Escuchar este artículo

Hace 70 años el Cúcuta se presentó en reinuaguración de el ‘El Campín’ 

Miércoles, 21 de Julio de 2021
En estos tiempos, en los que los cucuteños no gozan del fútbol profesional, grato es recordar aquellos momentos de gloria que el club le hizo vivir a los aficionados.

Durante mucho tiempo, el estadio de fútbol Nemesio Camacho ‘El Campín’ fue el principal de Colombia. Actualmente, ese privilegio lo tiene ganado el Metropolitano de Barranquilla, aunque muchos lo discuten.

‘El Campín’ fue construido en una primera etapa -campo de juego y fachada occidental- en 1938, cuando Bogotá fue escogida como anfitriona de los Juegos Bolivarianos. La idea original se debe al político Jorge Eliécer Gaitán, quien, como alcalde, planteó, en 1934, construir un estadio de fútbol aprovechando el cumpleaños 400 de Bogotá.

En un principio tuvo capacidad para 10.000 espectadores. En 1948, para el primer campeonato de fútbol profesional colombiano, fue ampliado para albergar a 23.500 aficionados. En 1951, el alcalde Fernando Mazuera ordenó la ampliación de las las tribunas norte y sur. 

En 1968, luego de una nueva remodelación y ampliación, se habilitó la capacidad oficial para 58.500 espectadores. En el 2000, se emprendió la más costosa remodelación de la historia para las Eliminatorias del Mundial 2002. Bajó la capacidad a 48.300 asistentes. Con los ajustes para la Copa América 2001, se redujo a 46.018.

¿Cómo se construyó?

 

Image
Jorge Eliécer Gaitán, como alcalde, planteó en 1934 construir un estadio de fútbol aprovechando el cumpleaños 400 de Bogotá. / Foto: Archivo fotográfico de Sady González, Biblioteca Luis Ángel Arango

 

La historia se remonta a 1934, cuando el político y caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán sugirió construir un estadio para la ciudad, con motivo de la celebración de los 400 años de la fundación. Además, para que se disputaran los Juegos Bolivarianos de 1938. 

El concejal Luis Camacho Matiz, hijo de Nemesio Camacho, ofreció la hacienda ‘El Campín’, de propiedad de su padre, para la construcción del escenario deportivo de la capital de la República.

La tradición oral señala que el nombre procedía de la traducción al español del término inglés camping, porque el sector era una zona amplia verde, utilizada para acampar. Se designó a los ingenieros Federico Leder Müler, Rafael Arciniegas y Alberto Dupuy para el diseño arquitectónico y construcción de la obra. 

El estadio fue inaugurado el 10 de agosto de 1938, en la celebración de los 400 años de la ciudad. El primer encuentro en el terreno de juego enfrentó a las selecciones de Ecuador y Colombia, representada por el Club Municipal de Deportes, equipo oficial de Bogotá. 

Los dos primeros partidos de fútbol de los Bolivarianos se jugaron en el estadio ‘Alfonso López Pumarejo’ (inaugurado en 1936). El primer gol lo marcó el colombiano Tomás Emilio Mier. El partido terminó 1 - 2, a favor de los ecuatorianos. 

La casa de los equipos Millonarios y Santa Fe

 

Image
Jorge Eliécer Gaitán, como alcalde, planteó en 1934 construir un estadio de fútbol aprovechando el cumpleaños 400 de Bogotá. / Foto: Archivo fotográfico de Sady González, Biblioteca Luis Ángel Arango

 

Cuando el fútbol colombiano se volvió profesional, en 1948, el estadio fue ampliado para 23.500 espectadores sentados. Independiente Santa Fe y Millonarios lo usaron como su casa desde la primera temporada. El tercer equipo de la capital, Universidad (desaparecido), jugaba en la Ciudad Universitaria (estadio con capacidad para 12.000 asistentes).

‘El Campín’ disfrutó el primer título profesional con la conquista de la primera estrella de Independiente Santa Fe, en 1948. 
 
En 1950, comenzó la ampliación del estadio por disposición del alcalde Fernando Mazuera. Se ampliaron las tribunas Norte y Sur, y los equipos Millonarios y Santa Fe marcharon al ‘Alfonso López Pumarejo’.

Su reinauguración y el Cúcuta

La reinauguración se llevó a cabo, el 20 de julio de 1951, con doblete de equipos internacionales conformados por jugadores de la liga local. La selección de Uruguay contra Argentina y la selección Colombia contra Paraguay. Los extranjeros actuaban en equipos del fútbol colombiano. 

 

Image
Jugadores

 

Y es aquí donde aparece el Cúcuta Deportivo. El equipo motilón había debutado en el fútbol profesional colombiano en 1950, con excelente campaña. Al final, logró el quinto puesto en la clasificación general. 

El equipo utilizaba la siguiente plantilla de jugadores, en la que sobresalían los uruguayos: Julio Ulises Terra (U), Juan José ‘El Niño’ Tulic (U), Carlos Zunino (U), Abraham González (U), Lauro Rodríguez (U), Juan Carlos Toja (U), Alcides Macnay (U), Luis Orlando (U), Luis Alberto ‘El Marciano’ Miloc (U), Ramón Villaverde (U) y Juan De Lucca (U). Acompañados por el argentino Juan ‘Andarín’ Barbieri y los criollos Pedro ‘Cajurra’ Díaz, Pablo ‘Tarzán’ Mendoza, Marcos ‘Gorilo’ Ortiz, Luis E. Contreras, Alberto ‘Terremoto’ García, Luis Alberto Pérez, Roberto Serrano y Juan Barbosa.

 

Image
Cúcuta Deportivo de 1950

 

Para la temporada de 1951, el equipo rojinegro contrató a los uruguayos campeones mundiales Shubert Gambetta y Eusebio Tejera. También, a los uruguayos Antonio Sacco, Juan Carlos Taibo y Bibiano Zapiraín. Las presentaciones del once motilón atraían cada domingo más público, aunque los resultados muchas veces no fueron los esperados.

El 15 de abril, cuando el Cúcuta Deportivo visitó la capital de la República para enfrentar a Independiente Santa Fe, los 22 jugadores se jugaron íntegros para dictar cátedra de buen fútbol. Los motilones lograron el triunfo 4 goles a 2.

Ese resultado y el buen desempeño domingo a domingo, hizo que el alcalde de Bogotá, Santiago Trujillo Gómez, los invitara para que, vistiendo los colores del país de origen, enfrentaran a los argentinos vinculados al fútbol colombiano.

El presidente del Cúcuta Deportivo, Manuel Blanco Suárez, pactó los honorarios con los uruguayos que alineaban con la camiseta rojinegra y el 20 de julio de 1951 se presentaron en la reinauguración de ‘El Campín’ de Bogotá. 

Ese día, Argentina y Uruguay alinearon así:

 

Image
El Campín

 

En esa inolvidable tarde, también se enfrentaron paraguayos, que en su mayoría defendían los colores del Boca Juniors de Cali y el Deportivo Pereira, y colombianos escogidos para esa oportunidad por el exjugador Édgar Mallarino. Los equipos alinearon así: 

 

Image
El Campín

 

Como curiosidad, en las ediciones del 5 y 7 de agosto de 1951, el periódico Sagitario informó que, trascurridos 20 días de jugado el encuentro, los directivos del conjunto motilón “aún no habían recibido el pago de los honorarios pactados”.

Redacción Miguel Palacios

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion
      

Image
La opinión
La Opinión