Escuchar este artículo

Familia del barrio Aeropuerto se quedó sin el ‘gas’ de su supervivencia

Viernes, 27 de Marzo de 2020
Tienen a su cargo un bebé de 11 meses.

Por: Deicy Sifontes | Practicante de periodismo

Por si fuera poco, con el coronavirus, que ha amenazado con extenderse por todo el país, la familia Castillo del barrio Aeropuerto (Cúcuta), ha tenido que enfrentarse no solo al aislamiento obligatorio que le impide salir de su casa, sino que además está prescindiendo de uno de los servicios básicos que les permitía a sus miembros generar el ingreso para su hogar: el gas natural. 

A pesar de las medidas que tomó el Gobierno Nacional en cuanto a la reconexión inmediata de los servicios públicos a usuarios residenciales suspendidos, al parecer la señora Aura Elena Castillo no se encuentra en la lista. “Nosotros teníamos el recibo vencido, pero fuimos y abonamos $150.000 para que nos reconectarán el gas y nunca vinieron. No es que no queramos pagar, es que no tenemos el dinero y menos los vamos a conseguir si no podemos trabajar”, dijo Castillo. 

Los ingresos principales de los Castillo provenían de la venta de pan que ellos mismos elaboraban, pero que por culpa del coronavirus y el incumplimiento en la factura se vio paralizada. “Llevamos más de cinco años haciendo pan para vender en el barrio y de manera informal a otras partes. Nos hemos quedado sin el sustento, tengo 61 años y nadie me va a dar trabajo, además que los mayores de sesenta no tenemos permitido salir, le pedimos a la empresa de Gases del Oriente que nos solucionen”, dice Aura Elena.

Una de las mayores preocupaciones de esta mujer es encontrar la manera de darle de comer a su nieto de once meses, quien está a su cargo ya que la madre del bebé, que era su hija, murió hace un tiempo. “Estamos cocinando con leña y eso le hace daño al niño, el humo puede generar enfermedades, que además de afectarlo a él, también causaría afectaciones a los dos adultos mayores más que viven en la casa”. 

Aunque han recibido el apoyo de uno de los vecinos del sector, hasta el momento no han encontrado ninguna solución. “Yo he ido a la empresa, he llamado y no me dan una respuesta clara. Me dicen que ellos tienen que pagar el restante del abono que es de $66.000 para hacer la reconexión. No entiendo entonces para qué el presidente saca órdenes de que todas las empresas de servicios públicos deben reconectar a los que estén en mora, si eso aquí no lo cumplen”, aseguró el vecino que los ha estado ayudando pero que prefirió no ser identificado. 

Qué dice Gases del Oriente

La empresa prestadora del servicio Gases del Oriente, aclaró que la razón por la cual el servicio no ha sido reconectado, es porque los afectados presentaban una mora desde los meses de enero y febrero, que no ha sido cubierta en su totalidad. “El pago debió haberse realizado el 12 de marzo, y ellos lo cancelaron fuera de la fecha haciendo un abono de $150.000 y no llamaron a preguntar cuál era la cantidad de abono que debían hacer, razón por la que se les suspendió el servicio”, dijo la operadora que atendió la línea de emergencias de la empresa. 

Teniendo en cuenta las declaraciones del gobierno nacional, en donde se le exigía a las empresas distribuidoras de energía y gas que iniciaran la reconexión del servicio a usuarios de estratos 1, 2 y 3 que lo tuvieran suspendido, la operadora manifestó que el Decreto 441 del 20 de marzo solo era válido para el servicio de acueducto. “Nosotros nos acogemos a la Ley 142 de 1994 de acuerdo con el contrato de condiciones uniformes, donde se establece el régimen de los servicios públicos”. 

Por ahora, la familia Castillo exige que el servicio sea reconectado porque esa fue la orden presidencial, además de que sean incluidos en algún beneficio para el adulto mayor y para su nieto, pues no saben de qué vivirán los días que restan de la cuarentena, ya que la comida empieza a escasear. 

Image
La opinión
La Opinión