Escuchar este artículo

Fotógrafo cucuteño le hizo el quite a la ceguera, aquí le decimos cómo

Domingo, 14 de Noviembre de 2021
Manuel Redondo hace parte de Asociegos, una institución privada, sin ánimo de lucro, que acoge y apoya a las personas con discapacidad visual.

Manuel Redondo es fotógrafo por pasión y ha dedicado una gran parte de su vida a despertar la curiosidad informativa de los nortesantandereanos a través de sus cubrimientos en eventos sociales, políticos e incluso en algunas ocasiones internacionales, siempre acompañado por su lente fotográfico y su gran amigo Jorge Porras, un periodista que trabajaba en medios de comunicación de Estados Unidos.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: https://bit.ly/3ljBtXC


Aunque su aventura inició después de graduarse de bachiller en el Colegio Simón Bolívar, ubicado en el barrio Pescadero, a los pocos años Redondo tuvo que enfrentarse a una situación médica que le cambiaría la vida por completo, luchando durante más de cuatro años con un tumor cerebral.

“Al principio me daban dolores de cabeza muy fuertes y un malestar general en todo el cuerpo, el tumor destruyó por completo el nervio óptico, dejándome sin visión. En el 2014 me sometí a una primera cirugía donde me retiraron un porcentaje de la masa, y en el 2017 terminaron de extraerme lo restante, mientras esperaba, pasé por un proceso medico de quimioterapia y radioterapia, Fue una etapa fuerte, pero aprendí muchas cosas y gracias a esto, tuve la oportunidad de empezar mi nueva vida”, señaló Redondo.

Luego de vivir esa experiencia, José Manuel ha mantenido su pasión por el mundo audiovisual y las artes y se ha interesado por adquirir nuevos conocimientos sobre el entorno digital.

“Cuando pierdo la vista, comienzo a estudiar para adquirir nuevas habilidades. Con asesoría de mi amigo Porras fui aprendiendo, actualizándome de las últimas noticias, no me quedaba quieto, aparte de eso, en el 2019 ingreso a estudiar psicología en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD)”, resaltó.

Con el fin de adquirir más dominio en el manejo de páginas web confiables y redes sociales, que más adelante le servirían para desarrollar su proceso de formación virtual en la universidad, José ha participado en diferentes procesos ofrecidos por el MinTIC, el más reciente, lo desarrolló el pasado mes de agosto, en el programa ‘Con Sentidos TIC’, donde ha podido tomar cursos de edición de audio, contenidos audiovisuales y cuñas radiales bajo el acompañamiento de otra persona con discapacidad visual, quien se encarga de enseñarle las herramientas con las que puede cortar, pegar o seleccionar el material.

Redondo, consciente de la importancia de aprovechar este tipo de espacios tecnológicos, espera poder convertirse en un embajador de esta estrategia y difundir en su comunidad los conocimientos adquiridos en este proceso de formación virtual.

“Con todas las herramientas de los cursos que ofrece ‘Con Sentidos TIC’, espero ayudar a formar a personas con discapacidad que se encuentran en la ruralidad, sobre todo a los niños y jóvenes que no tienen la misma facilidad para acceder a estas oportunidades”, afirmó.


Lea aquí

Yo no soy inferior a nadie: víctima de mina y desplazamiento

Image
85 afiliados  hacen parte  de Asociegos

85 afiliados hacen parte de Asociegos. Foto: Cortesía

 

Una emisora radial, el próximo proyecto

En la actualidad, Redondo es uno de los representantes de la Asociación Nortesantandereana de Ciegos (Asociegos), una organización fundada y dirigida por personas en condición de discapacidad visual (ciegos y de baja visión), cuyo fin es mejorar la calidad de vida de estas personas, prestando para ello asistencia integral como movilidad y orientación, técnicas de la vida diaria, refuerzos académicos y mejoramiento de sus capacidades de emprendimiento laboral.

