Escuchar este artículo

Santos le encomienda al Congreso que cuide la paz

Viernes, 20 de Julio de 2018
 “Cuiden, defiendan y luchen por la paz que está naciendo”.

La paz fue el eje que marcó el discurso del saliente presidente Juan Manuel Santos durante los ocho años que estuvo al frente del país y de esa misma forma se despidió, ayer, del Congreso de la República que se instaló para los próximos cuatro años.

Desde su primera posesión, el 7 de agosto de 2010, el jefe de Estado le anunció al país que la puerta del diálogo no estaba cerrada con llave y por eso, contra todos los pronósticos, pero también en contra de su propia popularidad, Santos decidió jugársela por ponerle fin a un conflicto de más de medio siglo con la guerrilla más vieja del continente: las Farc.

Por eso, ocho años después y cuando está a pocos días de entregarle el país a un nuevo mandatario, el presidente les encomendó a los nuevos legisladores y hasta a su sucesor, que “cuiden, defiendan y luchen por la paz que está naciendo”.

“Señoras y señores: esta es la paz que dejamos en plena construcción, que no es mía ni de mi Gobierno, sino de todos los colombianos. No es la paz de Santos: es la paz del pueblo. Por eso hoy les digo, no como presidente saliente, sino como un colombiano más que quiere a su país, a ustedes, congresistas, y al próximo presidente Duque: cuiden la paz que está naciendo, porque es el bien más preciado que puede tener cualquier Nación”, les manifestó.

Para Santos, de persistir la idea de modificar asuntos sustanciales del acuerdo de La Habana, se corre el riesgo de “ahí sí, hacer trizas la gobernabilidad y malgastar el tiempo de este Congreso en el empeño inútil de cambiar el pasado”.

En ese sentido, consideró que la apuesta en adelante debe ser construir un mejor futuro sobre las bases de la reconciliación que su Gobierno dejó sentadas.

“No podemos fallarle a la paz. No podemos fallarle al mundo. No podemos fallarles a las víctimas. No podemos fallarle al futuro de Colombia, y al derecho de nuestros hijos y nietos de vivir en un país sin conflicto, en un país normal”.

Y aunque su propósito de dejar un proceso de paz con el Eln mucho más avanzado y sólido no se pudo cumplir, por las trabas que se han presentado en esta negociación, Juan Manuel Santos abogó por que prime la voluntad de llevar a feliz término este diálogo.

“El proceso con el Eln, con el que buscamos una paz completa, queda andando en La Habana. Aún hoy estamos haciendo los últimos intentos para poder entregar al próximo gobierno un cese al fuego verificable y un acuerdo marco sobre los demás temas de la agenda”, afirmó.

La bienvenida a las FARC

Consecuente con su principal logro en estos ocho años de gobierno, el desarme de las Farc, el presidente Juan Manuel Santos les dio la bienvenida a los miembros del ahora partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, quienes ayer estrenaron las 10 curules que les correspondieron como parte del acuerdo suscrito en Cuba.

“Señores congresistas del partido FARC: ahora que han dejado las armas, ahora que han aceptado aportar a la verdad y acogerse a la justicia transicional, ahora que han jurado respetar nuestra Constitución y las normas y principios de nuestra república, bienvenidos a este templo de la democracia”, les dijo.

El mandatario celebró que el que ayer se instaló, sea el Congreso más diverso, más plural, más participativo y más incluyente en más de dos siglos de vida republicana.

“A muchos, hay que admitirlo, no les gustará verlos (a los congresistas de FARC) en este escenario del debate y la civilidad. En mi caso, me llena de satisfacción que aquellos que por más de medio siglo combatieron con las armas al Estado y a sus instituciones, hoy se sometan a la Constitución y a las leyes de Colombia, como lo hacemos todos”, consideró el jefe de Estado.

Estatuto de la oposición

Otra de las novedades que tendrá este nuevo Congreso, y que no dudó en destacar el presidente Santos, fue la entrada en vigencia del Estatuto de la Oposición que les dará mucho más equilibrio y herramientas a las diferentes tendencias que se constituyan en el Legislativo: el oficialismo, la oposición y los independientes.

“Hoy, el Congreso de Colombia entra, por fin,  en el siglo XXI. Y nuestra democracia, tantas veces maniatada por la exclusión o por la violencia, llega fortalecida a esta nueva era”, resaltó.

Santos insistió en que este es un Congreso único que nadie se hubiera imaginado ocho años atrás y que hoy es posible gracias al fin del conflicto armado y a la apertura política de los últimos años.

“A todos, absolutamente a todos, los llenamos de garantías, y por eso la gente acudió a las urnas como nunca antes y con una mayor confianza en que se respetaría su voto”, señaló.

Image
La opinión
La Opinión