Escuchar este artículo

Silvano Serrano: Me he formado para gerenciar el departamento

Sábado, 21 de Diciembre de 2019
El gobernador electo asegura que no es casual su llegada a la Gobernación de Norte de Santander.

Silvano Serrano Guerrero tomará posesión de su cargo como gobernador de Norte de Santander para el periodo 2020-2023, el próximo viernes 27 de diciembre, en Pamplona.

Lo hará en la Ciudad Mitrada porque fue un compromiso que adquirió en campaña, pero también por su historia y la proyección que aspira darle como ‘Ciudad del conocimiento y el desarrollo tecnológico’, pilares de lo que será su Plan de Desarrollo.

A pocos días de que asuma formalmente las riendas del departamento y empiece a materializar esa meta que logró alcanzar tras 25 años de carrera pública, Serrano habló con La Opinión sobre algunas de las 120 días que espera poner en marcha en los próximos cuatro años y el modelo de región que aspira impulsar en su administración.

¿Cuál es esa primera tarea que cumplirá como gobernador?

En las primeras semanas haremos una reunión con los gremios, la academia, las organizaciones sociales y todos los actores del desarrollo, para revisar un poco la agenda regional de competitividad y definir  los temas que vamos a trabajar durante los cuatro años. Adicionalmente, trazaremos la hoja de ruta de lo que será la formulación del Plan de Desarrollo, que va a consistir en un trabajo de participación e inclusión de los actores en cada municipio y subregión. Nos interesa, igualmente, hacer un abordaje del panorama de desempleo e informalidad, para poder determinar qué tareas de choque debemos impulsar.

¿Son buenas las condiciones en que recibe el departamento?

En lo administrativo, es decir, lo institucional y financiero, no tengo ninguna objeción. Estuve haciendo un ejercicio de empalme juicioso y los indicadores que nos da el Ministerio de Hacienda son muy satisfactorios. El gasto de funcionamiento no supera el 40% frente al techo que se tiene; no se pasa en déficit, por el contrario, van a quedar unos recursos de superávit importantes. Quedan unos proyectos muy importantes del Sistema General de Regalías que nos van a permitir avanzar rápidamente en temas concretos, proyectos estructurados y en avance de aprobación en los OCAD. El  relacionamiento con el Gobierno Nacional ha sido muy importante, así como el desarrollo de los PDET.

¿No hay nada que le preocupe o le inquiete? 

Un poco las preocupaciones normales en lo que será el arranque de la administración, porque el 2 de enero que comenzamos ya administrativamente a operar, habrá que disponer de todo lo logístico para que los procesos continúen de manera normal.

¿Contará con la solvencia para apalancar su Plan de Desarrollo?

La principal fuente para financiar nuestros proyectos será el Sistema General de Regalías. Si logramos con estos recursos, que serán un promedio de $800 o $900 mil millones, identificar proyectos estratégicos, ahí va a haber una buena fuente. Del desahorro del Fonpet podremos tener también, por lo menos, $100 mil millones. Si logramos tener esa unidad estructuradora de proyectos que queremos plantear no solo como Gobernación, sino con los municipios y el área metropolitana para que entre todos podamos juntar unos recursos y contratar un equipo estructurador de proyectos, vamos a hacer una buena gestión ante el Gobierno. 

Lea además Así está integrado el equipo de empalme de Silvano Serrano

En tres puntos concretos, ¿cuál es el modelo de departamento que aspira impulsar en los próximos cuatro años?

Un departamento que genere oportunidades en lo social, más competitivo y productivo en lo económico y una nueva institucionalidad que permita que la ciudadanía entre a hacer parte del contexto de la gestión pública, es decir, que nos ayude a hacer control social.

¿Cree que podrá alcanzar un diálogo directo con el Gobierno Nacional?

El Gobierno Nacional entiende la realidad que hoy vive Norte de Santander, por eso el compromiso que tiene con los temas del Catatumbo, con la vía Astilleros-Tibú, con la estructuración de los proyectos de electrificación rural y muchos temas más.

Lo que nos corresponde es definir esa agenda de desarrollo, apalancar la estructuración de los proyectos y presentarlos. Aquí la tarea la tenemos que hacer entre el gobierno regional, los locales, el sector productivo, la academia y los congresistas para lograr un frente común efectivo.

A usted lo ubican como el gobernador del continuismo, por hacer parte de la organización política que ha estado en el poder los últimos 12 años, ¿cómo piensa marcar diferencia de las anteriores administraciones?

Me he formado para este momento de gerenciar el departamento. No es casual mi llegada a la Gobernación. Con el reconocimiento que se debe hacer a estas administraciones que me anteceden, llego con una estructura de formación, con un conocimiento, con un criterio propio, una forma personal  y una forma de gerenciar que es el sello que queremos dejar impreso y que va relacionado con la competitividad, la innovación,  el desarrollo tecnológico  y el emprendimiento. El criterio técnico que he manejado siempre tiene que primar sobre cualquier circunstancia.

¿Va a haber cambios en la estructura de la administración. Habrá más burocracia?

En campaña propusimos que debíamos hacer un ajuste a la estructura de la administración, con el objeto de darle una mayor relevancia estratégica al tema de la agricultura y el desarrollo rural, por la misma vocación del departamento. Eso requiere de una institucionalidad, por eso se creará la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural. También hay un compromiso con los recursos naturales y el medio ambiente y en esa medida la Secretaría de Vivienda dará paso a la Secretaría de Vivienda, Medio Ambiente y Sostenibilidad. Entre otros ajustes que se harán, pero con lo que ya hay.

¿Su gabinete será más técnico o político?

Aquí es necesario conjugar los dos elementos para que podamos interpretar un poco ese mundo de lo político, pero que también tenga un alto componente de robustez técnica, experiencia, conocimiento de cómo funciona el Estado y a la vez interprete la realidad política de nuestro departamento.

¿Cómo cumplirá los compromisos políticos con los grupos que apoyaron su campaña?

En la construcción del programa de gobierno contamos con un soporte base que era el Partido Conservador y otros como la U, liberales, Cambio Radical, además de sectores alternativos. En la medida que logremos que los diferentes actores del desarrollo sientan que están representados, no solo en un gabinete, sino en lo que será la gestión, van a entender que hacen parte de esa acción de gobierno. Inicialmente hay un vaciado de espacios en el que pretendemos que nos acompañe un grupo de personas que representen a los diferentes actores.

Usted se va a encontrar con la particularidad de una bancada de oposición en la Asamblea, ¿cómo va a manejar este nuevo escenario?

Hemos hecho una invitación directa a los 13 diputados para que trabajemos de manera armónica y en equipo. Sin lugar a dudas, la presencia de tres diputados del Centro Democrático va a alimentar esas discusiones que se requieren en la región, mirar las posturas en el marco de la independencia que tienen esos partidos y también las diferencias que puedan existir frente a las propuestas que hagamos. Lo importante es entender que las necesidades de Norte de Santander no tienen color político.

Uno de los principales focos de corrupción son los llamados pliegos sastre y los contratos con único oferente, ¿se compromete a acabar con estas prácticas? 

Este no es solo un requerimiento técnico sino que la ciudadanía y los gremios están exigiendo una modernización en los procesos de contratación y nosotros nos comprometimos a que este tipo de acciones las íbamos a implementar. 

En la Procuraduría está andando una investigación en su contra, ¿teme que por este proceso no lo dejen gobernar como espera?

He sido siempre muy respetuoso del ordenamiento y del ejercicio de las funciones de los órganos de control. Estoy presentando todos los argumentos que, considero, fueron los que permitieron adelantar las acciones que son objeto de investigación y tengo la tranquilidad de que voy a salir avante en estos procesos. Esa es una tarea que mi equipo de abogados está abordando de manera responsable y seria, y por ahora mi mayor preocupación es comenzar a gobernar el departamento.

Se dice que Ramiro Suárez tendrá injerencia en su administración, ¿sí o no?

En lo absoluto. No tengo frente a ese tema nada más que decir, que tengo la autonomía y la tranquilidad de que quien va a gobernar  Norte de Santander es Silvano Serrano. A mí me han identificado siempre como un hombre de carácter y de criterio.

¿Por qué lo recordarán los nortesantandereanos cuando termine su mandato?

Quiero que me recuerden  como el gobernador de las oportunidades, especialmente en el tema de la educación, el emprendimiento y la innovación.

En breve

-Una obra que lo trasnoche.

El Centro de Convenciones. Ese es un reto que tengo.

-Tres ideas para Norte de Santander.

El Centro de Innovación y Productividad, la obra Astilleros-Tibú y los cinco megacolegios que vamos a sacar adelante.

-Su aporte para el Catatumbo 

Si logramos sacar adelante la pavimentación de Astilleros-Tibú y dejar estructurado el proyecto entre Tibú-El Tarra-Convención-Gamarra o La Mata, ese sería el mejor regalo para el Catatumbo. Además de materializar el proyecto de electrificación rural.

-Una idea para que la ZESE tenga los efectos esperados

Con la Alcaldía de Cúcuta, los alcaldes del área metropolitana, la Cámara de Comercio y los gremios, necesitamos definir una estrategia para hacer promoción de ciudad. Una agencia que nos permita vender a Cúcuta y al departamento. De eso dependerá que la ZESE sea efectiva.

-¿Habrá puente de El Zulia en 2023?

Sí creo. 

-RAP Santanderes, ¿sí o no?

Venimos trabajando en eso, hemos tocado el tema y adicionalmente la Federación de Departamentos nos está acompañando técnicamente en ese proceso.

-Una idea para hacerle frente a la crisis migratoria

Organizar un poco más el registro de la gente que hay. Plantearle al Gobierno la necesidad de que se abra la frontera, porque si pudiéramos dar ese paso la economía se podría dinamizar más.

Image
Lucy Araque