Pliego de cargos al gerente del Hospital de Ocaña, Jairo Pinzón

Miércoles, 21 de Octubre de 2020
La Procuraduría lo investiga por presuntas irregularidades en millonaria contratación.

La Procuraduría Segunda Delegada para la Contratación Estatal acaba de formular cargos al gerente del Hospital Emiro Quintero Cañizares, de Ocaña, Jairo Pinzón López, por las presuntas irregularidades en que habría incurrido al autorizar una millonaria contratación de suministros de material quirúrgico, medicamentos y obras para la ESE.

Por estos hechos, Pinzón López había sido suspendido de sus funciones en mayo pasado, apenas unos días después de que el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, lo ratificara en su cargo para un nuevo periodo.

El 14 de agosto, el Ministerio Público resolvió prorrogar la suspensión provisional contra el gerente, pero la medida fue levantada el 24 de septiembre, al certificarse que el Hospital se encontraba en déficit presupuestal y, en ese sentido, Pinzón no tendría cómo suscribir nuevos contratos que pudieran conllevar a que continuara cometiendo las mismas presuntas faltas.

Los cargos

Según se conoció, la Procuraduría Delegada le formuló al funcionario tres cargos, por cuanto, al parecer, incurrió en faltas graves, al suscribir contratos por cerca de $4.000 millones, posiblemente desconociendo las reglas de contratación.

Dice la delegada para la Contratación Estatal, Gloria Yanet Quintero Montoya, que el 3 de marzo de este año, por ejemplo, el gerente del Emiro Quintero Cañizares  celebró de manera directa los negocios jurídicos números 001, 002, 003, 004 y 005 con la sociedad JY Servicios S.A.S, para la ejecución de las obras de adecuación y mantenimiento que debían desarrollarse mayoritariamente en la sede principal del Hospital, “afectándose el mismo rubro presupuestal, en cuantía que sumada es de $938’110.617 equivalente a 1068 salarios mínimos mensuales legales vigentes, sin adelantarse el proceso de selección a través de la modalidad de convocatoria pública”.

Un segundo cargo tiene que ver con la celebración, de manera directa, de cinco contratos por cerca de $1.200 millones para el suministro de material quirúrgico. Al respecto, la Procuraduría le reprocha a Pinzón López el no adelantar el proceso de selección, a través de la modalidad de convocatoria pública.

“Para este despacho, resulta claro y palmario que el ordenador del gasto y por tanto, la persona facultada para celebrar contratos en la entidad prestadora de servicios de salud debió percatarse que los objetos contractuales podían ser contratados a través de un único proceso de selección que se debió adelantar a través de la modalidad de convocatoria pública, previa autorización de la Junta Directiva de la entidad, como lo ordena el manual de contratación”, dice el ente de control.

El tercer cargo tiene su origen en la firma de una serie de contratos en los tres primeros meses de este año, para el suministro de medicamentos, por cerca de $1.500 millones, divididos en tres partes, los cuales, si bien se podían hacer de forma directa, se desconoció por parte del funcionario que tenían que suscribirse bajo el procedimiento de menor cuantía.

“En ese orden, al parecer, el señor Pinzón López, con su actuar conculcó el principio de moralidad-legalidad-, toda vez, que suscribió los negocios jurídicos referidos, posiblemente desconociendo las reglas de contratación contenidas en el Acuerdo 04 de 2014, modificado por el Acuerdo 04 de 2015”, manifestó el Ministerio Público.

Aunque Jairo Pinzón López fue escuchado en audiencia de versión libre y allí tuvo la oportunidad de presentar sus alegatos frente a los reproches que le hace la Procuraduría, se determinó que, hasta el momento, el gerente no ha logrado desvirtuar las presuntas conductas irregulares encontradas durante el curso de la investigación.