Escuchar este artículo

“Parqueaderos públicos fronterizos” no serían obligatorios

Jueves, 11 de Agosto de 2022
Autoridades colombianas no plantean restringir la movilidad de vehículos con placa venezolana.

La propuesta de creación de parqueaderos público en las vías de acceso al área metropolitana de Cúcuta, desde la frontera con Venezuela, no pretende de ninguna manera limitar el ingreso de vehículos venezolanos, sino mejorar la movilidad entre los municipios, de cara a la reapertura vehicular entre ambos países. 

Así lo aclaró ayer, el presidente del comité intergremial de Norte de Santander, Carlos Luna, en respuesta a versiones que ventilan alguna intención de las autoridades colombianas de restringir el tránsito de carros extranjeros a su ingreso a suelo colombiano. 

“Los que hemos planteado es que se puede estimular la instalación de parqueaderos en el anillo vial y en la autopista internacional  que tengan beneficios predial y de la Industria y Comercio, para que la gente pueda parquear sus vehículos, pero eso tiene que ir de la mano de un plan integrado de nuevas rutas de transporte público, colectivo e individual”, declaró.


Lea también: ¿Está cerca un Área Metropolitana Binacional de Cúcuta y San Cristóbal?


Luna explicó que no se trata de que los carros venezolanos tengan la obligación de parquearse en estos predios para que las personas que vienen a comprar deban continuar su recorrido en el transporte público, sino más bien  de ofrecer una alternativa de movilidad que busca brindar canales en el marco de ese intercambio binacional. 

Dijo que quienes promuevan esta idea “son enemigos de la reapertura de la frontera y de la normalización”, ya que considera que una medida de esta naturaleza le haría el juego a la ilegalidad porque el objetivo de la reapertura es normalizar el intercambio comercial binacional y el paso de vehículos por los pasos oficiales, para erradicar el uso de las trochas. 

“Mientras que la gente no pueda llegar en su vehículo al centro de Cúcuta, a los centros comerciales, a los hoteles o al aeropuerto, lo que está estimulando es que se sigan llevando mercancía de contrabando para allá. Entonces esa idea no está contemplada, sería una locura que se sale de toda lógica histórica y natural”, consideró.


Le puede interesar: La frontera es una prioridad: alcalde de Cúcuta a Petro


La propuesta de los parqueaderos es una de tantas que se han puesto sobre la mesa en el marco de acuerdos para la reactivación de la economía, pero no como una condición sino como una alternativa, entre otras cosas porque los municipios no tiene la capacidad para aparcar esa cantidad de automotores.

Es un proyecto a seis años

Miguel Peñaranda, director del área metropolitana de Cúcuta, dijo que aunque en el Plan Maestro de Movilidad que será entregado en noviembre está contemplada la posibilidad de tener unos parqueaderos que permitan que la población venezolana que ingrese al país pueda dejar sus vehículos y tomar luego el transporte público, esas decisiones se tomarán en otras instancias con las secretarías de tránsito de los municipios, a cargo de esa competencia. 

Explicó que ese plan que debe estar integrado con el Sistema de Transporte Metropolitano, no es más que una propuesta a largo plazo que no se puede evaluar hasta que no esté funcionando. 

“Esto es solamente una propuesta, así como es la propuesta del Plan Maestro de Movilidad que no serán vistas hasta que no tengamos implementado el sistema de transporte”, dijo.


Infórmese: Analizarán frutas del PAE que enviaron a niños al hospital


El director declaró que estas informaciones obedecen a simples especulaciones, porque hasta el momento no hay ninguna posición de los alcaldes metropolitanos, ni del gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, acerca de limitar la movilidad desde la frontera.

“Mal haríamos los colombianos en una política o en un espíritu de abrir la frontera de limitar a los hermanos venezolanos a que entren o no al territorio colombiano”, opinó. 

Peñaranda mencionó que para el Sistema Integrado de Transporte Metropolitano se requiere una inversión de más de $1.5 billones de pesos y su implementación sería a término de entre 6 a 8 años, si los gobiernos municipales cuentan con el presupuesto. “La idea es que se inicie en el 2023, pero es un proyecto que veremos culminado muy seguramente en el 2030”, apuntó.

Las mismas condiciones 

Carlos Socha, alcalde de Villa del Rosario, también consideró ese hecho como un absurdo, aunque como alcalde ha pedido que en el marco de la creación de un área binacional, se establezca un equilibrio entre ambos países para que los vehículos colombianos tengan las mismas posibilidades de llegar a otros municipios del estado Táchira.

Los vehículos venezolanos van a poder entrar con una internación temporal y transitar sin contratiempos, conforme a los acuerdos que se logren entre los presidentes de ambos países, dijo.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda