Escuchar este artículo

Wilmer Guerrero plantea gran gestión por Ocaña

Lunes, 19 de Agosto de 2019
El diputado departamental aspira a la Alcaldía de Ocaña.

El expresidente de la Asamblea de Norte de Santander,  Wilmer Guerrero, destacó la convergencia política que logró aglutinar alrededor de su candidatura a la Alcaldía de Ocaña, ciudad que según el último censo del Dane tiene una población de 111.643 habitantes.

Les dijo a los ocañeros que contar con el respaldo de los partidos de La U, Conservador Liberal y AICO, al igual que sectores de otras colectividades, “nos garantizará hacer gestión nacional y departamental para la transformación que necesita Ocaña, tanto en obras de infraestructura y como en desarrollo social”.

El diputado Wilmer Guerrero, cuyo lema de campaña es ‘por la Ocaña que querés’, explicó sus propuestas para combatir la inseguridad, garantizar el acceso a la educación y vigorizar el servicio de salud en esa localidad.

Principales propuestas

-En el campo de la seguridad: 

Garantizar la construcción del nuevo Distrito de Policía, lograr la instalación de tres CAI móviles en las entradas y salidas de la Ciudad de Los Caro, crear más de 100 frentes de seguridad en los barrios, y fortalecer la lucha contra las ‘ollas’ del microtráfico que ponen en riesgo a la juventud.

-En el frente de la educación:

Desarrollar el programa denominado ‘sin excusas’, con el propósito de que los niños y jóvenes que no estén en las escuelas y colegios estudiando sean vinculados al sistema educativo municipal.

“No debe haber ninguna excusa para que no estén estudiando. Si no tienen cuadernos, ni libros, ni zapatos o uniformes, la administración municipal se los deberá suministrar para garantizarles el derecho constitucional a la educación”, precisó el candidato.

Sobre las iniciativas que les presenta a sus coterráneos para enfrentar las dificultades en el servicio de salud, manifestó la urgencia de consolidar y fortalecer la prestación de la atención básica y especializada a los habitantes de esa localidad.

Por eso señaló que de lograr el triunfo en las elecciones de octubre, uno de sus proyectos banderas será la construcción de una nueva torre del Hospital Emiro Quintero Cañizares.

“El propósito de esta iniciativa es, por un lado, ampliar la capacidad de atención del servicio de urgencias, y transformarlo en un hospital de tercer nivel”, precisó el dirigente político ocañero.

Sobre la importancia de que el Emiro Quintero sea una institución con mayor capacidad para atender a los usuarios, recordó que en los últimos 30 años Ocaña pasó de tener 40.000 habitantes a más de 111.000 pobladores, sin contar a los cerca de 8.000 venezolanos y que hasta allí llegan los pacientes de la provincia.

‘No más pasos en falso’

Wilmer Guerrero, elegido hace cuatro años como diputado, es administrador de empresas, es especialista en administración, gobierno  y gestión, se refirió a lo que ha ocurrido en materia administrativa en ese municipio, que por ejemplo ahora termina con alcalde encargado.

“No han sabido administrar el municipio, no conocían de administración pública y terminaron inhabilitados”, dijo. 

Y añadió que “Ocaña no puede seguir dando pasos en falso. Ocaña no puede seguir adivinando a elegir un alcalde que no conozca a la ciudad, que no sepa de administración y no tenga experiencia”.

También manifestó que “los electores no pueden elegir a alguien que siga concesionando el municipio: con las fotomultas, con Tránsito y alumbrado público. Por eso (quienes lo hicieron) fueron inhabilitados por la Procuraduría”. 

El aspirante indicó que otro de sus propósitos es “recuperar la legalidad, la esperanza y entender que los ocañeros podemos administrar nuestro municipio y sacarlo adelante entre todos”.

También, Wilmer Guerrero prometió que no entregará más concesiones, sino que planteó la revisión de los contratos, “porque por ejemplo en el caso de Tránsito al municipio apenas le dan el 10% de  lo que se genera y el 90% se lo embolsilla el concesionario”.

“A los habitantes de Ocaña les digo que si logro el poyo en las urnas el próximo 27 de octubre, una de mis primeras gestiones como alcalde será la de ordenar revisar ese desequilibrio fiscal que en este momento está sufriendo el municipio, que de $100 que se recaudan, solo recibe $10 o $15”, aseguró. 

Image
La opinión
La Opinión