Escuchar este artículo

Piden alejar a drogadictos de tres parques de Cúcuta

Martes, 22 de Agosto de 2017
El alcalde César Rojas ordenó a la Policía la implementación de vigilancia permanente.

Los vecinos de los parques de Niza, Tasajero y Guaimaral denunciaron que no resisten más los efectos colaterales dela marihuana que desconocidos consumen públicamente en estos lugares de esparcimiento.

El martes, líderes de los citados barrios le pidieron a la Policía y a la alcaldía que hagan cumplir el nuevo Código de Policía a estas personas que acuden a consumir sustancias sicoactivas a los parques en donde juegan niños.

En Niza, por ejemplo, la presencia de una pandilla de viciosos se produce sobre las cinco y treinta de la tarde hora en que empiezan a llegar los niños a practicar fútbol.

Los vecinos de Tasajero denunciaron que allí los viciosos están presentes en el parque durante todo el día, sin importar tampoco la presencia de niños.

“No entendemos por qué la Policía no hace valer el nuevo Código de Policía y convivencia, máxime cuando el mismo castiga a quienes fuman en sitios públicos, como los parques a los que acude la familia a recrearse o a descansar”, dijo Francisco Mora, vecino de Tasajero.

Otras denuncias por la presencia de pandillas de viciosos en el parque provienen de Guaimaral, donde los vecinos pidieron a la policía acciones para que fumen en donde no afecten a la comunidad.

“Si no pueden dejar de fumar marihuana, no nos vamos a oponer, pero si que lo hagan en nuestro parque, donde nos contaminan”, dijo María Paula Rangel, vecina del lugar.

“Será que los papás de estos jóvenes se aguantan que sus hijos fumen marihuana en su propia casa?", se preguntó la mujer.

Entre los planes para impedir que esto siga sucediendo en los parques, el martes el alcalde César Rojas le ordenó a la Policía implementar vigilancia permanente.

Image
La opinión
La Opinión