Formulario de búsqueda

-
Lunes, 2 Diciembre 2019 - 5:12am

Sobreviviente de la violencia sexual ayuda a que otras también sobrevivan

Ludirlena Pérez fue abusada por las Farc y los paramilitares.
Colprensa
Ludirlena Pérez Carvajal sobrevivió a dos ataques por parte de las Farc y de los paramilitares. Aunque intentó quitarse la vida, decidió vivir para escribir una nueva historia y este año fue galardonada como la Mujer Cafam.
/ Foto: Colprensa

A la vista de quienes la rodean, es una mujer como cualquier otra. Agradable, cordial, simpática, imponente al caminar, pero sobre todo muy risueña.

Su cuerpo no habla de lo que le sucedió. No refleja el dolor  y la crueldad que tuvo que padecer siendo apenas una joven. Su alma es la encargada de guardar esas cicatrices que quisiera borrar, pero que, por lo general, le están recordando que ella fue víctima de un conflicto que ha sido despiadado con miles de colombianos.

Primero fueron las Farc, los integrantes del frente 23, quienes con tan solo 16 años hicieron de ella un botín de guerra. Dos años después y sin haber superado aún su tragedia, llegaron los paramilitares para terminar de agrandar sus heridas.

El 12 de diciembre de 2004, hombres del bloque Centauros de las autodefensas la acusaron de ser guerrillera y sin piedad la agredieron físicamente, la torturaron, la empalaron. “Literalmente, morí”, asegura.

La protagonista de esta historia es Ludirlena Pérez Carvajal, una sobreviviente de la violencia sexual. Aunque reconoce que hizo no uno, sino tres intentos por acabar de tajo con el sufrimiento que le produjo el abuso al que fue sometida, asegura que decidió vivir no solo para contarlo, sino para luchar por que otras mujeres no vivan nunca lo mismo que ella, pero también para que puedan superarlo y salir adelante.

Las lesiones que sufrió fueron muy graves. Requirió de varias cirugías y el trauma sicológico la mantuvo internada durante un año en un hospital del Meta, de donde es oriunda. Su vida y la de su familia colapsaron.

Pero como lo demuestra hoy y lo insiste una y otra vez, Ludirlena sobrevivió, pues tenía un propósito en su vida.

En 2005, en una emisora radial, escuchó el mensaje de una mujer que, como ella, había sido víctima de los horrores de la violencia sexual, pero que decidió levantarse, denunciar y seguir. “Esta mujer le dio vida a mi vida”, recuerda.

“Cuando la escuché, mi vida cambió. Tuve un éxtasis total y desde ahí comienzo un proceso de solo escucha. Donde me decían que había una reunión de mujeres, yo quería estar”.

El proceso no fue fácil. Cuando tomó fuerza para romper el silencio y contar lo que le ocurrió, se encontró con “murallas de desconocimiento”.

Después de años de batallar, de llorar en silencio y de algunas frustraciones, Ludirlena decidió “ponerse la  camiseta” no solo por ella, sino por miles de mujeres más.

“Por aquellas mujeres que un día estuvieron en silencio igual que yo, por aquellas mujeres que han muerto con su verdad, por aquellas mujeres que se sienten culpables como un día yo me sentí, por aquellas mujeres que prefieren callar, porque hay funcionarios que las revictimizan”.

Su labor, aunque dura y arriesgada, ha empezado a dar sus frutos y una muestra de ello es que este año fue galardonada como la Mujer Cafam 2019, gracias al trabajo que lidera desde la Asociación de mujeres víctimas del conflicto armado en Colombia ‘Gestionando Paz’.

Hace unos días, Pérez estuvo en Cúcuta para participar en la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, organizada por la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP, y La Opinión conversó con ella.

 Foto: César Obando

Lea además Mujeres unidas contra la violencia

Usted ha demostrado que es posible sobrevivir a la crueldad de la violencia sexual, ¿cómo?

Sin lugar a dudas que se puede sobrevivir y mucho más cuando hay una red de mujeres que te apoya. Felicito a todas aquellas mujeres que están organizadas y que decidieron levantarse.

Después de una tragedia como la que vivió, su cuerpo ha sanado, pero, ¿cómo se cura el alma?

Tengo una conferencia que se denomina ‘Al cuerpo se le pueden hacer cirugías, al alma no’ y la he presentado en diferentes espacios porque es verdad. Lo que queda internamente son secuelas de por vida. Ese motor que te mueve cada mañana, aunque uno quiera meterle toda la energía, también te recuerda que hay dolor y que hay una marca. Este conflicto ha sido cruel con la mujer.

¿Perdonó a quienes le hicieron daño?

Hubo un momento en el que entendí que tenía que perdonar para avanzar, porque en medio de ese odio me estaba haciendo daño y dañaba a mi familia. Todos los días vivía para recordarlo, hasta que llegó el momento en que acompañé a una mujer a una audiencia y me di cuenta de que los victimarios no se acuerdan de lo que hicieron, pero nosotras sí vivimos para acordarnos de eso, y somos las que nos lastimamos.

¿Cómo se rehace la vida?

La vida sigue y no se detiene. Duro sí es, pero está en ti si quieres dar lástima o quieres crecer después de. Yo me hubiese podido quedar postrada. Hubiese podido seguir llorando sobre lo que un día viví, pero tomé la decisión de decir ¡no más! ¡basta ya! Lo que viví fue tan duro, que no quiero que le ocurra a nadie más.

En qué etapa va su caso?

Está denunciado, pero no tengo conocimiento de que alguno de los que me hizo daño se haya adjudicado lo que me hicieron.

Además de la tortura y el dolor que tienen que sufrir las víctimas de la violencia sexual, ¿qué es lo más difícil a lo que se enfrentan después?

