Escuchar este artículo

No habría listas cerradas ni paritarias el otro año

Jueves, 13 de Diciembre de 2018
Estas propuestas eran unas de las más importantes del acto legislativo presentado por el Gobierno.

A pesar del interés que habían mostrado los partidos en sus primeros debates en el Senado y del acuerdo al que llegaron antes de que el proyecto de Reforma Política saltara a la Cámara, definitivamente en 2019 no habría ni listas cerradas a Asambleas y Concejos, ni paritarias (50% hombres-50% mujeres).

Estas propuestas eran unas de las más importantes del acto legislativo presentado por el Gobierno y con ellas que se buscaba darle un giro importante a las campañas que se avecinan.

Sin embargo, en medio de una dura controversia y de acusaciones entre los representantes,  las dos fueron hundidas por las mayorías.

El vocero en la Cámara del Centro Democrático, Samuel Hoyos, consideró que la participación en política de las mujeres debe estar mediada por sus propios méritos y no por obligaciones impuestas a través de la ley.

En ese sentido, se mostró en desacuerdo con que las listas a corporaciones públicas tengan que estar conformadas, sí o sí,  en un 50% por mujeres y de manera intercalada.

Por su parte, la representante Ángela María Robledo defendió la participación de las mujeres en las elecciones del próximo año y dijo que tanto ella como muchas otras dirigentes están en capacidad de legislar y de gobernar.

El otro punto que atizó la discusión y que llevó a que hasta se tuviera que suspender la plenaria en dos oportunidades, es el de la eliminación del voto preferente, con el fin de garantizar elecciones mucho más transparentes, en igualdad de condiciones para todos y poner  punto final a la compra de votos.

Para el representante del uribismo, Edward Rodríguez, sin ese artículo la reforma se hunde y por eso responsabilizó a los partidos Liberal y de La U de no permitir que se avanzara con esta propuesta.

Rodríguez le dijo a la plenaria que es fundamental cerrar las listas y generar esa participación interna en los partidos, pues al final el que va a terminar eligiendo es el ciudadano.

En defensa de la iniciativa, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, insistió en que las listas abiertas que funcionan actualmente “no le permiten al ciudadano conocer el planteamiento ideológico y programático de todos los partidos”.

No obstante, para el representante de la Alianza Verde, Inti Asprilla, aprobar esta posibilidad era validar un “falso positivo del Gobierno”.

“La Reforma Política, tal y como estaba planteada, lo único que hacía con esas listas cerradas era pasar todos los males de la política tradicional a las elecciones primarias”, manifestó.

Para el dirigente del partido de oposición, no podían darle carta abierta al Gobierno para proponer una Ley Estatutaria, “cuando ha demostrado que no respeta a la oposición. No a las listas cerradas”.

A pesar de la suerte que corrieron el jueves estas dos propuestas, la discusión no está cerrada, puesto que al proyecto le restan todavía cuatro debates el próximo año en los que se podrían revivir los artículos.

Adicionalmente, si la iniciativa no se hunde en lo que le resta de trámite, también está la etapa de la conciliación en la que se pueden volver a someter a debate las medidas. 

Denunciaron presiones

En medio del agitado debate que se prolongó casi todo el día, el jueves, en la Cámara de Representantes, algunos congresistas denunciaron que integrantes del Gobierno Nacional estaban ejerciendo presión para que se aprobara la Reforma Política.

El representante liberal Harry González alertó que hasta su curul llegó la directora del Departamento de la Prosperidad Social, Susana Correa, quien le habría dicho que “así no le podemos ayudar”.

Esa situación generó una nueva controversia, porque se señaló, de parte de la oposición, que el Gobierno estaba intentando ofrecer ‘mermelada’ para votar positivamente el articulado. 

“La señora Susana Correa, Directora del DPS, no tiene nada que hacer en el Congreso de la República. Acá no viene a tratar de chantajear a los congresistas, a decirles que no les puede ayudar. Esto es mermelada pura, cochina y frentera”, manifestó el representante de la Alianza Verde, Inti Asprilla.

En vista de lo sucedido, el representante Atilano Giraldo, quien presidía la plenaria, le solicitó a la funcionara que se retirara del Salón Elíptico.

Image
La opinión
La Opinión