Escuchar este artículo

¿Qué significa la llegada de Armando Benedetti a la Embajada en Venezuela?

Sábado, 13 de Agosto de 2022
Analistas consultados por La Opinión se refieren a la decisión del presidente Gustavo Petro.

La designación, el jueves en la noche, del exsenador Armando Benedetti como nuevo embajador de Colombia en Venezuela se constituye en un avance importante en el proceso de normalización de las relaciones entre los dos países vecinos, después de siete años de tensiones y un congelamiento pleno de la diplomacia por tres años.


Lea también: Lo que está listo, lo que falta y lo que se podría demorar para la reapertura de la frontera


Teniendo en cuenta la expectativa que había generado en el país este nombramiento, y particularmente en zonas de frontera como Norte de Santander, donde abogan por el pronto restablecimiento del intercambio comercial, muchas fueron las preguntas que quedaron servidas, sobre la idoneidad de Benedetti en ese cargo.

Como es ampliamente conocido, el excongresista barranquillero tiene un perfil mucho más político que diplomático, pues su carrera ha estado ligada durante 20 años al Congreso de la República.

No obstante, analistas consultados por La Opinión coinciden en que, justamente, esa trayectoria y su cercanía con el nuevo jefe de Estado colombiano, pues fue su mano derecha en la pasada campaña, fue lo que lo convirtió en uno de los firmes candidatos para asumir la Embajada en un momento coyuntural como el actual.

El presidente ha recurrido a uno de esos actores que en política podemos considerar más hábil, y eso le va a permitir un margen de maniobra con los venezolanos, que tampoco son fáciles. Ahí se requiere más que a un diplomático, alguien que tenga carácter para manejar a un vecino que es complejo, difícil y que puede llegar a ser problemático”, consideró el investigador y vocero del Observatorio de Venezuela de la Universidad  del Rosario, Ronal Rodríguez.


Le puede interesar: ¡Pilas! Está abierta la convocatoria para becas de educación superior en Cúcuta


Esto mismo opinó el exministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Julio Londoño Paredes, quien recordó que en Venezuela siempre ha habido embajadores con un perfil mucho más político, por la importancia que representa esa relación para el país.

“(Benedetti) Es una persona muy cercana al presidente y lo que se necesita ahora, precisamente, son personas que estén cercanas a los dos jefes de Estado, porque el proceso que sigue en  adelante no es inmediato, es dilatado y tiene aristas, complicaciones, entonces, creo que eso es importante”, planteó Londoño.

Arma de doble filo

Ronal Rodríguez explicó que desde el ascenso de la revolución bolivariana, la relación entre Colombia y Venezuela ha pasado a depender de los presidentes de turno, más que de los aparatos diplomáticos, y en esa medida la cercanía o lejanía que tenga el embajador con el jefe de Estado se vuelve fundamental en el proceso.

Image
Armando Benedetti es muy cercano a Gustavo Petro./Foto internet

 

Esto es algo que ha quedado en evidencia con las designaciones de Benedetti en Colombia, y de Félix Plasencia en Venezuela, quien fue canciller de ese país y es muy cercano a Delcy Rodríguez, la vicepresidenta venezolana.


Lea aquí: Temor en Cúcuta por el aumento de atracos


Sin embargo, para el vocero del Observatorio, esto puede llegar a ser errado también, pues, en su criterio, lo ideal es que la relación entre los dos países no tenga que depender tanto de los mandatarios, sino que sea un asunto mucho más de Estado.

“Ahí es donde está el verdadero riesgo, porque lo que nos ha llevado al punto en el que estamos hoy, es precisamente porque los presidentes Iván Duque y  Nicolás Maduro, ante la imposibilidad de tener una relación directa y sin la existencia de un aparato diplomático, llegaron a un punto de desconocimiento y de complejidad muy malo”, opinó.

Desde su punto de vista, la recuperación de la institucionalidad entre los dos países también puede tornarse muy difícil cuando los embajadores dependen altamente de los presidentes.


Lea además: ¿En cuánto puede subir la factura, si se compra gas a Venezuela?


“Hay un montón de temas en la agenda que están congelados y que Colombia tiene que poner sobre la mesa, y creo que el presidente Petro tiene que ser muy cuidadoso en entender el momento que le toca vivir con Venezuela, porque no estamos hablando de la misma Venezuela de hace unos años”, dijo.

En 2010, previo al relanzamiento de las relaciones entre el gobierno colombiano, encabezado por Juan Manuel Santos, y el del vecino país, dirigido por Hugo Chávez, Armando Benedetti, siendo presidente del Congreso, estuvo al frente de los encuentros informales con los diputados venezolanos y el entonces canciller Nicolás Maduro.

 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Lucy Araque
Lucy Araque

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda