temas del día
La deforestación que llevamos y el plan para mitigarla
Premium
Copa menstrual, sus utilidades y desventajas
Premium
¿Sabe cuáles son los artículos que más roban en los supermercados?
Los rastros que dejó el ataque con una granada en Sevilla

Escuchar este artículo

Policía acabó con rumba a cielo abierto en la Primera Etapa de Atalaya

Martes, 2 de Mayo de 2017
Estos operativos se están replicando los fines de semana en barrios de Cúcuta.

Los vecinos de la Primera Etapa de Atalaya recuperaron este fin de semana el sueño y la tranquilidad luego de que la Policía, en compañía de las secretarías de Gobierno y Seguridad Ciudadana, recobraron el orden en esta zona.

Después de la 1 a.m. cuando los locales de venta de bebidas embriagantes deben cerrar sus puertas, la rumba se traslada a las calles de este sector, y el Paseo Rojo y Negro se convierte en una gran taberna a cielo abierto.

Esta situación causaba molestias e incomodidad entre los vecinos, que constantemente se quejaban por el ruido, la música a alto volumen, y los peleas que se desataban en el lugar.

El fin de semana la Policía logró recuperar este espacio y le aguó la fiesta a por lo menos 500 personas que estaban bailando y  bebiendo licor en los senderos peatonales y las canchas que conforman el popular paseo, en los alrededores de El Natilán y el Policlínico de Atalaya.

Óscar Gerardino, secretario de Gobierno, aseguró que estos operativos se están replicando los fines de semana en barrios como Belén, La Libertad,  Aeropuerto, Atalaya y zona céntrica de la ciudad, para devolverles la tranquilidad a los cucuteños.

El mes pasado, la Alcaldía y la Policía realizaron este misma operación en el Paseo Rojo y Negro (Primera Etapa de Atalaya) y encontraron a 1.800 personas consumiendo bebidas embriagantes o sustancias psicoactivas en pleno  espacio público.

Según la Alcaldía, este tipo de operaciones nocturnas se realiza periódicamente, para ofrecerles mayor seguridad a los ciudadanos.

Los vecinos del paseo fueron los más agradecidos con las operaciones de control y pidieron se realicen más seguido para acabar definitivamente con el caos y el desorden que reina en esta zona cuando las tabernas cierran sus puertas.

Image
La opinión
La Opinión