Para Lucía Rodríguez, representante legal de la Asociación, el objetivo principal es poder abrir otros espacios para esta población, demostrar de forma incluyente que las destrezas de las personas con alguna condición de discapacidad pueden ser igual o mejor ante el resto de la sociedad.

“Nosotros como Asociegos buscamos áreas del conocimiento donde podamos demostrar nuestro potencial, una de estas áreas es la comunicación social, esto se debe a que, al ser personas ciegas, nuestra expresión verbal y comunicativa es muy buena, por esta razón, planteamos a mediano plazo crear una emisora radial en Norte de Santander”, mencionó Rodríguez.


Le puede interesarNegociar la carrera de taxi, práctica aún vigente en Cúcuta

Por su parte, Jefferson José Parada, vocal de la junta directiva de Asociegos y coordinador del proyecto, confirmó que ya se tienen grandes avances técnicos en el montaje de la emisora y destacó que los procesos de formación digital les brindan la oportunidad de ir un paso adelante. 

Tanto Lucía como Jefferson son conscientes de que la población invidente en Colombia no cuenta con un empleo formal y por esto buscan crear una experiencia, en las que ponen a los demás en sus zapatos.

“Esta iniciativa busca poner en evidencia cómo la falta de inclusión, igualdad y acceso hacen parte de nuestro día a día, un medio de comunicación activo nos da la oportunidad de tener un trabajo formal, además de dar a conocer diferentes historias de vida, sería una ventana muy grande para demostrar nuestras fortalezas y de esta manera, sensibilizar a las nuevas generaciones y lograr en un futuro una integración social, laboral y educativa para nosotros”, resaltó Parada. 
 

Image
En el barrio La Playa, se ubica la sede principal la Asociación Nortesantandereana de Ciegos  (Asociegos), en el Edificio Moreno.

En el barrio La Playa, se ubica la sede principal la Asociación Nortesantandereana de Ciegos (Asociegos), en el Edificio Moreno. / Fotos Pablo Castillo

 

En busca de una mano amiga

De igual forma, Lucía Rodríguez mencionó que la pandemia de la COVID-19 fue un golpe muy fuerte para las personas con discapacidad visual, limitándolos en un gran porcentaje a permanecer en sus casas para cumplir con el aislamiento y evitar un posible contagio.

“Nosotros hacemos todo tipo de actividades, por ahora estamos enfocados en el área de fortalecimiento y emprendimiento, necesitamos que nuestros jóvenes se formen en finanzas para que puedan desarrollar un sustento económico, también continuamos con los procesos de recreación y deporte, además de las jornadas activas”, resaltó.


Conozca: Una partida de tejo con el más allá: la historia de Aura


Aunque la Asociación tiene una sede específica en el barrio La Playa desde 1987, que ahora es patrimonio arquitectónico, el lugar está a punto de perderse por un déficit con el municipio de Cúcuta, ya que a la fecha se adeuda por concepto de impuesto predial y otras contribuciones.

Por tal razón, en las últimas semanas se viene adelantando una campaña bautizada “Amigos de Asociegos”, una ‘vaca’ virtual con una meta de 25 millones de pesos, buscando una mano amiga urgente de quienes puedan apoyarlos en esta tarea maratónica.

 “Nuestra institución no cuenta, ni ha contado con ningún apoyo estatal ni privado. No obstante, hemos permanecido en el tiempo con nuestro empeño, brindando esperanza y fortaleza a quienes acuden a nuestro auxilio. Solo con la contribución de personas de buen corazón y gran sentido social podremos mantener este hogar de encuentro y crecimiento personal para quienes recibimos este apoyo y quienes en el futuro lo requieran”, puntualizó Rodríguez.

Para apoyar a la asociación, puede consultar el siguiente link: https://vaki.co/es/vaki/A53a01qiUp12HiCeXllP

 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Gerson Correa
Gerson Correa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas