Escuchar este artículo

En Prados Norte claman atención para cancha de tierra

Jueves, 5 de Julio de 2018
En el espacio adyacente al parque Luis Carlos Galán Sarmiento hace vida una escuela de fútbol con 70 niños.

El pésimo alumbrado lo hace un escenario peligroso de noche. Aunado a ello, algunas veces llegan jóvenes a consumir droga, quienes son ahuyentados por los vecinos o por la Policía, cuando es alertada.

A pesar de estas condiciones, el parque Luis Carlos Galán Sarmiento de Prados Norte no deja de ser un espacio para el deporte y la recreación de la comunidad. Los residentes se quejan del abandono del lugar por parte de la Alcaldía de Cúcuta. 

De acuerdo con Emilia Pacheco Vera, la cancha y el parque aún se mantienen en uso gracias a que los residentes, de la mano de la empresa Norgas, les hacen labores de mantenimiento y recientemente plantaron 20 robles allí.

Lea además Indigentes se tomaron parque de Atalaya que aún no se inaugura

“El parque está olvidado por las autoridades. Por nosotros no, porque nosotros lo mantenemos limpio, lo barremos, hemos sembrado muchos árboles. Me gustaría que no se olvidaran de este espacio… ¿En dónde están los fondos públicos?”, expresó Pecheco, quien además dirige desde hace 18 años la Escuela de Fútbol Prados Norte, con 70 niños que entrenan en estas instalaciones.

La dirigente vecinal manifestó que el escenario deportivo también es usado por barrios de la ciudadela Juan Atalaya, entre ellos Antonia Santos y Carlos Pizarro, los cuales han sido invitados a participar en los torneos que se organizan continuamente.

“Hemos pasado cartas a la Alcaldía y empresas, para ver si nos ponen más luz en la cancha, pero no han atendido nuestro llamado. Si nos dicen que trabajemos juntos, comunidad-gobierno, para sacar del abandono al parque y a la cancha, pues lo hacemos. Cuando estaba Édgar Díaz como gobernador lo traje, a William Villamizar también, pero ya nos cansamos de esperar”, añadió.

La cancha de tierra solo cuenta con dos reflectores y una caseta, que no tiene servicios de electricidad y agua, según otro de los residentes, quien se mostró preocupado, debido a que los drogadictos llegan al lugar a las 11:00 am y en el lapso de entre las 4:00 pm y 6:00 pm. 

Los niños de la escuela deportiva, con edades que oscilan entre las 3 y 16 años, entrenan de lunes a viernes, de 4:00 pm a 8:00 pm. Emilia Pacheco recalcó que es urgente la instalación de una malla, para evitar que los balones caigan sobre las casas que están alrededor.

Image
La opinión
La Opinión