Escuchar este artículo

‘No hubo ninguna novatada de nada’

Sábado, 29 de Diciembre de 2018
Sus retos: manejar las relaciones políticas y echarse al hombro el trámite de la agenda legislativa.

Cuando arrancó el nuevo Gobierno fue una de las apuestas más grandes que tuvo el presidente Iván Duque. Su reto era mayor: manejar las relaciones políticas, echarse al hombro el trámite de la agenda legislativa y buscar que hubiese un relacionamiento distinto con los partidos políticos, lejos de  la llamada mermelada.

Esa labor se la encomendaron a Nancy Patricia Gutiérrez, la ministra del Interior, quien ha tenido críticas, apoyos y presiones. Al cierre de la primera legislatura, la jefa de la cartera política hace un balance de lo que fueron estos meses de sesiones y asegura que los resultados son buenos, aunque en el nuevo periodo, sin duda, se podrá mejorar.

Gutiérrez anticipa que la reunión que tendrá el presidente Duque con todos los partidos, en enero, servirá para dejar claro el alcance de los proyectos y para que el Gobierno conozca cuál es la opinión sobre la agenda legislativa de 2019, que arranca en febrero con el Plan Nacional de Desarrollo.

Sobre lo que dejó este primer semestre de 2018 y lo que viene en materia política habló la ministra.

¿Cuál es su balance al cierre de la primera legislatura del Congreso?

El balance legislativo fue bueno. El Gobierno presentó el 8 de agosto seis proyectos, de los cuales cuatro eran reformas constitucionales y quedaron aprobadas, tres en primera vuelta y dos proyectos de ley que están en su trámite para el otro año. Los actos legislativos fueron: la Reforma Política, la eliminación de la conexidad del delito político con el secuestro y el narcotráfico, el límite de tres periodos para corporaciones públicas y el levantamiento de la declaración de renta. Los proyectos de ley son: el del aumento de la prescripción para delitos contra la administración y la extensión de pliegos tipo para toda la contratación estatal.

¿Cree que con algunos temas pagaron la novatada?

No, no hubo ninguna novatada de nada, lo que hicimos fue un amplio debate. Salieron finalmente aprobadas la Ley de Presupuesto, la distribución bianual de regalías, la Ley de Orden Público, el fortalecimiento de la Supersalud y la Ley de Financiamiento. Fueron cinco leyes, más las reformas constitucionales que se aprobaron en primera vuelta. Eso es una tarea legislativa muy importante y un resultado importante del Congreso.

¿Considera que recibió críticas injustas, en especial de la oposición?

Sí, fueron calificaciones con ganas de crear mal ambiente, pero el resultado está a la vista; el resultado le calla la boca a los que dijeron mentiras.

¿Cómo se sintió con los partidos de Gobierno y los independientes, que incluso fueron muy críticos?

Eso es normal. Sabíamos que el hecho de ser partidos independientes y aun con los mismos partidos de Gobierno, no significaba que tuvieran que estar votando todo lo que presentara el Gobierno. Se dio un amplio debate y finalmente fue un ejercicio totalmente democrático en donde se discutieron las propuestas. Aquellas con las que no estuvo de acuerdo el Congreso se dejaron de lado y las demás se tramitaron. Fue realmente un debate muy amplio y democrático.

¿Qué les dice hoy a quienes la criticaron y pidieron su cabeza?

Que ahí está el resultado a la vista y el resultado vale más que cualquier palabra.

¿Cuál es el propósito de la reunión que tendrá el Gobierno con los partidos, en enero?

El presidente ha dicho que convocará a los partidos políticos de Gobierno y a los independientes, para revisar la posibilidad de un acuerdo en torno a algunos de los temas que quedan sobre la agenda, empezando con las reformas constitucionales que van para la segunda vuelta y los demás proyectos, para identificar cuál es la visión de los partidos frente a esos temas. En términos generales, el presidente Duque ha convocado a un ‘Pacto por Colombia, pacto por la equidad’, que es el Plan Nacional de Desarrollo.

¿Qué esperan de este encuentro?

Se espera el conocimiento y las opiniones de todos los partidos. De igual manera, se espera tramitar la reforma al código electoral que se está requiriendo. Tenemos una amplia agenda para trabajar con los partidos.

¿Cuáles son las expectativas frente al Plan Nacional de Desarrollo?

Que se pueda definir lo que es la ruta de trabajo, la ruta de Colombia para los próximos cuatro años. Esperamos que este proyecto sea trabajado de la mano de los partidos y se pueda definir el rumbo del país.

¿Cómo fortalecer las mayorías, pues este año los actos legislativos pasaron muy justos?

Definitivamente hubo bastante debate y fue necesario hacer coaliciones diferentes con cada uno de los proyectos y obviamente eso requirió mucho más tiempo en los debates. Fueron largas jornadas, pero al final el resultado fue exitoso y esperamos saber con claridad cuál es la posición de los partidos para los proyectos el otro año. El presidente ha anunciado que convocará a sesiones extraordinarias y esperamos que haya unos acuerdos previos al trámite para tomar las decisiones que corresponden.

¿El expresidente Álvaro Uribe fue clave para el trámite de todas estas normas?

Muy importante. El Gobierno contó con la solidaridad del Centro Democrático y bajo el liderazgo notorio del expresidente Uribe.

¿Por qué se le notó un poco ofuscada en los últimos días de la legislatura?

No, bajo ninguna circunstancia. Es el estrés lógico de las largas jornadas y diría yo que por el afán de sacar adelante las iniciativas, pero en ningún momento molesta.

Image
Colprensa
Colprensa