Escuchar este artículo

El auge de las estaciones de servicio en Norte de Santander

Martes, 22 de Marzo de 2022
En abril se espera que empiecen a operar 25 nuevas estaciones en todo el departamento.
 

 

El 19 de agosto de 2015, Venezuela cerró su frontera con Colombia, un hecho que cambió las dinámicas políticas, económicas y sociales entre ambos países, especialmente en Norte de Santander, la frontera más representativa y activa del país. 


Lea también : Denuncian envenenamiento masivo de gatos en Los Arrayanes

Uno de los negocios más rentables en Cúcuta y su área metropolitana era el de los “pimpineros”, aquellos que en las calles se dedicaban a la venta de combustible de contrabando traído desde Venezuela a precios mucho más baratos que los de la gasolina colombiana. 

Mientras un galón de gasolina colombiana podía costar $5.600, la de contrabando se conseguía hasta en $3.000. 

Sin embargo, con el cierre fronterizo este negocio fue cayendo poco a poco, lo que desencadenó que, en las estaciones de servicio de la región se empezara a evidenciar una situación bastante atípica: largas filas de vehículos para abastecerse de combustible, un producto que, aunque antes sobraba, para esa época empezó a escasear. 


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Pero los “pimpineros” no se podían quedar de brazos cruzados, así que se las ingeniaron y empezaron a comprar combustible en las estaciones de servicio colombianas para luego revenderlo más caro a aquellos conductores que lo que querían era abastecer sus vehículos cuanto antes sin importar el precio, que estar inmersos durante horas en largas filas.  

María Eugenia Martínez, directora ejecutiva y asesora jurídica de la Asociación de Estaciones de Servicio de Norte de Santander (Asesnort), le explicó a La Opinión que cuando se dio el cierre de frontea, la región solo contaba con un cupo de 4.258.000 galones de combustible, por lo que, tuvieron que solicitar el aumento de este al Ministerio de Minas y Energía, destacando que, para ese año, se alcanzó la venta de alrededor de 13 millones de galones de gasolina. 

Cifras que para el 2016 empezaron a caer, pues según explica Martínez, empezó a fortalecerse nuevamente el contrabando de gasolina traída desde Venezuela. 


Más información: Registrador solicitará reconteo de votos para senado en todas las mesas del país

Pero, un negocio que, tarde que temprano terminaría derrumbándose, pues la crisis económica de Venezuela tocó a la industria petrolera, la más próspera de ese país y que hoy, según han señalado varios expertos, es incapaz de refinar gasolina. 

“Para nadie es un misterio que Norte de Santander durante más de 45 años se surtió en un 80% de combustible venezolano que era el que suplía lo que faltaba, pero después en el 2020, antes de empezar la pandemia, empezamos a ver un fenómeno que nos llamó mucho la atención: colas de taxistas tanqueando en las estaciones, pues siempre tanqueaban en pimpinas. Empezamos a decir, algo está pasando, entonces no solo llegaban taxistas, sino mucha gente que nunca había ido a las estaciones y empezamos a evidenciar que el contrabando proveniente de Venezuela estaba prácticamente acabado”, agregó la directora ejecutiva de Asesnort. 

Fue así como las estaciones de servicio de la región, especialmente de Cúcuta y de su área metropolitana se empezaron a beneficiar, ya que los conductores de vehículos y motocicletas se vieron obligados, sí o sí, a comprar gasolina con precio nacional, dejando en evidencia que ni las estaciones ni el cupo asignado para la zona de frontera eran suficientes. 


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Ahí las dinámicas empezaron a cambiar: creación de nuevas estaciones de servicio y aumento del cupo. 

Image
Estaciones de servicios en Norte de Santander

 

Empezó el negocio 

A finales de 2019, Norte de Santander contaba con un cupo mensual de 11 millones de galones de combustible excluido del IVA y exentos del arancel e impuesto nacional, cupo que aumentó para este 2022, donde se cuenta con 12,7 millones de galones. 


