‘Riesgosa pausa de los diálogos del Catatumbo’

Viernes, 4 de Octubre de 2013

Una de las gotas que les rebosó la copa fue que los comisionados por el presidente de la República, Juan Manuel Santos, les dijeron que la metodología pactada semanas atrás, se iba a modificar, explicándoles que, de los tres días que se venían trabajando, ahora solo iban a ser dos.

Los encuentros se venían efectuando los martes, miércoles y jueves. Los dos primeros eran jornadas en las que se sentaban a la mesa los líderes campesinos con la comisión técnica, y los jueves era el día en el que se tomaban las decisiones, teniendo a la cabeza autoridades con poder de decisión, como Bruce Mac Master, director del Departamento para la Prosperidad Social (DPS), y Mauricio Perfetti, subdirector de Planeación Nacional.

Olga Quintero, vocera de Ascamcat alegó que ellos no aceptan ese cambio en las reglas de juego,  “pues el Gobierno es el que tiene que resolver su problema sobre la gente que va a mandar a negociar”.  A ellos les dijeron que “ahora los viceministros deben hacer parte de la Mesa de Interlocución y Acuerdo Nacional, por los paros que se presentaron en otras regiones”.

Llamado a  garantes


Otro de los voceros de los campesinos, César Jerez, aclaró que esto no significa una suspensión de los diálogos ni tampoco un rompimiento en las negociaciones. Pese a eso, reseñó que es de suma urgencia citar a quienes actuaron como garantes para desbloquear la carretera Tibú-Cúcuta, con el fin de que le den un nuevo impulso a los acercamientos entre las partes.

“Estamos cumpliendo dos meses de haber desbloqueado la vía, y tres meses y medio de haber iniciado diálogos con el Gobierno, y solo hemos avanzado en el punto de la reparación de las familias afectadas con las erradicaciones. Por eso estamos convocando a una reunión urgente con los garantes del proceso”, señaló.

Jerez se refirió al expresidente Ernesto Samper, a la excongresista Piedad Córdoba, al presidente del Congreso, Juan Fernando Cristo; al padre Francisco De Roux, al alto comisionado de  Naciones Unidas, Todd Howland; al obispo de Tibú, Omar Sánchez; al vicepresidente de la República, Angelino Garzón, y a los alcaldes de los municipios que conforman el Catatumbo.

“Esta pausa se levanta apenas nos podamos reunir con los garantes. Si mañana (hoy) nos reuniéramos con ellos, el martes volveríamos a la mesa”, dijo el dirigente campesino.

“Esto no va a generar movilizaciones, pero lo que pasa es que el Gobierno viene cayendo en incumplimientos no solo acá, sino en Boyacá y Nariño, y esto es factor de incubación de otras movilizaciones”, agregó César Jerez.

“Por ejemplo, del hospital de que pedíamos para Tibú, nos bajamos a uno de primer nivel que tenga servicios de segundo nivel, y no hay respuesta, pero cosas como estas no se logran con chichiguas”, puntualizó el vocero.

 

 

Denuncian 2 desapariciones


Los voceros de los campesinos denunciaron ayer la desaparición de dos manifestantes de El Tarra que hicieron parte de las movilizaciones que se registraron en Ocaña, cuando estalló el paro del Catatumbo.  Señalaron que se trata de dos labriegos que estaban cumpliendo oficios de mototaxismo entre su tierra y Ocaña y que el martes desaparecieron en medio del recorrido.

Olga Quintero y César Jerez expresaron su preocupación, al señalar que a esto se suma que las autoridades encontraron ayer los cuerpos de dos hombres en el sector de El Chamizo, en jurisdicción de González (César), quienes fueron asesinados.

Las primeras pesquisas le indicaron a los líderes de Ascamcat que las víctimas tienen rasgos similares a los dos  desaparecidos, por lo que hicieron pública la situación, al relacionar el hecho con la falta de garantías en el proceso. El gobernador (e), Gregorio Angarita Lamk, dijo que está a la espera de los resultados de la Policía y que espera que la reunión con los garantes surta efecto urgente para reanudar los diálogos, como petición expresa del gobernador Edgar Díaz Contreras.