Escuchar este artículo

Arcilleros de El Zulia dejan en alto a Norte de Santander

Lunes, 23 de Agosto de 2021
Ismael empezó en el arte de la arcilla hace 20 años y hoy es un generador de empleo.

El trabajo con arcilla es un arte que por varias décadas han podido apreciar en sus visitas a El Zulia los habitantes de la capital de Norte de Santander. Macetas, alcancías y otras manualidades son expuestas a diario en las vías principales del municipio, sin embargo, poco se sabe del trabajo que conllevan.

Ismael Eslava, conocido como ‘El Mono’, lleva más de 20 años trabajando en la fabricación de artesanías a base de arcilla; su sueño siempre fue generar empleo y, poco a poco, lo ha logrado.

Le puede interesar: Después de 30 años de espera, Buena Esperanza tendrá agua potable

“A mí me enseñaron a hacer las materas, me contrataron en una arcillera y aprendí a pintarlas, así trabajé por mucho tiempo, pero tenía claro que no quería solo ser parte de la producción, yo deseaba producirlas”, comentó Eslava.

Tener su propio taller sonaba casi utópico para ‘El Mono’, ya que implicaba tener varios empleados, además de un horno de poco más de dos metros de alto, en el que se quema la arcilla para que llegue a un punto similar a la porcelana.

La lluvia que trajo oportunidades

El primer lugar en donde Eslava empezó a construir el sueño de tener su propia empresa era arrendado. Según contó, no estaba ubicado en un terreno estable, por lo que una fuerte lluvia provocó un deslizamiento y que se perdiera casi en su totalidad.

Esa derrota logró que Eslava se replanteara la idea de adquirir un terreno y, gracias a algunas ayudas, lo pudo lograr. El siguiente paso fue construir el horno.

Lea también: 9 historias de Comunidad que le recomendamos conocer

“Es un horno artesanal, lo construimos entre tres personas y, aunque nos demoramos un poco, fue un trabajo al que le metimos corazón para que estuviera bien hecho”, señaló Eslava.

Con la apariencia de un iglú, el horno sigue en pie; está hecho en ladrillo, el material que se encarga de transmitir el calor necesario para que las macetas y otras artesanías sean de alta duración.

Image
/ La Opinión.

Lo más difícil

Salir al mercado nacional y ofrecer productos nortesantandereanos fue lo más complejo para Ismael, quien, en sus inicios, se preocupó bastante porque sus productos no se vendían.

“Todos los compradores tenían un vendedor, y llegar a ofrecerles el mismo producto no es fácil, tocó usar varias tácticas para lograrlo”, señaló Eslava.

El hombre aún cuenta con orgullo que, una vez llegó el primer cliente, la voz se empezó a regar y las ventas fueron aumentando.

“El que fue mi primer cliente aún me compra, y hoy en día llevamos materos a cualquier parte del país, hemos hecho entregas hasta en Tumaco, Nariño”, agregó.

Conozca: Diana y Gonzalo, los rostros detrás del mural artístico que adorna la calle Once

Image
/ La Opinión.

Una nube de humo les paró el trabajo

A los pocos días de iniciar la pandemia, una gruesa capa de humo cubrió a Cúcuta y municipios aledaños.

A causa de este daño ambiental le prohibieron a los arcilleros y ladrilleros la quema de producción hasta que las autoridades competentes determinaran cuál era el origen de la espesa bruma que no permitía que los cucuteños respiraran con normalidad.

Lea también: Un docente que educa al ritmo de la música

“Fueron 45 días en los que no podíamos trabajar y, sumado a la pandemia, tuve que tomar la difícil decisión de cerrar por varios días”, precisó el emprendedor.

Con las semanas, la preocupación de Ismael aumentó; no tenía certeza de cuándo iba a volver a abrir. A diario, se repetía la misma frase: «si la gente no tiene para comer, mucho menos para comprar materas».

Sin embargo, cuando retomó los trabajos, su sorpresa fue más grande de lo que esperaba y las ventas regresaron a la normalidad. A la fecha, en su taller trabajan 13 personas, quienes se encargan de manejar la arcilla, hacer las macetas, otras artesanías y dejarlas listas para la venta.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Camila Florez
Camila Flórez