Le puede interesar: Autoridades advierten que cazar tiburones es un delito

De acuerdo con el Ministerio de Minas y Energía y el Sistema de Información de Combustibles (SICOM), a corte del 09 de marzo de 2022, el departamento de Norte de Santander tenía registradas 204 estaciones de servicio, distribuidas de la siguiente forma: Cúcuta y su área metropolitana la que más tiene (83), Ocaña (35), Ábrego (23), La Esperanza (9), Pamplona (8), Tibú (6), Toledo (5), El Carmen (5), Convención (4), Teorama (3), San Calixto (3), La Playa (3), El Tarra (3), Cáchira (3), Bucarasica (2), Chinácota (2), Hacarí (2), Sardinata (2), Bochalema (1), Durania (1) y Ragonvalia (1). 

Muchos han sido los comentarios sobre la “construcción masiva” de nuevas estaciones de servicio, especialmente en la capital nortesantandereana y su área metropolitana. 

Mientras algunos consideran que ya hay suficientes estaciones de servicio, otros creen que aún faltan muchas más. 


Lea además: Entró hasta el cuarto y disparó 16 veces a una pareja

“El crecimiento es que la gente mira qué negocios están en auge, si se están haciendo estaciones de servicio, pues la gente invierte, porque en Colombia se permite la libre empresa”, mencionó la directora ejecutiva de Asesnort. 

Martínez señaló que, para abril, se esperan que entren en funcionamiento alrededor de 25 nuevas estaciones de servicio para todo el departamento, destacando que el cupo no aumentará, sino que será redistribuido, es decir, “se les quita a unas para darle a otras”. 

Actualmente, Cúcuta y su área metropolitana tienen asignado un volumen máximo de 8.530.429 galones de gasolina exceptuado de impuestos, le sigue Ocaña con 1.105.349 galones, La Esperanza con 615.875, Pamplona con 509.435, Tibú con 364.483 y El Carmen con 207.035. 


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

En las demás estaciones, los cupos están distribuidos con volúmenes que van desde los 10 mil galones hasta los 155 mil. 

La representante de Asesnort indicó que, las nuevas estaciones de servicio en la región deben verse como una gran oportunidad para fortalecer el empleo formal y la igualdad de género, pues se están empleando a muchas mujeres. 

Image
Cupo de estaciones de combustible

 

Dinamizar la economía 

Jhon Leonardo Olivares Rivera, secretario de Gestión Minero Energética Sostenible de Norte de Santander, indicó que, aunque resulta llamativo ver cómo ha crecido el negocio de las estaciones de servicio en el departamento, aún estamos muy por debajo del número de estaciones que realmente deberíamos tener. 


Lea aquí: En Norte de Santander: ¿EPS están preparadas para recibir pacientes Medimás?

“Las filas en las estaciones de servicio se daban por dos razones, una, por la ansiedad de las personas de que la gasolina no iba a alcanzar, entonces se iban a hacer compras nerviosas y llegaban los primeros días de cada mes a abastecerse de gasolina y la segunda, la insuficiencia de estaciones para atender la demanda del cupo”, precisó Olivares. 

El funcionario señaló que, hace 5 años, solo existían alrededor de 30 o 35 estaciones de servicio, destacando que fue el cierre de frontera el que obligó a los nortesantandereanos a formalizarse en las estaciones de servicio de la región y por eso han crecido rápidamente. 

“Con las estaciones de servicio se pueden estar generando entre 5 y 10 empleos, podemos estar hablando de unos 3.000 empleos para la región y la gente puede tener un ingreso digno, con todas las prestaciones de ley. Los grandes mayoristas que antes se desempeñaban como “pimpineros” ahora tienen un negocio formal”, añadió Olivares. 


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

El secretario sostuvo que, a finales del 2021, en Norte de Santander se consumieron cerca de 17,5 millones de galones de combustible, mencionando que, con el aumento del cupo para este año, el departamento debe sentirse plenamente abastecido. 

La Opinión consultó al gremio empresarial de la región, quienes indicaron que, para el sector es sumamente importante contar con gasolina, por lo que el auge de las estaciones de servicio es fundamental para Norte de Santander. 