Siempre se ha visto la violencia sexual como un problema vaginal, pero no se comprende el impacto tan grande que esto tiene en la familia y en la mujer como tal. Muchas puertas se cierran y hay revictimización.

¿Por eso mismo no denuncian?

Las mujeres no denuncian porque encuentran obstáculos por donde quieran. Porque tienen miedo o vergüenza y se sienten culpables. No denuncian porque la cantidad de trámites las hace desistir y hasta sentir invisibles. No hay garantías.

¿Qué tan grande es la impunidad en Colombia frente a los casos de violencia sexual?

En desarrollo del conflicto armado hay  casi 30.000 víctimas de violencia sexual. Lo más asombroso de esto es que no existe un consolidado de personas condenadas por este delito. Es así como puedo decir que hay una impunidad de casi el 100%.

Médicos han reconocido que el sistema de salud no está preparado para atender a mujeres víctimas de este tipo de violencia, ¿así lo sintió usted?

Realmente lo he sentido así. No hay profesionales de salud preparados para un tema tan duro como este. El sistema de salud no está preparado para contemplar las causas, efectos y consecuencias que se derivan después de que una mujer es víctima de violencia sexual y mucho menos cuando es víctima de empalamiento. El desconocimiento es cruel y hace daño.

¿Qué debería hacer el Estado para evitar todas esas barreras?

Un despliegue de políticas públicas a favor de la mujer que sean eficaces. Que se comience desde la escuela a hablar de género, de respeto, de igualdad, de equidad. Hay que hacer también, una evaluación de desempeño a los servidores públicos, para ver si realmente están dando un servicio de calidad a quienes tocan a su puerta para pedir ayuda, porque la verdad es que en muchos espacios la revictimización es muy grande.

¿Por qué es tan difícil frenar la violencia sexual contra las mujeres en Colombia?

Porque estos temas se quedan en una conmemoración y no avanzamos. La mujer siempre se ha visto como un ser para servir y no para sentir.

Desde el liderazgo que ejerce ahora, ¿cuál es el mayor aporte que ha podido hacer después de lo que le sucedió?

Mi aporte más significativo a la construcción de paz es mi voz.

¿Qué piensa de quienes insisten en que el camino de Colombia es seguir haciéndole frente a los violentos por la vía de las armas?

Detrás de todo este actuar hay miles de víctimas y el Estado tiene que comenzar a revaluar su posición frente a la vulneración de derechos. Si hacemos contexto social, vemos que muchas de las personas que hoy están en los grupos armados han sido víctimas, porque han necesitado oportunidades y nos las han tenido. También veo que detrás de todo esto también hay personas que se lucran; hay intereses particulares, pero creo que somos más los que queremos transformar una realidad y un conflicto de tantos años.  

¿Es posible que la violencia contra las mujeres cese algún día?

Me sueño ese día y estoy trabajando para ese día. Estoy dejando legados.

Mujer Cafam

Ludirlena Pérez Carvajal se convirtió en la Mujer Cafam 2019, gracias al trabajo que desde 2009 viene desarrollando al frente de la Asociación de mujeres víctimas del conflicto armado en Colombia ‘Gestionando Paz’, la cual creó después del drama personal que tuvo que afrontar.

Desde allí, Pérez y quienes la acompañan en esta ardua labor, han logrado impactar ya a 5.038 mujeres sobrevivientes de la violencia sexual y  sus familias, de manera sicosocial, jurídica y a través de un trabajo de empoderamiento, para que conozcan sus derechos frente a situaciones como las que han tenido que enfrentar.

Lucy Araque

lucy.araque@laopinion.com.co

Redactora Política. Trabaja en La Opinión desde 2007.

Suscríbete y recibe las últimas noticias de La Opinión
loading...
Publicidad

Comentarios

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Judicial
Artículo

Asesinan a motorizado de seis balazos en Tibú

La víctima era conocida como 'Pirulo' y, al parecer, era hermano de un hombre al que mataron el domingo en ese municipio.

Cortesía
Economía
Artículo

La inflación de Cúcuta se desaceleró en noviembre

El Índice de Precios al Consumidor fue de -0,05% el mes pasado.

La Opinión
Publicidad
Política
Video

Revocarán pruebas para personero en seis municipios

Irregularidades y desorden durante la aplicación del examen llevaron a la decisión.

+ Deportes
Artículo

Ardila participará en final de la serie de desarrollo del PGA Latinoamérica

El golfista cucuteño viene de ganar bronce en los Juegos Nacionales.

Archivo
Publicidad
Judicial
Artículo

Omitir un pare, causa de fatal colisión en Pamplona

María de los Ángeles Barrera murió en Cúcuta, luego de dos días del trágico accidente.

Cortesía
Cultura
Artículo

‘La generación sin nombre’ sigue viva

Ese grupo de poetas de diferentes regiones logró un cambio radical de la prosa colombiana.

Mario Caicedo
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Cultura
Artículo

Mujeres de Juan Frío tejen y cuentan sus vivencias

La Fundación 5ta con 5ta Crew lideró un proceso de memoria histórica en ese corregimiento, en Villa del Rosario.

Cortesía
+ Deportes
Artículo

Todo fue una confusión: gobernador sobre queja de deportistas

Anelfi Balaguera visitó a los nortesantandereanos que participan en los Juegos Paranacionales.

Cortesía
Publicidad
Cúcuta
Artículo

Captores me pidieron perdón: contratista del ICBF secuestrada en Tibú

Yolanda Ramírez duró cinco días en cautiverio por parte de presuntos guerrilleros del Eln.

Cortesía
Judicial
Artículo

Hallan hombre degollado y a otro al fondo de un abismo

Los cuerpos fueron encontrados zonas boscosas de Pamplonita y Toledo.

AFP
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.