido con el desarrollo del espíritu investigativo de nuestros estudiantes, además de la promoción de una agenda permanente de eventos de apropiación social del conocimiento.  La calidad educativa pertinente de la universidad se centra en el mejoramiento de la investigación y desarrollo tecnológico y sostenible. El apoyo a los grupos se debe materializar en un frente de cualificación de docentes y directivos que mejore capacidades de producción científica. Tiene que haber un debido intercambio de conocimientos con las mejores universidades, incentivos a la producción científica, así como el fomento y generación de muchas empresas tipo spin off.

 

-Fortalecer la planta de docentes:

En la medida que aumentemos los recursos propios, provenientes de nuestra acción investigativa y el mejoramiento de las transferencias, será posible la creación de más plazas de docentes de planta, con estudios de alto nivel y con formación interdisciplinar. Creo en la posibilidad de docentes de dedicación principal a la investigación y reconocimiento de los actuales, con responsabilidades formativas de aula.

-Lograr la acreditación institucional:

Debemos ponerle calidad a la calidad. La Universidad tiene un plan y algunas acciones encaminadas a la acreditación. Nuestra institución debe desarrollar voluntariamente la “vocación de calidad”. Deberán cumplirse los parámetros de la reglamentación. Es necesario fortalecer el proceso de acreditación, pero sobre todo generar confianza. De nada vale la acreditación si la imagen es la de una institución capturada políticamente.

¿Cree que el cargo de rector universitario debería tener un límite máximo de periodos?

Por su puesto. Debe tener un límite máximo de periodos. Tanto de periodos como de edad. La gestión al frente de la rectoría en la UFPS debe ser de máximo dos periodos y con un límite de edad de 65 años, para quien ocupe este cargo.

Image
La opinión
La Opinión