Precisaron que, en medio de una ciudad informal como Cúcuta, contar con este tipo de negocios es valioso, ya que generan empleos, desarrollo inmobiliario, pagan impuestos, y, además, agregan a valor a ciertas zonas. 


Lea también: Camiones cargados de contrabando dañan puente de San Antonio

Frente a la posibilidad de que se pueda reabrir la frontera comercialmente en algún momento, los empresarios consideran que, esto traería mayor crecimiento para las estaciones de servicio de la región, pues los vehículos venezolanos consumirían gasolina colombiana, teniendo en cuenta que Venezuela ya no cuenta con las mismas capacidades de producción y de refinación del combustible, y en la medida en que se vaya recuperando, de igual forma, ya no podría seguir “regalando la gasolina” con precios bajos.   

Image
Venta en galones de combustible

 

Polémica por nuevas estaciones de servicio 

En los últimos meses, una de las mayores polémicas ha estado centrada en la construcción de una nueva estación de servicio en el antiguo “Pueblito Pepsi” ubicado en el sector de La Riviera sobre la Avenida Libertadores. 


Le puede interesar: En El Contento quemaron el tercer taxi, en lo corrido de 2022

Un sitio turístico y comercial que durante años fue el epicentro de encuentro para muchos cucuteños que llegaban hasta allí para disfrutar de un rato en familia, de amigos o en pareja. 

Para muchos, esta estación de servicio representa un peligro, pues está ubicada cerca a zonas residenciales y comerciales, a un colegio y a una iglesia, por lo que, La Opinión conoció que, en el mes de enero, algunos habitantes del sector radicaron un derecho de petición a la administración municipal para anular la licencia de construcción, pero, al parecer, dicha acción legal no prosperó. 

“La gente pelea porque se va a construir en medio de esta vía y barrios importantes como Colsag y La Riviera, pero no se dan cuenta que eso es progreso para Cúcuta. Vemos a diario estaciones de servicio en medio de barrios como en la Urbanización Tasajero, en Prados del Este, en Pinar del Río y nadie dice nada, entonces que dejen trabajar tranquilos”, dijo Maritza Solano, residente en el sector de La Riviera. 

Para Solano, la estación de servicio que se está construyendo representa una oportunidad para toda la ciudad, teniendo en cuenta que estará ubicada sobre una de las vías más transitadas de Cúcuta. 


Entérese: Diez millones de personas han huido de sus hogares en Ucrania

“Si les dieron la licencia de construcción y lo que van a crear es una estación de servicio, pues se supone que cumplen con todos los requisitos, para mí, es mejor tenerla cerca que lejos. Es preferible que se invierta y que el lugar sea productivo a que se hubiera convertido en foco de inseguridad”, advirtió Yakeline Meza, otra habitante del sector. 

Quienes rechazan el proyecto aseguran que, el antiguo “Pueblito Pepsi” pudo haberse convertido en una importante zona histórica, pero nadie “hizo nada para salvar el lugar, prefirieron invertir en un negocio que no debe estar acá”, indicó Pedro Jiménez, un residente de Colsag que está en contra de esta obra. 

Image
Construcción de estación de servicio en el antiguo pueblito pepsi. / Foto: Juan Pablo Cohen / La Opinión

 

¿Quién autorizó la licencia de construcción?  

La Opinión consultó a las curadurías urbanas de la ciudad que son las encargadas de otorgar las licencias de construcción, es decir, la autorización previa para desarrollar edificaciones, áreas de circulación y zonas comunales en uno o varios predios y en donde se concretan de manera especifica los usos, edificabilidad, volumetría, accesibilidad y demás aspectos técnicos aprobados para la respectiva edificación.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Para el caso de la estación de servicio que se va a construir en el antiguo “Pueblito Pepsi”, Carlos José Martínez Velasco, curador urbano N°2 de Cúcuta, indicó que, en la zona donde se está levantando la edificación, no hay ninguna restricción. 

“Sabemos que el “Pueblito Pepsi” pertenece a la memoria histórica de la ciudad, pero yo como arquitecto no le puedo decir eso al dueño que viene a pedirme la licencia de construcción, no le puedo decir que eso no se puede desarrollar”, mencionó Martínez. 

El representante de la Curaduría Urbana N°2, señaló que, la estación de servicio sí se puede construir en este sector, pues no colinda con las zonas residenciales, iglesia o colegio, ya que estas edificaciones están separadas por una vía. 


Más información: Rusia prohíbe Facebook e Instagram por "extremismo"

Martínez sostiene que, si bien es cierto que el mayor temor de la ciudadanía es que en las estaciones de servicio se llegue a generar alguna explosión, en esta época es casi imposible, pues las tecnologías han avanzado muchísimo y todas las estaciones cuentan con unas fuertes medidas de protección y prevención.  

El curador detalló que hay que saber diferenciar a las estaciones de servicio de los centros de distribución y almacenamiento de combustible. 

“Los aislamientos que debe tener un centro de distribución a una estación de servicio son muy diferentes. Los centros de distribución deben estar a 100 metros de colegios y zonas residenciales y por eso el POT los ubica en la zona de El Escobal que es poco poblada, pero las estaciones de servicio tienen un aislamiento de solo 5 metros perimetrales después de cada andén y vía, que eso es como un antejardín”, resaltó el curador. 


Lea también: ¿Cómo deben los colegios proteger y tratar los datos personales de los menores de edad?

Martínez aseguró que este predio está habilitado por la norma, ya que no colinda con nadie y el propietario puede hacer con su predio lo que pueda en materia económica y legal. 

Image
Polémica por estaciones de servicio en Norte de Santander. / Foto: Jorge Gutiérrez / La Opinión

 

¿Cuáles son los requisitos para instalar una EDS en Colombia?

De acuerdo con el Ministerio de Minas y Energía, la distribución de combustibles líquidos derivados del petróleo a través de estaciones de servicio, por ser un servicio público, parte del principio del cumplimiento de unos requisitos mínimos que garanticen la prestación del servicio y la protección hacia el consumidor final por el desarrollo de esta actividad. 


Lea aquí: Centro Democrático pide reconteo de todos los votos

En ese orden de ideas, el Gobierno Nacional expidió el Decreto Único Reglamentario del Sector Administrativo de Minas y Energía 1073 de 2015 a través del cual estableció los requisitos, obligaciones y sanciones aplicables a los agentes de la cadena de distribución de combustibles líquidos derivados del petróleo, entre los cuales se tienen al distribuidor minorista que actúa a través de una estación de servicio automotriz o fluvial.

De acuerdo con el Artículo 2.2.1.1.2.2.3.42, las estaciones de servicio se pueden ubicar en zonas urbanas o rurales con el previo concepto de la autoridad competente, destacando que, para la instalación de tanques subterráneos que almacenen líquidos inflamables y combustibles, la citada norma señala que la distancia de cualquiera de estos tanques hasta el muro más próximo de un cimiento o pozo no debe ser inferior a un pie (0.30 m), y hasta el lindero de cualquier propiedad que pueda ser construida, no menos de 3 pies (0.90 m).

El acto administrativo mediante el cual se autorice la construcción, modificación o ampliación de una estación de servicio tendrá una vigencia de seis (6) meses, contados a partir de la fecha en la que quede en firme. Si transcurrido este término no se ha iniciado la construcción, modificación o ampliación, conforme con lo aprobado en los respectivos planos, la correspondiente autorización perderá su vigencia.


Entérese: ¿Habitantes de calle: solución o castigo?

Las estructuras de las edificaciones de las estaciones de servicio deberán construirse con materiales incombustibles. 

De igual forma, el área de las estaciones de servicio deberá estar separada de las vías públicas por andenes o aceras y zonas verdes, con el ancho y la forma exigidos por las reglamentaciones urbanísticas del municipio respectivo, además dando cumplimiento a las normas ambientales pertinentes. Las instalaciones eléctricas deberán protegerse con tubería conduit y sus accesorios ser a prueba de explosión. 

La parte superior de los tanques enterrados en una estación de servicio, no podrá estar a menos de cuarenta y cinco (45) centímetros bajo el nivel del pavimento o de sesenta (60) centímetros si no lo tiene.

 
Image

 

¿Qué dice la norma en Cúcuta?

Teniendo en cuenta el Plan de Ordenamiento Territorial de Cúcuta (POT), en su anexo 3. 5, las estaciones de servicio están incluidas en las edificaciones que pueden hacer uso del suelo de la zona urbana y/o rural. 

Pero, ¿qué es una estación de servicio? De acuerdo con el POT, estos establecimientos están destinados al almacenamiento y distribución de combustibles líquidos derivados del petróleo y/o gaseosos, excepto gas licuado del petróleo (GLP), para vehículos automotores, a través de equipos fijos (surtidores) que llenan directamente los tanques de combustible. 


Lea también: Mientras las instalan, también se roban señales de tránsito

“Pueden incluir facilidades para prestar uno o varios de los siguientes servicios: lubricación, lavado general y/o de motor, cambio y reparación de llantas, alineación y balanceo, servicio de diagnóstico, trabajos menores de mantenimiento automotor, venta de llantas, neumáticos, lubricante baterías y accesorios y demás servicios afines. En las estaciones de servicio también podrán opera minimercados, tiendas de comidas rápidas, cajeros automáticos, tiendas de videos y otros servicios afines a estos, siempre y cuando se obtengan de las autoridades competentes las autorizaciones correspondientes y se cumplan todas las normas de seguridad para cada uno de los servicios ofrecidos”, precisa el documento. 

La norma dice que toda estación de servicio deberá poseer instalaciones sanitarias apropiadas para uso exclusivo de sus trabajadores e instalaciones sanitarias independientes para uso del público, localizadas en sitios de fácil acceso y que deben conservarse en perfecto estado de limpieza y funcionamiento.

Asimismo, indica que el área de las estaciones de servicio deberá estar separada de las vías públicas por andenes o aceras y zonas verdes (antejardines mínimos de 5 metros). 
Sobre las vías donde se ubiquen estaciones de servicio deberá respetarse el andén con el ancho mínimo exigido por las normas y una zona verde de cinco metros como aislamiento lateral, posterior y anterior, a manera de deslinde perimetral. 


Puede leer: ¿Cómo adquirir un subsidio de vivienda en Colombia?

Las entradas y salidas y las estaciones de servicios se harán siguiendo el sentido de tráfico de la vía y con un ancho mínimo de 6 metros, destacando que no podrán entregar directamente el tráfico sobre las vías nacionales y vías rurales; deberán dejar una bahía cuyo ancho será de 7 metros paralela a la vía y su longitud mínima será de 60 metros.

De acuerdo con el POT, no está permitida la localización de estaciones de servicio en predios colindantes a áreas de uso dotacional e institucional, en el área de influencia determinada en el acuerdo que adopta el presente Plan.

Tampoco están permitidas a menos de cincuenta metros del eje vial de las glorietas y pasos a nivel, ni en las áreas de actividad que no se indiquen expresamente. 


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Los centros de acopio de combustibles, líquidos derivados del petróleo (gasolina sin plomo y ACPM), plantas de abastecimiento y distribución de combustible pueden instalarse sobre el sector denominado El Escobal, especialmente sobre el corredor del Anillo Vial. 

“No se permitirá la existencia de vivienda en el interior del punto de recolección de combustibles líquidos derivados del petróleo (gasolina sin plomo y ACPM). La distancia entre el lugar que se destine para el almacenamiento de los combustibles desde el punto de recolección (tanques o pimpinas) a los linderos más próximos de sitios de alta densidad poblacional, tales como escuelas, colegios, universidades, bibliotecas públicas, hospitales, clínicas, supermercados, centros comerciales, cines, teatros, coliseos, polideportivos, edificios multifamiliares y establecimientos similares, no podrá ser inferior a cien 100 metros”, indica el POT. 

El almacenamiento de los combustibles (sea en tanques o pimpinas) deberá efectuarse únicamente en recintos abiertos de fácil acceso, distanciados por lo menos diez metros de talleres, garajes u otras instalaciones que por el tráfico del público o por generación de calor puedan generar peligro.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí . 

Image
Image
Deicy Sifontes
Deicy Sifontes

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda